Preparando la Selectividad

Biología

   
Recomendación
Inicio > Autofagia

Son orgánulos rodeados por una membrana; se caracterizan por contener enzimas que permiten a la célula digerir materiales procedentes tanto del medio interno como del medio externo. Estos enzimas son hidrolasas, es decir, provocan la hidrólisis de distintos tipos de enlaces (glucosídicos, peptídicos, éster, etc).

Puesto que las enzimas de los lisosomas sólo actúan en medio ácido, la membrana que los rodea contiene una proteína transportadora que usa la E del ATP para bombear iones H+ hacia el interior del lisosoma, manteniendo el pH en torno a 5, que es el pH óptimo para la actividad de estas enzimas. El hecho de que las enzimas lisosómicas requieran un pH ácido para actuar, protege al citoplasma, cuyo pH es neutro (7-7,3), contra las degradaciones que se podrían producir en caso de que la membrana de los lisosomas se rompiera.

Se diferencian 2 tipos de lisosomas:

- Lisosomas primarios, sólo contienen hidrolasas en su interior y se forman por acción del R. E. y del Complejo de Golgi, como hemos visto anteriormente.

- Lisosomas secundarios, resultan de la fusión de los lisosomas primarios con vacuolas que contienen materiales que van a ser digeridos.

Lisosomas

Funciones de los lisosomas

Gracias a los enzimas hidrolíticos que contienen, los lisosomas permiten a las células digerir diversos materiales. Esta digestión puede ser:

- extracelular, si los lisosomas primarios por exocitosis vierten sus enzimas fuera de la célula, degradando materiales situados en sus proximidades; este es el sistema que usan, por ejemplo, los hongos para alimentarse.

- intracelular, si la digestión ocurre en el interior de los lisosomas secundarios; según la procedencia del material digerido, se distinguen 2 modalidades de digestión intracelular: la autofagia y la heterofagia.

 

 

  2010 Elergonomista.com