Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
  

 

 
 

 

 

General
Historia clínica  
Anamnesis
Exploración física
Contenido
Asepsia
Dolor
Hemorragia
Lactante
Desarrollo psicomotor del lactante
Niño preescolar
Organización empresarial
Oclusión intestinal
Pólipos de colon  
Enfermedad de Crohn
Contenido
  Traumatismos
  Politraumatizados
  Drenajes
  Preoperatorio
  Shock anafiláctico
  Ulcera péptica
  Gastritis
  Tumores digestivos

Niño preescolar y la familia

Crecimiento y desarrollo del preescolar

Desarrollo de la motricidad

Desarrollo del lenguaje

Socialización

Desarrollo de los conocimientos

Relaciones familiares
Higiene personal


 

Escala de Barthel

Test Delta

Heridas
Anatomía del sistema nervioso
Anatomía del pecho
Anatomía del ojo
Anatomía de la mano
Anatomía de la laringe
Anatomía de la faringe
Anatomía de las extremidades superiores
Anatomía del craneo

Estás en: Inicio > Anatomia de la extremidad superior

Las fascias del brazo y del nivel del antebrazo originan la fascia palmar.  En la región de la muñeca aparecen los retináculos.  Entre el retináculo flexor y extensor hay ciertas diferencias, entre las cuales podemos citar:

  1. El retináculo flexor es más grueso que el extensor
  2. El retináculo flexor es más distal que el extensor
  3. El retináculo flexor tiene origen en los carpos en contraste con el extensor, que lo hace de los hh radio y ulna
  4. El retináculo extensor es más importante en cuanto al sostén y movimiento de los tendones desde el punto de vista mecánico.

Durante el desarrollo embrionario, aparecen los apéndices, los cuales están impulsados a crecer mediante un crecimiento, a la par del cual van los dematomas de los miembros.  En el caso del miembro superior tenemos a C5, C6, C7, C8 Y T1.  Estos dermatomas van creciendo con el eje.  El eje encuentra como punto final el dedo medio.

Las ramas sensitivas de los nn espinales del plexo braquial se colocan en ambos lados del eje de crecimiento; los que se encuentran del lado lateral del eje son los epiaxiales (sobre el eje), el cual está formado por C5 y C6.  El área del eje de crecimiento tiene las fibras sensiticas de C7, y del lado medial del eje tenemos los hipoaxiales (abajo del eje); los nn de este lado son C8 y T1.

LESIONES DE NERVIOS

Cuando se habla de lesiones de los nn, hay que tener en cuenta que entre más proximal al origen del n sea el daño, más es el área afectada.

Hay que tomar en cuenta también que los mm antagonistas son los que funcionana cuando una lesión se manifiesta de forma evidente.  También hay que saber las acepciones de la inervación de ciertos mm y las ramas que llegan a dichos mm.

Entre las lesiones de los nn encontramos:

  1. Síndrome del tunel carpal (n mediano)

El n mediano entra junto con los tendones de los flexores profundo y superficial de los dedos al tunel carpiano situado en la superficie profunda al retináculo flexor.  Cualquier lesión que reduzca significativamente el tamaño del túnel carpiano (por ejemplo: inflamación del retináculo flexor por infección en las vainas radiales y ulnares), puede producir compresión del n mediano; se observa parestesias (hormigueo y anestesia en la piel de los dedos pulgar, índice, medio y mitad lateral del anular en sus superficies palmares y en lados y el dorso de las falanges distales).  No precisamente hay pérdida de acciones musculares de los mm tenares y lumbricales, pero se observa pérdida progresiva en la fuerza de estos mm.  El retináculo flexor por degeneramiento puede llegar a cartilaginarse.

 

  1. Síndrome de Dupuytren:

La aponeurosis palmar funciona como retináculo y se continúa con las vainas fbrosas de los tendones, este síndrome es un fibrosis (aumento de tejido fibroso) progresiva de la aponeurosis palmar y forma bandas anormales de tejido fibroso sobre los tendones flexores de los dedos.  Estas bandas traccionan a los dedos con una flexión bien marcada en las articulaciones metacarpofalángicas y en casos severos las interfalángicas; inicialmente se ven afectados los dedos meñique, anular; y conforme avanza, el dedo medio.

  1. Lesión a nivel proximal del origen del Tríceps (n radial)
  2. Hay parálisis del tríceps.
  3. Incapacidad de extensión del antebrazo.
  4. Parálisis del supinador; demuestra incapacidad de la supinación y por ende sus antagonistas (pronador cuadrado y redondo) hacen que el antebrazo esté pronado.
  5. Parálisis del abductor largo del pulgar, por consecuencia, el pulgar se acerca a la palma debido a que los antagonistas (flexor largo y corto) actúan en el pulgar para su tono muscular.
  6. Parálisis de los extensores de la muñeca u dedos: se conserva la mano caída por la incapacidad de extender la muñeca.  Hay mano de garra debido a la acción del tono muscular de los flexores de los dedos.
  7. Pérdida de sensibilidad en las áreas de la piel inervadas por este nervio.
  8. Lesión a nivel antebrazo (n radial)
  9. Heridas profundas pueden dañar la rama profunda del nervio.
  10. Parálisis del abductor largo y extensor corto del pulgar: se observa cierta abducción del pulgar muy debilitada por la acción del m abductor corto.  Hay incapacidad de extensión del pulgar en su totalidad.
  11. Parálisis de los extensores de la muñeca: se observa la muñeca en péndulo, los dedos ligeramente flexionados, hay cierta capacidad para extender la articulación metacarpofalángica por acción de los lumbricales; hay incapacidad de abducir la muñeca y en varios casos se observa una ligera adducción por tono muscular por el flexor carpoulnar.
  12. Síndrome del Sábado por la Noche (n radial)

Hay una compresión del n radial a nivel del canal radial.  Hay mano caída u mano en pronación.

  1. Lesión a nivel de la Muñeca (n mediano)
  2. Parálisis de los mm tenares : el abductor corto del pulgar y el flexor corto del pulgar actúan en una parálisis mínima, ya que la acción del abductor largo y flexor largo están funcionando.  El oponente del pulgar tiene total incapacidad de movimiento.
  3. Aplanamiento de la eminencia tenar (mano de simio).  Esto porque hay atrofia de los mm tenares.
  4. Incapacidad de movimiento de las articulaciones metacarpofalángicas por la flexión de los lumbricales I y II.
  5. Alteración sensitiva en los dedos y palma inervados por este nervio.
  6. Lesión a nivel alto, por el codo (n mediano)
  7. Incapacidad de pronación del antebrazo: los mm pronador redondo y cuadrado están fuera de funcionamiento.
  8. Incapacidad de flexionar la articulación interfalángica del pulgar por el m flexor largo del pulgar.
  9. Incapacidad de flexionar la articulación interfalángica media y proximal de los dedos ; el m flexor común superficial de los dedos no funciona.
  10. Incapacidad de flexión de los dedos en la articulación del dedo índice y medio: el m flexor común profundo de los dedos está inhabilitado.
  11. La flexión de la muñeca disminuye: porque el m flexor carporadial y el m palmar largo también están sin función.
  12. Lesión a nivel de la muñeca (n ulnar)
  13. Parálisis de los mm hipotenares, mm interóseos dorsales u palmares, m aductor del pulgar, III y IV lumbricales y la cabeza profunda del m flexor corto del pulgar.
  14. Incapacidad de oponer el meñique.
  15. Incapacidad de adducir y abducir los dedos.
  16. Incapacidad de flexión metacarpofalángica con flexión interfalángica y atrofia de loa mm intrínsecos, lo cual causa depresiones en loa espacios intermetacarpeanos y disminución en la eminencia hipotenar.
  17. Lesión a nivel alto (n ulnar)
  18. Todos los síntomas anteriores.
  19. Débil flexión de la muñeca y de los dedos anular y meñique porque todavía actúa el m flexor superficial de los dedos.
  20. Mano de predicador.
  21. Lesión del n músculocutáneo
  22. Parálisis de la flexión del codo porque el m bíceps, el m coracobraquial, el m braquial y el supinador están afectados.
  23. Pérdida de sensibilidad del lado lateral del antebrazo por el n antebraquial cutáneo lateral.
  24. Síndrome de Klumpker – Déjérine

Afecta las raíces de los nn espinales C8 y T1 a nivel del tronco inferior (plexo braquial bajo). Ocurre cuando se estira súbitamente el hombro durante el parto del niño o cuando una persona al caer intenta agarrarse de algún objeto para impedir la caída (luxación del hombro).  El n más involucrado es el n ulnar y da por resultado características como las de la lesión a nivel alto.  Si hay pérdida de la sensibilidad a nivel medio del brazo y antebrazo, es porque los nn implicados son el n braquial cutáneo medial y el n antebraquial cutáneo medial.

  1. Síndrome Erb – Duchenne

Se lleva a cabo por lesione de la parte superior del plexo (C5  y C6 = plexo braquial alto).  Estas lesiones son el resultado de una separación excesiva entre el cuello y el hombro.  Puede ocurrir cuando un sujeto cae de un caballo sobre el hombro de forma tal que sea separado el hombro del cuello; otro caso es el accidente de motocicletas, en donde el hombro queda fijo al momento de chocar con algo, pero el cuello y la cabeza siguen su inercia de movimiento.  También es ejemplo de este tipo de lesión, cuando una persona sale corriendo de algún lugar y se golpea el hombro fuertemente con el marco de una puerta, de forma que el hombro queda ahí y la cabeza y el cuello siguen su movimiento.
Al afectar los nn del plexo braquial C5 y C6, los nn implicados perjudicados son: n supraescapular, n subclavio (no se destaca su lesión en la mayoría de casos) y el axilar principalmente.  Al no trabajar el n subescapular, los mm supraespinosos e infraespinosos nos realizan la función como iniciar la abducción y rotar lateralmente el hombro; al no haber rotaciones laterales, el hombro tiende a rotar medialmente.  Dado a que el n axilar recibe fibras nerviosas de C5 y C6, el m deltoides no realiza abducción. El n axilar junto con el subescapular dan inervación a ciertos mm del manguito rotador (redondo menor, supra e infraespinoso) y debido a que no funcionan el hombro tiende a caerse (conocido como el síndrome de propina de mesero).

REFLEJOS TENDINOSOS QUE SE VALORAN EN SALUD

Reflejo bicipital

            Se hace en el tendón bíceps por golpeteo en la fosa cubital.  El n musculocutáneo (C5, C6 y C7) inerva al m bíceps braquial, pero el reflejo está mediado por C5 y C6.

Reflejo del Tríceps

            Por medio de este se comprueba el funcionamiento del n radial (C5, C6, C7, C8 y t1), y sus segmentos medulares para el caso del tríceps sería C7 y C8.

Reflejo del Braquiorradial

            Se comprueba el funcionamiento de los segmentos medulares de C7 y C8 (n radial).

DAÑOS

Daño nervioso

            Se exacerba la mitad funcional antagonista con respecto al otro sinergista que no funciona.
Exacerbación: aumento de la gravedad de una enfermedad o trastorno que viene marcado por la mayor intensidad de los signos o síntomas que presenta el paciente.

Daños radiales

            El punto más frágil de lesiones es el surco radial del h húmero en una fractura a nivel del cuello quirúrgico.  El n radial emerge con la a brauqial profunda alrededor del cuerpo del húmero en el surco radial a la altura del hombro. Da una rama profunda que se dirige a los mm de la región extensora y una superficial que va hacia la piel posterior del antebrazo y mano.

Contenido
» Toxicomanías

» Hemorragia digestiva

» Insuficiencia venosa

» Varices

» Bocio

» Nauseas y vómitos

» Estreñimiento
» Coma

» Urgencias

» UVI móvil

» Procedimientos intravenosos

» Sueroterapia

» Sonda vesical

» Sonda nasogastrica
» Vendaje

» Administración de medicamentos

» Enfermería médica

»



 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet