Estás en: Inicio > Organos linfáticos
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Historia de la Biología
El origen de la vida
Diversidad de los seres vivos
Mecanismos de la evolución
Conducta
Ecología
Genética
Histología animal
Tejido hemático  
Citoplasma


Organos linfáticos

 

En conjunto forman el sistema linfático
La arteriola se abre en el capilar con un extremo arterial y con un extremo venoso que junto al nacimiento de la vénula va a salir al vaso linfático.
El líquido que contienen los vasos linfáticos es la linfa, tiene prácticamente la misma composición que el plasma pero con menos proteínas, estos vasos presentan la peculiaridad de que adquieren el aspecto de cuentas de rosario, denominándose ganglios linfáticos donde se encuentra el tejido linfoide formado por linfocitos T y B y por macrófagos.
Su finalidad es filtrar toda la linfa y eliminar todo agente extraño.
Estos ganglios linfáticos van a ser más abundantes y de mayor tamaño en la ingle, la axila, en la cadena cervical lateral (en el cuello), después hay grupos menores como en las extremidades.
Se van a encontrar situados por debajo de todos los epitelios ya sea piel o mucosa. Su función es filtrar todo aquello que llega a esta mucosa.
Los conductos linfáticos principales son dos: conducto linfático derecho e izquierdo (es decir que todos los conductillos desembocan en dos conductos linfáticos) que van a desembocar en las respectivas venas subclavias derecha e izquierda. El conducto linfático izquierdo es el que recoge la mayor parte de la linfa corporal, va a limpiar toda la linfa de miembros inferiores, zona pélvica, hemiabdomen izquierdo, hemicráneo izquierdo y la extremidad superior izquierda. El conducto torácico derecho recoge la linfa en el miembro derecho, hemiabdomen, hemotórax y hemicráneo derecho.
La linfa recogida a nivel abdominal va a confluir en un engrosamiento linfático llamado cisterna de Pecquet o cisterna del quilo, la linfa intestinal es más espesa por contener más triglicéridos llamados quilomicrones, desde ahí va a ir a la cisterna del quilo o de Pecquet y desde ahí asciende por el conducto linfático izquierdo, para desembocar en la vena subclavia izquierda.
El movimiento de la linfa hacia el corazón va a depender en gran parte de los movimientos musculares (estriado o liso). La inflamación de ganglios linfáticos es la adenitis.
Siempre que hay una infección se inflaman los ganglios linfáticos porque tienen que depurar más linfa.

©2005 Elergonomista.com