Preparando la Selectividad

Biología

   
Recomendación
Inicio > Biologia de las bacterias

NUTRICION. La razón por la que las bacterias pueden colonizar todos los ambientes se debe a que presentan todas las formas conocidas de nutrición y metabolismo.
Hay 2 grupos: las bacterias autótrofas y las bacterias heterótrofas.
BACTERIAS AUTÓTROFAS: utilizan el CO2 del aire como fuente de átomos de C para la síntesis de moléculas orgánicas, pero según la fuente de energía que utilicen se
distinguen:
- fotoautótrofas: son las bacterias que realizan la fotosíntesis, proceso en el que la luz proporciona la energía para la síntesis de compuestos orgánicos; como sabemos, la fotosíntesis bacteriana puede ser oxigénica, si libera O2, como en las Cianobacterias, o anoxigénica, si no libera O2.
- quimioautótrofas: realizan un proceso llamado quimiosíntesis, en el que la energía para la síntesis de materia orgánica procede de la oxidación de moléculas inorgánicas (H2, NH3, NO2 -, SH2, Fe2+, etc.). Un ejemplo de bacterias quimiosintéticas son las bacterias nitrificantes, pertenecientes a los géneros Nitrosomonas y Nitrobacter
• Las Nitrosomonas obtienen energía de la oxidación del NH3 a nitritos: 2NH3 + 3O2 -----------> 2NO2 - + 4H+ + 2H2O + 70 Kcal/mol
• Las Nitrobacter obtienen energía de la oxidación de los nitritos a nitratos: NO2 - + 1/2O2 ----------> NO3 - + 17 Kcal/mol
Gracias a la acción de estas bacterias, el NH3, procedente de la descomposición de cadáveres de animales y plantas o del estiércol, es convertido en nitratos; éstos son absorbidos del suelo por las plantas que los usarán como fuente de N para formar las moléculas nitrogenadas.
BACTERIAS HETERÓTROFAS: su fuente de átomos de C son compuestos orgánicos que toman del medio, pero según cómo obtengan la energía, se distinguen:
- bacterias fotoheterótrofas: obtienen energía de la luz y realizan la fotosíntesis, pero como fuente de C no usan el CO2, sino moléculas orgánicas que toman del medio.
- bacterias quimioheterótrofas: la oxidación de los compuestos orgánicos que toman del medio les proporciona a la vez energía y átomos de C. Según su régimen de vida se distinguen:
Bacterias saprofitas, viven sobre materia orgánica muerta, a la que descomponen para obtener su alimento. Desempeñan un importante papel en la naturaleza, pues gracias a ellas se liberan los bioelementos (en forma de CO2, NH3, H2S, etc) que vuelven a la atmósfera o al suelo donde serán absorbidos de nuevo por otros seres vivos.
Bacterias simbióticas, viven asociadas con otros organismos, obteniendo ambos un beneficio mutuo; p.e., las bacterias que viven en el intestino (constituyen la llamada flora intestinal): sintetizan algunas vitaminas y pueden ayudar en la digestión. Es el caso de las bacterias que digieren la celulosa y se hallan en el intestino de los rumiantes y otros animales
Bacterias parásitas, se desarrollan en el interior de animales y vegetales a los que causan un perjuicio provocando enfermedades. Por ejemplo, son debidas a la acción de bacterias enfermedades humanas como el tétanos, el botulismo, el tifus, la difteria, la salmonelosis, etc.

Independientemente del tipo de nutrición, según necesiten o no O2 en su catabolismo, se distinguen:
- bacterias aerobias: como las células superiores realizan respiración aerobia, es decir, utilizan el O2 como último aceptor de los e- al oxidar los compuestos orgánicos; como producto final liberan CO2.
- bacterias anaerobias: realizan respiración anaerobia (el último aceptor de los e- es otra molécula inorgánica distinta del O2) o bien realizan fermentación (oxidación incompleta de las moléculas orgánicas).
Para algunas bacterias anaerobias el O2 es un gas venenoso (anaerobias estrictas); otras lo usan cuando está presente, pero si falta pueden vivir sin él, degradando la materia orgánica por fermentación (anaerobias facultativas).
RELACIÓN. Muchas bacterias responden a estímulos ambientales mediante movimientos de acercamiento (si el estímulo es favorable para su supervivencia) o de alejamiento (si el estímulo es desfavorable).
Si las condiciones ambientales se vuelven muy desfavorables, por ejemplo, si falta agua u otros nutrientes, las bacterias forman endosporas: en el interior de la célula se origina una gruesa membrana que rodea al cromosoma y a una pequeña porción de citoplasma; por autolisis de la bacteria, la espora queda libre. En su interior la actividad
metabólica es mínima (estado de vida latente), puede resistir T de hasta 80ºC y soportar la acción de diversos agentes físicos y químicos. En condiciones favorables, la espora absorbe agua y se convierte en una bacteria activa. Las esporas bacterianas son, por lo t a n t o , formas de resistencia, no un modo de reproducción.

REPRODUCCION. Las bacterias se multiplican por bipartición o división binaria ; el mecanismo es el siguiente:
1. El cromosoma circular de la bacteria está unido a una invaginación de la membrana plasmática o mesosoma.
2. El cromosoma se duplica, originándose dos cromosomas iguales.
3. Se forma un nuevo mesosoma de modo que cada molécula de ADN queda unido a uno de ellos.
4. En la zona media se forma un tabique que separa las dos células hijas resultantes de la división.
5. Finalización de la tabicación y separación de las bacterias resultantes de la división

Además de este tipo de reproducción asexual, en las bacterias existen mecanismos, denominados parasexuales, mediante los cuales se intercambian fragmentos de ADN y, por tanto, información genética. Un ejemplo es la conjugación, proceso por el que una bacteria transmite a otra un plásmido, al que puede ir unido un fragmento del cromosoma bacteriano.

La reproducción bacteriana es muy rápida, de modo que, si no encuentra limitaciones, una sóla bacteria puede originar en 14 h. 250.000 bacterias idénticas.

También te puede interesar

 

 

  2010 Elergonomista.com