Preparando la Selectividad

Biología

   
Recomendación
Inicio > Utilización de los microorganismos en Medicina

Mediante técnicas de Ingeniería genética, a partir de las bacterias se obtienen en este momento:
- Proteínas para el tratamiento de enfermedades humanas, como la diabetes, hemofilia y enanismo hipofisario.
- Interferón y vacunas sintéticas (hablaremos de ellos en el tema siguiente).
Otra utilización importante de los microorganismos es para la obtención de antibióticos, que son los fármacos más utilizados en el tratamiento de las
enfermedades infecciosas.
Los ANTIBIÓTICOS son sustancias producidas por hongos y bacterias, que liberan en el medio donde viven impidiendo el crecimiento de otros microorganismos o bien produciendo su muerte.
El descubrimiento de los antibióticos se debe al médico británico Alexander Fleming.
En 1929, Alexander Fleming observó que una placa de cultivo donde crecían colonias de la bacteria Staphylococcus aureus había sido contaminada con un hongo; alrededor del hongo no se observaban las manchas amarillas que identifican a las colonias de esta bacteria.
Tuvo el acierto de entender lo que este hecho significa: el hongo, un moho grisáceo similar al que se desarrolla en el pan y en el queso y que identificó como Penicillium notatum, libera al medio una sustancia que impide el crecimiento de la bacteria; a esta sustancia se le dió el nombre de penicilina.
Se tardó algo más de diez años para que otro británico, Norman Heatley, idease el método de cultivar el moho y destilar la penicilina. Las primeras experiencias demostraban que era inofensiva para el organismo humano y que conservaba todas sus propiedades aún disuelta millares de veces
Durante bastantes años, Fleming creyó que su descubrimiento tenía un interés exclusivamente científico. Sin embargo, en la Segunda Guerra Mundial, cuando hubo una urgente necesidad de curar las infecciones de las heridas de guerra, se inició el uso terapéutico de la penicilina que se convirtió en un "medicamento" milagroso.
A raíz del descubrimiento de la penicilina, se aislaron más sustancias antibióticas, es decir, inhibidoras de microorganismos, producidas por otras especies de hongos y por bacterias. A principios de este siglo, las causas principales de muerte eran enfermedades infecciosas como neumonía, difteria, tuberculosis y disentería, así como las infecciones venéreas (gonorrea y sífilis), todas ellas producidas por bacterias patógenas. Actualmente, estas y otras temibles enfermedades pueden ser curadas con los antibióticos descubiertos a lo largo de este siglo.
Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus ! Modo de acción de los antibióticos Algunos antibióticos son de amplio espectro, es decir, son activos frente a una gran variedad de microorganismos, y otros son de espectro reducido, lo que significa que actúan únicamente sobre un grupo concreto de microorganismos.

La acción antimicrobiana de los antibióticos puede deberse a:
- Inhibición de la síntesis de la pared celular bacteriana. P.e., la penicilina inhibe la síntesis del peptidoglicano durante el crecimiento de la bacteria, pero no actúan sobre las Gram -. A partir de la penicilina natural, modificando su estructura química, se obtienen en la actualidad las penicilinas
semisintéticas, que tienen la ventaja de actuar sobre las Gram - ; un ejemplo es la amoxicilina.
- Alteración de la permeabilidad selectiva de la membrana plasmática. Estos antibióticos tienen también efecto sobre las células animales, por lo que se suelen administrar sólo sobre las superficiés corporales (uso tópico).
- Inhibición de la síntesis de proteínas. P.e., la eritromicina, actúa sobre los ribosomas bacterianos, alterando su funcionalidad.
- Inhibición de la síntesis de ácidos nucleicos (replicación y transcripción). Estos antibióticos suelen ser tóxicos para los animales, salvo algunos que inhiben selectivamente la ARN polimerasa de bacterias.
- Los antibióticos pueden inducir reacciones alérgicas en algunas personas; si el antibiótico que provoca la alergia puede ser reemplazado por otro que actúe sobre los mismos microorganismos, no supone un problema para la persona. Sí esto no es posible, o si se produce alaergia a varios tipos de antibiótico, es un problema importante para esa persona el tratamiento de las enfermedades infecciosas.
- El uso excesivo e inadecuado de un antibiótico supone una “selección” de las bacterias resistentes Dentro de cada especie bacteriana, siempre hay células resistentes a cada tipo de antibiótico; se debe a mutaciones en ciertos genes, lo que determina una modificación de la estructura bacteriana sobre la que actúa el antibiótico, por lo que éste pierde su efectividad sobre la bacteria. Estos genes pueden estar localizados en los
plásmidos, lo que facilita su transferencia a otras bacterias, extendiéndose así la resistencia.
El uso inadecaudo de un antibiótico supone una “selección” de las bacterias resistentes, que serán cada vez más abundantes, perdiendo efectividad el antibiótico.
Este fenómeno representa en este momento un grave problema sanitario, sobre todo en los hospitales, lo que obliga a la industria farmacéutica a buscar nuevos agentes antimicrobianos que puedan actuar sobre las bacterias resistentes a los antibióticos tradicionales.

 

  2010 Elergonomista.com