Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
  

 

 
 

 

 

General
Historia clínica  
Anamnesis
Exploración física
Contenido
Asepsia
Dolor
Hemorragia
Lactante
Desarrollo psicomotor del lactante
Niño preescolar
Organización empresarial
Oclusión intestinal
Pólipos de colon  
Enfermedad de Crohn
Contenido
  Traumatismos
  Politraumatizados
  Drenajes
  Preoperatorio
  Shock anafiláctico
  Ulcera péptica
  Gastritis
  Tumores digestivos

Niño preescolar y la familia

Crecimiento y desarrollo del preescolar

Desarrollo de la motricidad

Desarrollo del lenguaje

Socialización

Desarrollo de los conocimientos

Relaciones familiares
Higiene personal


 

Escala de Barthel

Test Delta

Heridas
Anatomía del sistema nervioso
Anatomía del pecho
Anatomía del ojo
Anatomía de la mano
Anatomía de la laringe
Anatomía de la faringe
Anatomía de las extremidades superiores
Anatomía del craneo

Estás en: Inicio > Enfermería médica > Glosario del aparato excretor

SISTEMA URINARIO
Anatomía del aparato excretor

Formación de la orina

Aclaramiento renal

Semiología de las enfermedades renales

Patologías del aparato excretor

Síndrome nefrítico

Síndrome nefrósico

Insuficiencia renal crónica
Insuficiencia renal aguda
Homeostasis
Natremia
Potasemia o kalemia
Glosario del aparato excretor

Anuria: En sentido estricto, significa ausencia total de orina, pero muchos la definen como diuresis inferior a 50 ml/día. Se suele producir debido a un bloqueo del funcionamiento de los riñones o a un obstáculo situado en los uréteres.  Se puede presentar como un trastorno aislado o como síntoma de otra enfermedad. Usualmente, este trastorno aparece precedido de un cuadro de oliguria.

Cálculo: Un cálculo renal es una masa sólida que consiste en una colección de pequeños cristales formado a partir de sustancias que están en la orina. Pueden estar presentes uno o más cálculos al mismo tiempo en el riñón o en el uréter. La piedra se puede quedar en el riñón o puede desprenderse e ir bajando a través del tracto urinario. La intensidad de la sintomatología (dolor) está generalmente relacionada con el tamaño del cálculo. En ocasiones se produce su expulsión sin casi sintomatología.
Los cálculos pueden quedarse trabados en uno de los uréteres, en la vejiga, o en la uretra, produciendo la sintomatología de dolor (cólico nefrítico), disuria (escozor al orinar), o signos como hematuria (presencia de sangre en la orina).

Cistitis: La cistitis es la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, con infección o sin ella. Los hombres no son tan vulnerables a la cistitis como las mujeres, debido a que tienen una uretra larga que impide la infección bacteriana.

Citología urinaria: La citología urinaria consiste en una serie de análisis que se llevan a cabo para identificar todos los tipos de células y de sustancias que hay en la orina. Los datos obtenidos mediante la citología urinaria pueden proporcionarle al médico mucha información acerca del estado de las vías urinarias.

Cólico renal: Por cólico renal o cólico nefrítico, entendemos aquel dolor de aparición súbita, y de alta intensidad, que aparece habitualmente en la espalda, a la altura de la región lumbar, en las fosas renales, y que se irradia hacia el abdomen, y frecuentemente también hacia los genitales, por el trayecto ureteral.

Cultivo urinario: EL cultivo urinario es denominado también urocultivo, el cual  urocultivo permite la identificación del número y los tipos de bacterias presentes en la orina.
Una vez identificado el tipo de microorganismo, el médico puede recetar el medicamento adecuado para combatirlo.

Diabetes insípida nefrogénica: Es un trastorno caracterizado por la excreción de grandes cantidades de orina, debido a un defecto en los túbulos renales. Dicha dolencia está presente desde el nacimiento.

Diálisis: La diálisis es el tratamiento capaz de sustituir la función de los riñones enfermos. Consiste en filtrar y eliminar del cuerpo las sustancias acumuladas en exceso en la sangre.
El principio de la diálisis estriba en poner en contacto la sangre y un líquido artificial, separados por una fina membrana que a través de sus porosidades deja pasar sustancias de pequeño tamaño y agua en función de la diferencia de concentraciones y presiones a cada lado de la membrana.

Disuria: Es cualquier dolor, molestia o sensación urente que se presenta al orinar.

DPCA: La Diálisis Peritoneal Continua Ambulatoria (DPCA) es una modalidad de diálisis que consiste en eliminar de la sangre todos los desechos y el exceso de agua, utilizando como filtro la membrana peritoneal. Este tipo de diálisis se vale de la membrana que cubre la cavidad peritoneal para limpiar la sangre. El líquido de la diálisis siempre se encuentra dentro del peritoneo limpiando la sangre en forma continua.
Esta modalidad permite al paciente realizar sus actividades y moverse libremente. Para realizar este procedimiento, cada cambio, utiliza la gravedad para drenar el fluido del peritoneo y reemplazarlo con solución nueva.

Fallo o fracaso renal agudo: El fracaso renal agudo (FRA) es un síndrome
clínico que cursa con un deterioro brusco de la función renal glomerulotubular. Se caracteriza por una retención de productos nitrogenados, derivados del catabolismo proteico, y por una incapacidad para mantener la homeostasis corporal de líquidos, electrólitos y equilibrio ácido-base. El marcador más característico y relevante es el incremento de las concentraciones séricas de creatinina y urea (azotemia) y puede acompañarse de disminución o conservación de la diuresis.

Filtrado glomerular: El corpúsculo renal forma un gran volumen de ultrafiltrado que se halla prácticamente libre de proteínas (alrededor de 180 litros/día en los dos riñones de un hombre normal) mediante un proceso simple de ultrafiltración a través de las paredes de los capilares glomerulares.

Glomérulo: El glomérulo es la unidad anatómica renal donde radica la función de aclaramiento o filtración de la sangre. Está formado por una envoltura externa en forma de copa (cápsula de Bowman) constituida por epitelio cúbico en cuyo seno existe un ovillo vascular originado a partir de una arteriola que llega al glomérulo (arteriola aferente) y que se divide en diversos capilares para reunirse de nuevo en otra arteriola que abandona el glomérulo (arteriola eferente).

Glomerulonefritis: La glomerulonefritis se define como una enfermedad caracterizada por la inflamación intraglomerular y por la proliferación celular asociada con hematuria. Esta definición, señalan los autores, excluye diversas glomerulopatías no proliferativas o esclerosantes como la glomerulopatía membranosa, la glomeruloesclerosis focal segmentaria y la nefropatía diabética.

Glucosuria: La glucosuria aparece cuando el nivel de glucosa en sangre excede la capacidad de reabsorción de los túbulos renales; es decir, cuando el filtrado glomerular contiene más glucosa que la que el túbulo puede reabsorber.

Hematuria: Hematuria es la emisión conjunta de sangre y orina durante la micción. La mezcla de ambas se realiza por encima del esfínter uretral.
La hematuria puede ser perceptible a simple vista: hematuria macroscópica o a través de detección analítica hematuria microscópica.
En general se considera normal un hallazgo en orina de hasta 10 hematíes por campo.

Hemodiálisis: Este procedimiento se realiza para retirar los elementos contaminantes (impurezas o desechos) de la sangre cuando los riñones no pueden hacerlo. En la hemodiálisis, la sangre de una arteria del brazo pasa por un tubo delgado de plástico a un aparato denominado «dializador». El dializador filtra la sangre, actuando como un riñón artificial, para retirar de la sangre el exceso de agua y los productos de desecho. A continuación, la sangre filtrada sale del aparato por otro tubo colocado en una vena cercana del mismo brazo. La mayoría de las personas necesitan tres sesiones de diálisis por semana. Cada sesión dura unas 3 o 4 horas.

Hidronefrosis: La hidronefrosis unilateral se presenta cuando un solo riñón está distendido o inflamado debido a una acumulación de orina y cuando ambos riñones están involucrados la condición se llama hidronefrosis bilateral
           
Hipostenuria: Pérdida de capacidad de concentración de la orina.

Insuficiencia renal aguda: Es una pérdida súbita de la capacidad del riñón para excretar los residuos, concentrar la orina y conservar los electrolitos. ("Aguda" significa súbita y "renal" referente a los riñones).Se caracteriza por la caída rápida en la filtración de glomerular (horas a semanas), retención de productos nitrogenados, perturbación equilibrio electrolítico y homeostasis del ácido-base. Oliguria (el rendimiento de orina <400 mL/d) es frecuente pero no invariable normalmente es asintomática. Son convenientemente dividido en tres categorías: (1) enfermedades que causan el hipoperfusion renal sin comprometer la integridad de parenquima renal (azoemia prerenal, prerenal IRA) (55 por ciento); (2) enfermedades que directamente involucran el parenquima renal (el azoemia renal, IRA intrínseco) (40 por ciento); y (3) las enfermedades asociadas con la obstrucción del tracto urinario (el azoemia del postrenal, postrenal IRA) (5 por ciento). La mayoría del ARF es reversible, el riñón que es relativamente único entre los órganos mayores en su habilidad de recuperar de la pérdida casi completa de función.

Insuficiencia renal crónica: El término insuficiencia renal crónica (IRC) se refiere a la disminución irreversible de la tasa de filtración glomerular (RFG) del riñón, usualmente por un plazo mayor a tres meses. Este deterioro renal conduce a una retención progresiva de sustancias tóxicas, que en la fase avanzada de la enfermedad caracteriza el cuadro clínico conocido como uremia o “síndrome urémico”.
           
Isostenuria: Insuficiencia renal en la que se produce un fallo total de las funciones tubulares de concentración-dilución.

Leucocituria: Presencia de leucocitos en la orina, Cuando se habla de leucocitos casi siempre se habla de granulocitos, y estos indican la presencia de procesos inflamatorios del riñón y la vía urinaria. Al examinar un sedimento urinario de una persona sana, pueden detectarse hasta 5 leucocitos por campo de 400x, sin que esto tenga significado patológico. Son células de tamaño mayor a los hematíes y menor a las células epiteliales, con presencia de núcleo sementado y granulaciones.

Litiasis: En medicina litiasis es la formación o presencia de cálculos en alguna vía excretora (urinaria, biliar, pancreática, salivales, lagrimales…).
Las concreciones o cálculos se denominan más específicamente según el órgano donde se forman:
- Aparato urinario: urolitiasis o nefrolitiasis.
- Vía biliar: colelitiasis.
- Glándulas salivares: sialolitiasis.
           
Litiasis renal: Litiasis renal, también denominada urolitiasiss o nefrolitiasis es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga). Los cálculos renales se componen de sustancias normales de la orina, pero por diferentes razones se han concentrado y solidificado en fragmento de mayor o menor tamaño.

Litiasis uretral: Es la presencia de cálculos de diferentes composiciones químicas, formas y tamaños en el conducto del uréter, desde la unión pielo-ureteral hasta la unión ureterovesical. Para efectos de tratamiento, frecuentemente se dividen en cálculos ureterales del tercio proximal o superior, cálculos ureterales del tercio medio y cálculos ureterales del tercio distal o inferior.
           
Necrosis tubular aguda: La necrosis tubular aguda es la entidad clínica prototípica de la insuficiencia renal aguda. Está producida por agresiones hemodinámicas o tóxicas, que causan una afectación estructural de las células tubulares e insuficiencia renal a través de alteraciones de la perfusión renal, de la función glomerular y de la propia lesión tubular.
           
Oliguria: La oliguria, es el trastorno que reduce la capacidad para producir y eliminar la orina. Al reducirse esta capacidad, el organismo elimina máximo ½ litro al día.

            Orina concentrada: Orina concentrada, cuya característica principal es que la osmolalidad exceda a la del plasma, normalmente una orina puede sufrir un proceso de concentración hasta cuatro veces, con una osmolalidad de 1.200 mOms/lt., ello se realiza mediante la reabsorción del agua y el mecanismo multiplicador de contracorriente, este se lleva a cabo gracias a la disposición anatómica que tiene el asa de Henle, la proximidad de sus dos ramas favorece el movimiento del sodio

Osmolaridad: Propiedad que tienen los solutos de ejercer una presión en el seno de una disolución.

Pielonefritis: La infección del riñón y de las vías urinarias superiores recibe el nombre de pielonefritis.

Polaquiuria: La polaquiuria es un síntoma urinario, componente del síndrome miccional, caracterizado por el aumento del número de micciones (frecuencia miccional) durante el día, que suelen ser de escasa cantidad y que refleja una irritación o inflamación del tracto urinario. Suele acompañarse de nicturia y de otros síntomas del síndrome miccional como tenesmo vesical y disuria.
La causa más frecuente de polaquiuria suele ser una infección urinaria, sobre todo en mujeres. En hombres también hay que descartar una infección, pero también hay que diferenciar una hiperplasia benigna de próstata de un cáncer de próstata
           
Poliuria: Es la emisión anormal de grandes cantidades de orina (para un adulto, por lo menos 2,5 litros diarios).
           
Proteinuria: Presencia de proteína en la orina, la mayoría de las personas adultas sanas excretan entre 30-130 mg/día. Se habla de proteinuria patológica cuando la cuantía superior a 150 mg en la orina de 24 horas, esta puede ser transitoria, permanente, ortostática, monoclonal o de sobrecarga.

Reabsorción tubular: El agua y muchos solutos (ejemplo: Na+, Cl-, HCO3-, glucosa, aminoácidos, urea, Ca2+, Mg2+, fosfato, lactato y citrato) se reabsorben del filtrado glomerular hacia el interior de la sangre capilar peritubular. Los mecanismos de reabsorción implican transportadores en las membranas de las células epiteliales renales. Si no hubiese reabsorción la mayor parte de los constituyentes del LEC se perdería rápidamente por la orina.

Secreción tubular: Unas pocas sustancias (ejemplo: ácidos orgánicos, bases orgánicas, K+) se secretan desde la sangre capilar peritubular hacia el líquido tubular. Por tanto, además de la filtración, la secreción es otro mecanismo para excretar sustancias en la orina. Al igual que en la reabsorción, los mecanismos de secreción involucran transportadores en las membranas de las células epiteliales.
           
Sedimento urinario: Es el producto de la sedimentación de los elementos presentes en la orina en forma de suspensión. Esta sedimentación se realiza con la ayuda de una centrifugación mecánica. Luego este sedimento se observa al microscopio.
           
Síndrome nefrítico: El síndrome nefrítico es una enfermedad que se caracteriza por afectación glomerular. El cuadro clínico de aparición súbita se caracteriza por  macro/microhematuria, cilindros hemáticos, proteinuria patológica, que puede incluso alcanzar niveles nefróticos.

Síndrome nefrótico: El síndrome nefrótico es una enfermedad que se caracteriza por la afectación glomerular, cuya alteración fundamental consiste en una permeabilidad glomerular aumentada por diversas causas. El cuadro clínico fundamental es proteinuria importante, hipoalbuminemia y edemas.

Tenesmo vesical: El tenesmo vesical o tenesmo urinario es un deseo imperioso de orinar que obliga a hacerlo constantemente, resultando una experiencia desagradable para el paciente y que obliga ir al baño para orinar sin conseguirlo.
Generalmente suele acompañarse de polaquiuria y de otros síntomas del síndrome miccional. El tenesmo vesical incluso aparece después de haber orinado, aunque sea en gran cantidad, con deseos de orinar más, a pesar de tener la vejiga urinaria vacía.
El tenesmo urinario es reflejo de una irritación sobre la mucosa de la vejiga urinaria o la uretra, propio de una infección urinaria o de una obstrucción del tracto urinario bajo como la hipertrofia de próstata o el cáncer de próstata.
           
Trasplante renal: Es un procedimiento quirúrgico para implantar un riñón sano en un paciente con insuficiencia renal.
           
Anuria: en sentido estricto, significa ausencia total de orina, pero muchos la definen como diuresis inferior a 50 ml/día.
           
Enuresis: La enuresis nocturna o vaciado inconsciente de la vejiga durante el sueño, puede considerarse normal hasta los 5-6 años.

Nicturia: El término nicturia, supone la eliminación de grandes cantidades de orina por la noche, con un cociente día: noche de 1 en jóvenes y de 0,6 en ancianos.
La nicturia puede aparecer precozmente e la insuficiencia cardiaca. Consiste en el aumento nocturno del flujo urinario producido por la reabsorción del edema periférico durante el decúbito, junto con la menor constricción renal nocturna.

Polaquiuria: Micciones frecuentes.

Contenido
» Toxicomanías

» Hemorragia digestiva

» Insuficiencia venosa

» Varices

» Bocio

» Nauseas y vómitos

» Estreñimiento
» Coma

» Urgencias

» UVI móvil

» Procedimientos intravenosos

» Sueroterapia

» Sonda vesical

» Sonda nasogastrica
» Vendaje

» Administración de medicamentos

» Enfermería médica

»



 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet