Preparando la Selectividad

Biología

   
Recomendación
Inicio > El interferon

Las células infectadas por un virus sintetizan y liberan unas proteínas, conocidas con el nombre de interferón, que impiden que la infección se propague. El interferón lleva a cabo tres acciones básicas:
- impide la replicación del virus en células que aún no han sido infectadas. El interferón liberado se une a receptores de la membrana celular, lo que constituye una señal para la síntesis de unas enzimas llamadas proteínas antivíricas, que evitan la replicación del virus.
- activa a las células asesinas naturales o células NK, capaces de reconocer y eliminar, no sólo a las células cancerosas, sino también a las células infectadas por virus.
- activa a las a los macrófagos y a los linfocitos B para que actúen contra el virus.
El interferón actúa, pues, en dos niveles: por un lado, evita la replicación vírica en células aún sanas y, por otro, favorece la destrucción de las
células ya infectadas.
Es característica del interferón la acción protectora frente a todos los virus que pueden infectar a los organismos de una determinada especie. Sin
embargo, no tiene acción protectora en los individuos de otra especie. Su especificidad, por tanto, se manifiesta a nivel de organismo invadido, no de virus.
Mediante la técnica del ADN recombinante se ha podido obtener interferón humano, que actualmente se aplica con algunos resultados satisfactorios en el tratamiento del herpes, algunas hepatitis crónicas y ciertos tipos de leucemias.

Más información:

Fármacos que alteran el estado nutricional

Hepatitis

 

  2010 Elergonomista.com