Preparando la Selectividad

Biología

   
Recomendación
Inicio > Enfermedades autoinmunes

Como ya hemos visto, el sistema inmunitario (S.I.) normalmente es capaz de diferenciar las moléculas extrañas de las que son propias del organismo: rechaza las primeras pero no actúa contra las segundas. La tolerancia inmunológica se cree que es consecuencia de que, durante el proceso de maduración de los linfocitos, aquellos que pueden reaccionar con las células del organismo son eliminados.
Sin embargo, en ciertos casos el S.I. ataca a las células propias, dando lugar a un proceso autodestructivo conocido como autoinmunidad; como consecuencia se originan trastornos en el organismo que se conocen como enfermedades autoinmunes, de desarrollo lento pero progresivo.
Se cree que este fallo del S.I. puede tener varias causas, entre las que se encuentran :
- cambios en las moléculas del CMH, que impiden que el S.I. reconozca como propias a algunas células del organismo; pueden ser debidos a mutaciones, a radiaciones u.v, a agentes químicos, etc..
- aparición de antígenos extraños, de estructura similar a las moléculas del CMH; las reacciones inmunitarias desencadenadas por estos antígenos extraños, no sólo van actuar contra éstos, sino también contra las células del organismo portadoras de moléculas CMH similares. Por esta razón, hay enfermedades autoinmunes que aparecen después de una infección.
- contacto del S.I. con células que previamente no han sido reconocidas como propias, por encontrarse fuera de su alcance, como es el caso de las células del cristalino del ojo, algunas células del cerebro, los espematozoides, etc.. Como consecuencia de una lesión, estas células pueden quedar expuestas al contacto con los linfocitos, que reaccionarán contra ellas.
Son ejemplos de enfermedades autoinmunes:
• Esclerosis múltiple: el S.I. destruye la vaina de mielina de las fibras nerviosas; se produce pérdida de la sensibilidad y movilidad.
• Artritis reumatoide: el S.I. reacciona contra células de las articulaciones, lo que da lugar a la inflamación crónica de las mismas, sobre todo en las extremidades.
• Diabetes juvenil: se debe a que el S.I. destruye las células pancreáticas productoras de la hormona insulina; como consecuencia, la persona necesita inyecciones periódicas de esta hormona.

Más información:

Inmunología clínica

Enfermedades inmunológicas

Patología del sistema inmune

Inmunopatología

 

  2010 Elergonomista.com