Preparando la Selectividad

Biología

   
Recomendación
Inicio > Histocompatibilidad

Los responsables de este fenómeno son las moléculas del Complejo Mayor de Histocompatibilidad (CMH) que como ya hemos visto están presentes en la M.P. de todas las células eucarióticas; representan el “DNI celular”ya que son distintas para cada organismo, por lo que permiten que el S.I. reconozca a sus propias células, contra las que no reacciona, y distinga a las células extrañas, contra las que sí reacciona, provocando su destrucción.
Esta capacidad del S.I. es de extraodinaria importancia pues nos permite defendernos de las infecciones, pero supone un problema en los transplantes.

El rechazo en los transplantes
La Medicina actual realiza técnicas de implantes o trasplantes de órganos para sustituir a los que se deterioran. Los problemas quirúrgicos están prácticamente superados, y los fracasos de estas intervenciones suelen proceder del rechazo.
El rechazo es la respuesta inmunitaria que desarrolla el organismo receptor al reconocer las células del órgano transplantado como extrañas. El rechazo se produce siempre. a no ser que el donante y el receptor sean genéticamente idénticos (gemelos monozigóticos). Sólo en el caso del trasplante de córnea no hay rechazo, porque este tejido no tiene circulación sanguínea y no hay contacto con linfocitos.
En el rechazo se produce tanto respuesta humoral (producción de anticuerpos contra las células transplantadas), como respuesta celular (los linfocitos Tc lisan las células transplantadas); también contribuyen a esta destrucción las células NK y la actuación del sistema del complemento.
Para disminuir el riesgo del rechazo se utilizan las siguientes medidas:
- Se busca el donante más adecuado: cuanto mayor sea el parentesco entre donante y receptor, las moléculas CMH de ambos será más parecida
- Se suministran al receptor fármacos inmunodepresores, es decir, que disminuyen la acción del S.I., como es el caso de las hormonas corticoides o la ciclosporina, sustancia extraída de los hongos que tiene la ventaja de inhibir selectivamente a los linfocitos T que intervienen en el rechazo, por lo que las demás células inmunitarias pueden seguir actuando.
Las transfusiones de sangre
Considerando la sangre como un tejido cuyas células están libres en el plasma, podemos considerar una transfusión como un trasplante, en el que tienen especial importancia los antígenos que se encuentran en la superficie de los glóbulos rojos, que se conocen como sistema ABO y factor Rh.
• Sistema sanguíneo ABO
Su caracterización viene determinada por la presencia o ausencia de antígenos A y B en la superficie de los eritrocitos, y la presencia o ausencia en el plasma de anticuerpos anti-A y anti-B.
Si un individuo recibe sangre con eritrocitos que contienen un Ag diferente, los anticuerpos de su plasma provocan una reacción de aglutinación, que puede originar trombosis en el receptor.
• Factor Rh
Es otro antígeno que puede estar presente en la membrana de los eritrocitos. Su presencia determina el grupo sanguíneo Rh+, y su ausencia el Rh-. Los que tienen este último grupo, al recibir sangre Rh+, reaccionan inmunitariamente formando anticuerpos anti-Rh. Este factor está determinado genéticamente y tiene gran importancia en los embarazos, pues plantea problemas cuando la madre es Rh- y tiene un hijo Rh+.
El primer parto es normal, pero pasa sangre del feto a la madre sensibilizándola: la madre produce anticuerpos anti-Rh que permanecerán en su sangre y pueden actuar en el siguiente embarazo.
Si el segundo hijo es también Rh+, al final del embarazo, los anticuerpos anti-Rh maternos producidos en el primer parto, pasan al feto reaccionando con sus glóbulos rojos a los que destruyen, proceso conocido como eritroblastosis fetal.
Se previene la enfermedad inyectando a la madre, tres días antes del primer parto, una dosis de anticuerpos anti-Rh. Así se destruyen los eritrocitos fetales Rh+ que hayan podido pasar a la madre, antes de que ésta los sintetice y antes de que forme células de memoria. Esto hay que repetirlo siempre que el feto vuelva a ser Rh+

Más información:

Grupos sanguíneos

 

  2010 Elergonomista.com