Estás en: Inicio > Pericarditis
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Insuficiencia circulatoria
Insuficiencia cardiaca
Edema de pulmón
Insuficiencia cardiaca crónica
Tratamiento de la insuficiencia cardiaca crónica
Fiebre reumática
Estenosis mitral
Insuficiencia mitral
Estenosis aortica  
Insuficiencia aortica
Utilidades
  Pericarditis
  Síndrome de Dressler
  Pericarditis constrictiva
  Derrame pericardico
  Taponamiento cardiaco
  Taquicadia sinusal
  Bradicardia sinusal
  Arritmia sinusal respiratoria

Pericarditis

 

Es una serosa que recubre al corazón mediante 2 hojas que se repliegan sobre sí mismas dejando dos fondos de saco. Entre ellas dejan líquido seroso. Es un órgano extracardiaco. El líquido pericárdico son 20 – 25 ml.
Escasa información sobre la formación del líquido pericárdico. Por su composición es posible que sea filtración desde el epicardio o segregado desde el endocardio.
Propiedades:

  • Posee cierta limitación o restricción fisiológica del llenado, cuando se produce sobrecarga brusca del mimo.
  • La P intrapericárdica es superior a la atmosférica y es similar a la de la aurícula derecha pero puede varia segmentariamente.
  • El pericardio “in vitro” es extensible en el eje corto pero no en el largo o longitudinal.
  • La P intrapericárdica juega un importante papel  en la P intraventricular.

Factores que modifican su fisiopatología:

  • El pericardio engrosado resiste más a la distensión que el normal.
  • Un pericardio engrosado y con aumento de líquido entre hojas provoca taponamiento con menor cantidad de líquido.
  • Puede engrosarse por: inflamaciones, irradiaciones, neoplasias, infecciones, causas idiopáticas.
  • Las dilataciones ventriculares pueden modificarse o influir en la cuantía del derrame.
  • El equilibrio hídrico influye notablemente en las repercusiones del derrame sobre la dinámica cardiaca.
  • El líquido pericárdico puede acumularse siendo clínicamente o provocando taponamiento cardiaco.

Clasificación anatomoclínica de las pericarditis:

  • Pericarditis aguda (menos de 6 semanas):
    •  Seca o fibrinosa
    • Derrame pericárdico (predomino exudación).
  • Pericarditis subaguda (6 semanas – 6 meses):
    • Con derrame: si el líquido persiste
    • Constrictiva: cicatrización
    • Adhesiva o fibrosa
  • Pericarditis crónica (más de 6 meses)

Etiología:

  • Infecciosa
  • Reumática y colagenótica
  • Metabólica
  • Hemopática
  • Neoplásica
  • Cardiopática
  • Idiopática.

Pericarditis aguda viral o idiopática
Etiopatogenia:

  • Virus: coxackie, ECHO, herpes simple, brote epidérmico.
  • Idiopática: descartar otros orígenes (TBC, etc).

Clínica:

  • Más frecuente en jóvenes
  • Generalmente precedido de cuadro catarral, febril o diarreico salvo en idiopáticas
  • Fiebre de 38 – 38,5º C
  • Dolor precordial: sordo, de intensidad moderada, continuo, aumenta con la respiración, disminuye con decúbito prono y posición genupectoral.
  • Polipnea ligera (intento subjetivo de aliviar el dolor).

Exploraciones:

  • Frote o roce pericárdico: simula frote o roce de cuero nuevo.
  • Mejor en 4º EIPI (espacio intercostal paraexternal izquierdo): en inspiración y con la membrana del fonen.
  • Sistólico, diastólico o ambos.

Exploraciones complementarias:

  • Laboratorio: poco específico.
  • ECG: espacio ST difuso (en casi todas las derivaciones) cóncavo hacia arriba. ST plano y T negativa cuando pase el tiempo queda como forma residual durante bastante tiempo.
  • Ecocardio: se ven zonas sin ecos por fuera del corazón.

La pericarditis aguda suele cursar con poco derrame.
Evolución: idiopática y viral: 10 días, salvo complicaciones.
Complicaciones:

  • Recidivas
  • Constricción (rara)
  • Taponamiento (raro)
  • En el curso de otra enfermedad: pronóstico de la misma.

Tratamiento:

    • Aspirina 2 – 4 g/día repartidos.
    • Opción si hay mala respuesta: indometacina o corticoterapia, evaluando antecedentes patológicos y etiología y también los efectos secundarios.






©2004 Elergonomista.com