Estás en: Inicio > Locatio conductio
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Introducción
Conceptos generales
Roma primitiva
República romana
Augusto y la instauración de poderes.
El derecho arcaico
Jurisprudencia. Concepto
La ley
El edicto del pretor  
Derecho posclásico
Compilación justinianea
La persona
Status libertatitis
La familia romana


Locatio conductio

 

Concepto

Es un contrato consensual, bilateral perfecto y de buena fe por el que una persona se obliga a ceder a otra el uso de una cosa o a realizar una obra o a prestar unos servicios a cambio de un precio convenido que se llama canon o merced. Se deduce la exitenica de tres clases de locatio conductio:

- Locatio conductio rei o arrendamiento de cosa.
- Locatio conductio operis o arrendamiento de obra.
- Locatio conductio operarum o arrendamiento de servicios.

Elementos personales

- Locator.
- Conductor.

Su posición es diferente en los tres tipos de arrendamiento:

- En la locatio conductio rei el locator es el arrendador; el que percibe el precio y el conductor es el arrendatario; el que recibe la cosa y paga el precio.
- En la locatio conductio operis el locator entrega la cosa o los materiales y paga el precio y el conductor trabaja la cosa o los materiales y recibe el precio.
- En la locatio conductio operarum el locator es el trabajador que pone su trabajo a disposición y recibe el salario y el conductor es el arrendatario y paga el salario.

Elementos reales

Son la cosa y el precio.

- En la locatio conductio rei esa cosa puede ser mueble o inmueble.
- En la locatio conductio operis la cosa es la obra.
- En la locatio conductio operarum la cosa es el trabajo.

En los precios en los tres normalmente es en dinero.


Tipos

Locatio conductio rei

Es el contrato por el que una persona llamada locator, se obliga a ceder el uso y disfrute de una cosa a otra, llamada conductor a cambio de un precio cierto.

La cosa puede ser de cualquier clase con tal de que no sea consumible. Si es inmueble, se puede tratar de un arrendamiento rústico o urbano. El precio tiene que ser verdadero y cierto excepto en un caso que es la llamada coloni partiaria. En este caso el precio lo constituye una cuota de los frutos del fundo.

Obligaciones del locator:

1. Poner la cosa a diposición del conductor y permtirle su uso y disfrute. Si resulta imposible esto, por parte del locator surge para él la obligación de indemnizar por daños y perjuicios ocasionados.
2. Hacer las reparaciones necesarias para la conservación de la cosa de manera que pueda servir para su destino específico.
3. Reembolsar al conductor los gastos necesarios en la cosa.
4. Soportar el periculum por la pérdida de la cosa o de los frutos por fuerza mayor.

Obligaciones del conductor:

1. Pagar la renta o el precio convenido. El conductor se podía librar de ese pago cuando por circunstancias de fuerza mayor no pudiese utilizar la cosa y los emperadores romanos establecieron una rebaja de renta en los arrendameitnos de finca rústicas en los años de mala cosnecha. Esa rebaja se compensaba en los años de cosecha abundante.
2. Usar la cosa de acuerdo con su naturaleza y destino.
3. Restituir la cosa al término del contrato. Cuando se había señalado un término de duración de ese contrato, éste finalizaba cuando llegaba la fecha convenida pero se admitió la relocatio tacita y en virtud de ésta se prolongaba el plazo cuando el arrendador no se oponía a ella. Esa prolongación del contrato era de un año en las fincas rústicas y en las fincas urbanas no tenía una duración deteminada.

Causas de extinción:

1. La llegada del plazo establecido.
2. La falta de pago de la renta durante dos años.
3. Por el abuso o deterioro de la cosa.
4. La necesidad del locator; si éste necesita la cosa para él, se extingue.
5. Renuncia del locator o del conductor cuando no se estableció un plazo.
6. El retraso del locator en la entrega de la cosa.
7. Por defecto de la cosa que impida el uso por el que fue arrendada.

La locatio conductio no termina por muerte de una de las partes a no ser que el locator estableciera un plazo de tiempo y durante ese plazo se muriera. Tampoco se extingue por la venta de la cosa.

Locatio conductio operis

Es un contrato po el que una persona, llamada conductor, se obliga a realizar una obra para otra, llamada locator, a cambio de un precio. Lo importante en este contrato no es el trabajo realizido sino el resultado que se obtiene. Presupuesto de este contrato es que la obra se llevase a cabo por materiales suministrados por el que la encarga.

Obligaciones del locator:

1. Pagar el precio convenido por la obra y si no hay pacto en contrario, ese precio se entregará a la terminación de la obra.
2. Entregar la cosa o los materiales para su realización.
3. Soportar el periculum de pérdida de la cosa por fuerza mayor.
4. Pagar los daños y perjuicios que se le ocasionan al conductor por las cosas o materiales que le entrega.

Obligaciones del conductor:

1. Realizar la obra convenida en el tiempo establecido y de esta obligación sólo puede liberarse en caso de fuerza mayor. En pirncipio no está obligado a realizar esa obra por sí mismo a no ser que haya sido contratado por sus aptitudes personales. Para realizarla se puede contratar los servicios de terceras peronas; puede contratar un subarreindo de trabajo pero en ese caso responde de la impericia de esas personas.
2. Reponde por custodia enl os casos del tintero y del sastre según las fuentes romanas.
3. Cuando muere el conductor no se extingue el contrato a no ser que se le haya contratado por sus cualidades técnicas. El objeto de este contrato puede ser: construcción, reparacióno incluso elaboración de una obra artística.

Locatio conductio operarum

Es un contrato por el que una persona llamada locator se obliga a una determinada actividad a favor de otra persona llamada conductor a cambio de una remuneración llamada solario. Lo fundamental en este contrato es la actividad, no el resultado.

El locator tenía como obligación realizar cuidadosamente el trabajo para el que fue contratado y además de manera personal mientras el conductor tenía que pagar el salario acordado aunque la prestación sea imposible por causa ajena al locator.

Este contrato se extingue por muerte del locator porque se trata de un compromiso personal pero no se extingue por la muerte del conductor sino que se transmite a sus herederos.

Acciones

a) Actio locati. A favor del locator.
b) Actio conducti. A favor del conductor.


©2005 Elergonomista.com