Estás en: Inicio > Augusto
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Introducción
Conceptos generales
Roma primitiva
República romana
Augusto y la instauración de poderes.
El derecho arcaico
Jurisprudencia. Concepto
La ley
El edicto del pretor  
Derecho posclásico
Compilación justinianea
La persona
Status libertatitis
La familia romana


Augusto

 

Asesinado César en el 44 a.C., el poder se otorga por plebiscito a un triunvirato formado por Marco Antonio, Octavio Augusto y Lépido. Este último renuncia pasado unos años y Marco Antonio se enfrenta a Octavio al mando del ejército de occidente que le derrota en la batalla de Actium el 31 a.C.

El 13 de enero del 27 a.C. Augusto renuncia a todos sus poderes y cargos y manifiesta su intención de restaurar la tradición republicana, pero el Senado no acepta su renuncia y le ratifica en su posición política, concediéndole más poderes y honores:

- El título de pater patriae.
- El título de Augusto, que hace referencia al augurado y que sea lo que hace decir a Augusto que a partir del 27 a.C. no tuvo mayor potestas que los demás magistrados.
- Le dotan de imperium durante 10 años sobre las provincias no pacificadas.
- El título de Princeps Senatus, considerado como el mayor prestigio del Senado.
- La tribunicia potestas.
- El imperium proconsulare maius et infinitum sobre todas las provincias del Estado.

Se configura una nueva fórmula política que se conoce como “principado”, donde hay una persona que el primero y está a la cabeza del Estado. Augusto se considera el ciudadano con mayor poder. Así fue el político que institucionalizó la desaparición de la democracia republicana y relegó alas asambleas populares como protagonistas de la actividad física. La historiografía de la época está dividida entre historiadores favorables y también contarios al nuevo régimen.


El problema sucesorio

Formalmente se impuso la apariencia del reconocimiento que las asambleas y el senado prestaban a cada nuevo príncipe gobernante. Pero se trataba de una apariencia formal ya que las asambleas populares dejan de reunirse en el curso del s. I y el protagonismo político es asumido por el príncipe, el senado y el ejército. La idea de transmisión dinástica del poder no es aceptada en el principado. En la designación del nuevo príncipe juegan un papel especial:

- El gobernante en el poder que al tener carácter vitalicio asociaba a su persona e inviste de poderes a quien él considera que puede sucederle.
- El senado, apoyando a un candidato.
- El ejército.

Cuatro dinastías monopolizan los más de dos siglos y medio de la nueva etapa:

- Julio Claudios.
- Flavios.
- Antonimos
- Severos 19

Augusto propone como sucesor a Tiberio, casado con su hija Livia. Éste gobierna con el concurso de magistrados, senado y asambleas. A su muerte le suceden una serie de que o bien son asesinados o se suicidan. En el 69 Vespasiano es proclamado príncipe por el ejército y ratificado por el senado y la asamblea. A Vespasiano le suceden Tito y Domiciano. En el 96, Nerva es proclamado príncipe, apoyado por el senado, y comienza la dinastía de los Antónimos. En esta dinastía descascan dos príncipes nacidos en Itálica; Tejano y Adriano. A Adriano le suceden Aurelio y Cómodo. A la muerte de éste comienza la dinastía de los Severos que son nombrados por el ejército que están en el poder hasta el año 235.


Del principado al imperio absoluto

Surge en el período llamado Bajo imperio o Monarquía absoluta que comienza con el final de la anarquía militar durante la cual el ejército se convierte en el protagonista de la vida política. El acceso al poder de Dioclesiano supone el fin de la anarquía militar, y le comienzo de una nueva etapa en la que todo el poder recae en el dominus o emperador.

El imperio se divide en dos partes que consolidan:

a) Carácter administrativo. Constantino traslada al capital a Bizancio, que en su honor pasa a denominar Constantinopla
b) Carácter político. En el 395 el emperador divide el imperio entre sus dos hijos. El imperio de Occidente cae en el 476 en poder de los bárbaros y el de Oriente resiste hasta 1453 en que Constantinopla es invadida por los turcos.

Los rasgos del Bajo Imperio son los elementos jurídico-políticos con los que la monarquía de la Edad Moderna construye el Estado Absoluto. Estos elementos son:

a) Absolutismo. Poder omnímodo e ilimitado del monarca para dictar leyes sin estar él vinculado de su cumplimiento. Constantino promulgó leyes generales con exposiciones de motivos, al igual que los monarcas absolutos siglos después.
b) Fundamentación sobrenatural del poder. Un poder absoluto busca una fundamentación teocrática.
c) Militarismo. Con Dioclesiano el ejército se convierte en pilar básico del Estado.
d) Sustitución del liberalismo republicano y clásico por el intervencionismo estatal. Por edicto se establece una largísimo lista de precios de bienes y servicios, fijándose la pena de muerte para los infractores. Los oficios se hacen hereditarios.
e) Amplia burocracia rígidamente jerarquizada.
f) Presión fiscal voraz y casi confiscatoria.
g) Influencia del estilo de vida oriental en el lujo, la pomposa ampulosidad, la separación entre gobernantes y gobernados y la sacralización del poder.
h) Conversión de los ciudadanos en súbditos.


El imperio Justiniano

Justiniano es llamado a la corte de Bizancio por su tío el emperador Justino, al que sucede en el año 528. Justiniano se siente heredero de la grandeza y de la gloria del imperio romano y aspira a la unidad del antiguo imperio en los planos político, territorial, legislativo y religioso.

Plano político

Emprende la reconquista del antiguo territorio del imperio romano que recuperan de los vándalos el norte de África, Córcega y Cerdeña, de los ostrogodos Italia, y de los visigodos la parte sudeste de la Península Ibérica hasta lograr la entrada en Roma. Pero el ejército es insuficiente para el imponente fin perseguido, por lo que es derrotado por los persas y acaba retirándose del Occidente europeo.

Plano religioso

a) Occidente. El obispo de Roma se siente heredero del Pontificado del apóstol Pedro y tiene pretensiones de poder espiritual extendido a todo el orbe.
b) Oriente. El poder del emperador es a la vez temporal y espiritual. El patriarca de Constantinopla es una especie de ministro para el culto religioso, dependiente del emperador.

Justiniano pretende imponer por la fuerza el cristianismo ortodoxo a sus súbditos. El dogmatismo religioso le lleva a intervenir en cuestiones de derecho eclesiástico y limitar la capacidad de obrar e incluso a perseguir a herejes y judíos. La política se había sacralizado. El arzobispo de Constantinopla se encuentra sometido a la supremacía del romano pontífice. La relación entre le Papa y el emperador no obsta par que éste no acate determinadas disposiciones del Obispo de Roma o intervenga en materias de naturaleza teológica.

 

©2005 Elergonomista.com