Estás en: Inicio > Taquicardia paroxística
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Insuficiencia circulatoria
Insuficiencia cardiaca
Edema de pulmón
Insuficiencia cardiaca crónica
Tratamiento de la insuficiencia cardiaca crónica
Fiebre reumática
Estenosis mitral
Insuficiencia mitral
Estenosis aortica  
Insuficiencia aortica
Utilidades
  Pericarditis
  Síndrome de Dressler
  Pericarditis constrictiva
  Derrame pericardico
  Taponamiento cardiaco
  Taquicadia sinusal
  Bradicardia sinusal
  Arritmia sinusal respiratoria

Taquicardia paroxistica

 

Ritmo rápido que se originan fuera del nódulo sinusal (focos ectópicos), supra o ventriculares y que se caracterizan porque aparecen en forma de crisis con comienzo y final brusco.
Frecuencia: 150 – 220 lpm
Mecanismos: igual que los extrasístoles: reentrada y automatismo anormal.
Etiología:

  • Supraventriculares:
    • Presencia de doble vía intranodal: el nodo AV tiene dos caminos dentro y se puede producir una reentrada.
    • Vía accesoria AV
    • Enfermedad del seno
    • Cardiopatía isquémica
  • Ventriculares:
    • Cardiopatía isquémica
    • Miocardiopatías: intoxicación digitálica.

Desencadenante: presencia de extrasístoles supra o ventriculares.
Consecuencias: depende de la frecuencia y del estado del corazón. Si la frecuencia no es muy alta  es bien tolerada (150 – 160 lpm). A mejor función ventricular mejor tolerancia.
Clínica: palpitaciones de comienzo y desaparición brusca. La duración es variable. Existe taquicardia incesante: más tiempo en taquicardia que en ritmo sinusal.
Si hay disminución del GC puede aparecer signos de insuficiencia cardiaca, insuficiencia coronaria, insuficiencia circulatoria cerebral. Producen también poliuria incluso una vez han cedido a través del factor natriurético auricular.
Exploración: pulso acelerado, en las supraventriculares el número de ondas de pulso venoso y arterial es igual. En las ventriculares el número de ondas de pulso arterial es superior al venoso porque la frecuencia de los ventrículos es superior a la frecuencia de la aurícula.
Diagnóstico: ECG:

  • Supraventriculares: QRS a frecuencia aumentada, morfología normal y en general rítmicos, en relación con una onda P, varían en dependencia del sitio de taquicardia.
  • Ventriculares: QRS anchos a frecuencia aumentada, en las habituales son rítmicos, no relación con onda P (hay más QRS).

Tratamiento:
1.Supraventricular:

  • Reentrada
    • Crisis:
      • Maniobras vagales: comprimir a nivel de la carótida (masaje en seno carotídeo). 15 – 20% cede; provocar náuseas; hacer fuerza como si fuera a defecar y bruscamente hacer una descompresión (maniobra de mansalva).
      • Farmacológica:
        • Adenosina: 6–12 mg i.v. rápida. Prácticamente instantáneamente.
        • Verapamilo: 10 mg (2 ampollas) i.v. Igual de efectivo.
      • Eléctricos: choque eléctrico previa sedación, introducir electrocatéter hasta aurícula derecha y estimularla por encima de la frecuencia de la taquicardia.
    • Profilaxis:
      • Farmacológico: antiarrítmicos: amiodarona, propafenona, b-bloqueantes.
      • Electricidad: ablación cardiaca con catéter y radiofrecuencia: introducir catéter en corazón y suprimir mediante radiofrecuencia la zona responsable de la taquicardia. En reentrada 90% curación.
      • Quirúrgico: en casos muy extremos.
  • Foco automatismo: tratamiento igual, pero respuesta menor. Se le administran uno o dos fármacos que produzcan bloqueo a nivel AV ya que responden mal al tratamiento à amiodarona más digital.

2.Ventriculares:

    • Crisis:
    • Si es mal tolerada: si consciente previa sedación choque eléctrico à profilaxis farmacológica con antiarrítmicos para que no recurra à iguales fármacos que en extrasístoles ventriculares.
    • Si es mal tolerada: administración i.v. de lidocaína o procainamida. Si en pocos minutos no hacen efecto à choque eléctrico.
    • Profilaxis:
      • No tienen cardiopatía orgánica, taquicardias autolimitadas y asintomáticas o casi asintomáticas à no hay que hacer nada o si acaso b-bloqueantes. Pronóstico normal.
      • Arritmia ventricular maligna: taquicardias ventriculares que son sostenidas y sintomáticas y forman parte el flutter y la fibrilación ventricular. Además es necesario que cuando se produce no exista un factor precipitante episódico. Aparece de manera inesperada y pueden acabar con la vida del paciente.
        • Farmacológica: antiarrítmicos (pueden facilitar la producción arritmias cuando hay sustratos para ello)
        • Empírica: amiodarona o sotalol
        • TAI: se le ingresa, se le da el medicamento y se ve lo que ocurre mediante un ECG. No buen procedimiento tampoco.
        • Estudios electrofisiológicos: se le introduce el catéter se le provoca la misma arritmia que había tenido, se la quitamos, le damos un fármaco y vemos a ver si se le podemos volver a provocar.
        • Eléctrico: implante de marcapasos especial que detecta la arritmia y la suprime o bien estimulando o darle un choque eléctrico. No es curativo pero es el que mejor resultado tiene.
        • Quirúrgico: prácticamente no se usa. Lo que se hace es suprimir mediante cirugía la zona responsable de la arritmia.






©2004 Elergonomista.com