Estás en: Inicio > Setas mortales
 
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Bromatología. Concepto
Evolución histórica de la ciencia de los alimentos
Importancia de la Bromatología
Concepto de alimento
Clasificación de los alimentos
Importancia de los alimentos
Aditivos. Concepto
Clasificación de los aditivos alimenticios
Calidad de los alimentos  
Textura de los alimentos
Olor, sabor y aroma
Modificadores de la textura de los alimentos
El agua en los alimentos
Conservación de los alimentos


Setas mortales

 

Ammanita phalloides
Contiene una decena de componentes tóxicos que se agrupan en: Sustancias de acción tóxica rápida, faloidina, falacina y falisina. Sustancias de acción tóxica lenta, mucho más benignas, amantinas alfa y beta.
Las dosis letales han sido determinados : 1,5 a 2,5 mg para la faloidina, 0,2 a 0,4 mg para la amantina. Una persona de 60 kg de peso puede morir con sólo 20 mg de estos tóxicos, esta cantidad está siempre contenida en una sola Amanita phalloides en pleno desarrollo. Estas sustancias tóxicas se fijan especialmente en el hígado, son absorbidas por los hepatocitos y reaccionan químicamente de modo irreversible con los microsomas necrosando la célula. La nutrición, la formación de la sangre se hacen imposibles, todos los demás órganos se ven afectados y en menos de una semana el paciente generalmente muere.
Entoloma lividum y Tricoloma tigrinum
Contienen, especialmente el primero, sustancias del tipo de la faloidina que dañan profundamente el hígado. Se han dado algunos casos mortales de envenenamiento por E. lividum, especialmente en Francia, ahora bien, en casi todos no hubo intervención médica. Estos hongos contienen también otros tóxicos que actúan sobre la mucosa gástrica y sirven por tanto para poner sobre aviso al afectado, permitiendo la evacuación de las vías digestivas mediante lavados gástricos y purgas salinas antes de que el veneno sea absorbido.
Gyromitra esculenta
En estado crudo produce graves fenómenos de hemólisis, que interesan al hígado y pueden producir la muerte, pero esto no impide que cocida sea consumida con toda normalidad e incluso considerada como una especie comestible óptima. La sustancia tóxica que contiene es la giromitrina que es un compuesto volátil y por tanto se separa del hongo por desecamiento, mientras que hirviéndolo no siempre se elimina de modo completo: los residuos que quedan pueden dar lugar a intoxicación en caso de consumo en grandes cantidades o de ingestiones repetidas en cortos intervalos.
Cortinarius orellanus
Este hongo ha causado varias muertes en Polonia en los años 50, se trata de un veneno que actúa varios días después de la ingestión, afectando principalmente a los riñones y en el hígado, en los que provoca formas gravísimas de necrosis tóxica. El principio tóxico del C. orellanus que en un principio se denominó orellanina, es en realidad una mezcla compleja de, al menos, 10 sustancias activas, las tres principales son polipéptidos de 8 ó 9 aminoácidos.

Otros hongos tóxicos

Amanita muscaria y Amanita pantherina
El envenenamiento caudado por estas Amanitas, muy similares entre sí, es muy diferente al causado por A. Phalloides. Causan síndrome neurotrópico ya que afecta al sistema nervioso, periférico o central. Se denomina síndrome micoatropínico. Aunque contienen muscarina, este tóxico se encuentra en pequeña cantidad (es más abundante en algunos Inocybe y Clytocybe), por lo que no puede ser la responsable de los efectos tóxicos. Contienen también alcaloides del tropano, ácido iboténico, muscimol, muscazone, etc
Esta intoxicación no es en general muy peligrosa y si es bien tratada cura en pocos días sin dejar secuelas apreciables.
Con especto a su toxicología que dan por resolver algunos aspectos:

Efectos gastro-entéricos: diarrea, vómitos, dolor abdominal.
Efectos nerviosos parasimpáticomiméticos: bajada de tensión, bradicardia, salivación, sudoración, miosis (contracción de la pupila), trastornos de la vista, etc
Efectos nerviosos simpático miméticos: subida de la tensión, taquicardia, inhibición de las glándulas salivares y sudoríparas, midriasis (dilatación de la pupila), cese de la motilidad gastrointestinal, etc.
Efectos nerviosos centrales: excitación motora, delirios, cefelea, vértigo, furor, euforia, embriaguez, visiones, alucinaciones, sueño profundo, etc.
En ocasiones prevalecen algunos de estos síntomas con exclusión de los demás, en otraslos efectos antagónicos se suceden en breves intervalos de tiempo o incluso se superponen, de ahí las dificultades para la terapia.
Los síntomas generalmente surgen al poco tiempo (2 horas) de la ingestión, primero los gastroentéricos y luego los nerviosos.

Inocybe fastigata, Inocybe geophilla, Clitocybe dealbata, Clitocybe ribulosa y Clitocybe cerrusata
Contienen muscarina, con un periodo de incubación de 15 minutos a 4 horas provocan el síndrome sudorífero consistente en sudores, diarrea, miosis, bronco constricción y bajada de la presión arterial que tiene una duración de varias horas.
Pleurotus olearius
Vive sobre troncos de olivo, encina y castaño, tiene efectos hepatotóxicos, posee una pequeña cantidad de muscarina.
Lepiota helveola
Es capaz de provocar envenenamientos bastante graves, aunque raros
Agaricus esp.
Agaricus de esporas ocres poseen susstancias hepatotóxicas, se trata, sin embargo, de especies pequeñas cuyas dimensiones no las hacen muy buscadas.
Boletus satanas, Russula emetica, Tricholoma pardinum, Ramaria formosa y Ramaria pallida
Provocan el sídrome resinoide con diarreas persistentes, el periodo de incubación es de 1 a 6 horas y puede provocar lesiones hepáticas y desórdenes electrolíticos.
Coprinus atramentarius
Puede dar lugar a síntomas alérgicos, urticarias y bajada de la presión arterial si se consume conjuntamente con alcohol (efecto antabus) que aparece inmediatamente después de ingerir el alcohol, se presenta en accesos de varios minutos y perdura 24 a 36 horas. El único tratamiento es la supresión del alcohol durante 48 horas.
Lactarius torminosus
Provoca trastornos de carácter acroresinoides y se le llama promotor de cólicos porque actúa sobre el aparato digestivo. En algunas regiones de Europa oriental se consume después de ser sometido a fermentación láctica espontánea, conservados en barriles.

 

©2005 Elergonomista.com