Estás en: Inicio > Nutrición en el deportista
 
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Bromatología. Concepto
Evolución histórica de la ciencia de los alimentos
Importancia de la Bromatología
Concepto de alimento
Clasificación de los alimentos
Importancia de los alimentos
Aditivos. Concepto
Clasificación de los aditivos alimenticios
Calidad de los alimentos  
Textura de los alimentos
Olor, sabor y aroma
Modificadores de la textura de los alimentos
El agua en los alimentos
Conservación de los alimentos

 


Nutrición en el deportista

 

Al realizar deporte conviene aumentar el consumo de proteínas, alcanzando niveles del 18%. Debe disminuirse el consumo de grasas - sobre un 8% - en la dieta. Debido a las necesidades de glucógeno del deportista, la ingesta de glucidos debe ser suficiente para mantener en los niveles adecuados el nivel de glucogeno en el individuo.

La alimentación debe realizarse varias veces al día, con alimentos ricos en hidratos de carbono o con bebidas que los contengan. Durante los períodos de reposo es conveniente ingerir bebidas hidroelectrolíticas con el fin de mantener los niveles corporales.

Debe comerse lentamente y con una buena masticación. Durante las comidas no debe beberse en cantidades altas, más bien la justa, para producir una buena digestión. Beber entre comidas es lo ideal. Desde luego vigilar el peso diariamente.

En la alimentación del deportista hay que cuidar el consumo de salsas, embutidos, bebidas alcoholicas, chocolate.

Durante el proceso de la digestion deben evitarse los esfuerzos y el ejercicio ya que de esta manera disminuimos el rendimiento muscular.

Si se va a entrenar a última hora de la mañana o de la tarde, conviene ingerir algo como galletas, dulce o un yogur unas dos horas antes de comenzar el ejercicio.

Si el partido es por la mañana a última hora hay que desayunar fuerte, unas tres horas antes del partido. Si es a primera hora de la mañana, desayuno más bien ligero pero en hidratos de carbono. Si la competicion es por la tarde hay que comer pensando en que esta debe terminar al menos tres horas de comenzar, rica esta en hidratos de carbono y proteínas.

Tras la competición es conveniente recuperar al cuerpo de agua y glucosa. mantener el balance hídrico

 

©2005 Elergonomista.com