Estás en: Inicio > Empresas usuarias: Organización de la prevención
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


 


Empresas usuarias: Organización de la prevención

 

La integración de la prevención en todos los niveles jerárquicos de la empresa aparece recogido como la obligación básica en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. A tal efecto se considera como instrumentos esenciales de dicha integración la evaluación de riesgos, el plan preventivo y la planificación de la prevención. Por otro lado, la Ley recoge la obligación de garantizar un mismo nivel de protección de los trabajadores cedidos respecto a los trabajadores de plantilla de la empresa usuaria. (artículo 28 LPR).

Por esto habrá de tenerse en cuenta:

a) Si se ha efectuado la Evaluación de riesgos, incluidos los puestos de trabajo a que estén incorporados dichos trabajadores, y en su caso, su revisión, teniendo en cuenta que dichos riesgos han podido verse agravados o modificados por la falta de experiencia o permanencia del trabajador en la empresa u otras circunstancias o condiciones profesionales de los trabajadores cedidos, así como el mero hecho del aumento de personal ocupado.

b) Si en la elaboración o revisión del plan preventivo y en la planificación de las medidas preventivas se ha tenido en cuenta la incorporación de dichos trabajadores en cuanto probablemente necesitarán una adaptación de la estructura organizativa y del staff o linea de mandos, de las prácticas y de los recursos materiales y humanos, recursos preventivos, para la ejecución de dicho plan.

En todo caso no es suficiente la practica habitual de incluir en el Plan preventivo una mera ficha donde se relacione a los trabajadores cedidos.

El artículo 4.3 del Real decreto 219/99 establece la obligación de información a la empresa usuaria respecto a su servicio de prevención, en su caso, a los trabajadores designados. La ratio de dicha información debe encontrarse en las propias funciones del servicio de prevención y de los trabajadores designados en cuanto dicha incorporación pueda tener el efecto de un agravamiento de los riesgos o la necesidad de la modificación de la estructura organizativa de la empresa, de revisión de la evaluación y la planificación preventiva, de los medios preventivos humanos y materiales, de la coordinación de actividades con otras empresas concurrentes. Así mismo, la propia obligación de la empresa usuaria de constatación de que dicho trabajador posee las cualificaciones y capacidades, la formación, información y la aptitud para el trabajo, deberá hacerse a trvés de personal que posea los debidos conocimientos en materia preventiva.

Por otra parte dicha información ha de tener lugar con ocasión de la incorporación de todo trabajador, es decir, cada vez que haya una nueva incorporación, resultando insuficiente la mera comunicación trimestral o semestral. A estos efectos, aun cuando no se establce plazo para la transmisión de dicha información, puede exigirse que dicha información sea previa a la incorporación al trabajo y que se haya hecho documentalmente.

Con frecuencia la prestación de servicios por los trabajadores cedidos se desarrolla en concurrencia de la actividad de la empresa usuaria con otras empresas en un mismo centro de trabajo. Esto exige, por una parte que en la organización de la coordinación de actividades se tenga en cuenta la incorporación de los trabajadores cedidos en la medida que su sola presencia puede condicionar los medios de coordinación, y por otra parte, la información e instrucción a los mismos sobre los riesgos y medidas de prevención derivadas de la nueva situación.

El Real decreto 17/2004 de desarrollo del artículo 24 de la LPR ha venido a establcer una serie de obligaciones a los efectos de hacer posible una mejor aplicación de los principios preventivos en tales casos. Entre ellos y por lo que afecta a los trabajadores cedidos, deberá cumplirse el cumplimiento por la empresa usuaria respecto a los trabajadores cedidos de las siguientes obligaciones:

a) que en la elección y puesta en marcha de los medios de coordinación se ha contado con los trabajadores cedidos.

b) que se ha informado sobre los riesgos derivados de la concurrencia de actividades y medidas de prevención y emergencia.

c) que se les ha comunicado la información recibida de otras empresas y la información e instrucciones recibidas, en su caso, del empresario titular del centro de trabajo.

d) que se le ha informado de los medios de coordinación establecidos, con identificación del coordinador, en su caso.

Se prestará atención a la igualdad de información a los trabajadores cedidos respecto a los de plantilla y a la exigencia de que dicha información e instrucción sea previa al inicio del trabajo en tales circunstancias de concurrencia.

Se trata de una obligación de coordinación distinta de la prevista en el real decreto 171/2004 por cuanto, al corresponder la dirección y el control de la actividad de los trabajadores cedidos a la empresa usuaria, no existe una concurrencia de actividades de la empresa de trabajo temporal y la empresa usuaria en el centro de trabajo (sin perjuicio, de que la empresa usuaria pueda concurrir con otras empresas). La coordinación entre el servicio de prevención de la empresa de trabajo temporal y la empresa usuaria puede concretarse en el establecimiento de mecanismos de intercambio de información y documentación ágiles y efectivos y deberá documentarse la previsión de dichos mecanismos.

 

©2004 Elergonomista.com