Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
  

 

 
 

 

 

General
Historia clínica  
Anamnesis
Exploración física
Contenido
Asepsia
Dolor
Hemorragia
Lactante
Desarrollo psicomotor del lactante
Niño preescolar
Organización empresarial
Oclusión intestinal
Pólipos de colon  
Enfermedad de Crohn
Contenido
  Traumatismos
  Politraumatizados
  Drenajes
  Preoperatorio
  Shock anafiláctico
  Ulcera péptica
  Gastritis
  Tumores digestivos

Niño preescolar y la familia

Crecimiento y desarrollo del preescolar

Desarrollo de la motricidad

Desarrollo del lenguaje

Socialización

Desarrollo de los conocimientos

Relaciones familiares
Higiene personal


 

Escala de Barthel

Test Delta

Heridas
Anatomía del sistema nervioso
Anatomía del pecho
Anatomía del ojo
Anatomía de la mano
Anatomía de la laringe
Anatomía de la faringe
Anatomía de las extremidades superiores
Anatomía del craneo

Estás en: Inicio > Nauseas y vomitos

Son diferentes intensidades del síndrome peristáltico.

La náusea es una sensación subjetiva de vómito, un vómito incompleto. La arcada también es un vómito incompleto: hay contracción de la musculatura pero el contenido gástrico no sale al exterior.

Definición de vómito: Manifestación patológica por la que el contenido gástrico sale de forma violenta a través de la boca y casi siempre va precedido de una náusea. Suele acompañarse también de aumento de la salivación, sudoración, palidez y arcada.

Mecanismo del vómito:
El centro del vómito está localizado en el bulbo raquídeo y es estimulado por vía nerviosa o sanguínea. Se envía la información a la corteza cerebral y, en ese momento, la sensación se hace consciente mediante la náusea. Esto provoca:
Contracción de la musculatura abdominal y el diafragma y relajación del cardias. El diafragma, al contraerse, desciende, por lo que se aumenta la presión en el abdomen. Esto, unido a las contracciones antiperistálticas, hace que salga el contenido gástrico hacia el esófago.
Cierre de la glotis de forma refleja para que el contenido gástrico no pase a la vía respiratoria: mecanismo de defensa.
Cierre del paladar para evitar que pase a las fosas nasales.

Clasificación del vómito:

Por su patogenia:

Vómitos de origen central: el centro del vómito se estimula directamente por afecciones del SNC. Ej.: HTE, encefalitis, meningitis, intoxicaciones...
Vómitos reflejos: estimulación del centro del vómito por vía nerviosa (refleja) y de forma indirecta. Puede ser por causas digestivas (apendicitis...) o extradigestivas (cólico renal...).
Vómitos gástricos: ocurren por patologías gástricas inflamatorias (gastritis...) o por trastornos del vaciamiento gástrico (tumor de píloro...).
Vómitos de origen vestibular: el equilibrio se mantiene gracias al oído interno, a la visión y al sistema propioceptivo (posición). Cuando esto se desequilibra por afectación del oído interno, se producen vómitos.
Vómitos gravídicos: aparecen en el primer trimestre de embarazo, luego ceden y desaparecen. Se cree que son debidos al aumento de gestágenos.

Por su aparición:

Vómito brusco (en escopetazo): casi no hay náusea. Es típico de los vómitos de origen central.
Vómito en ayunas: es característico de los alcohólicos y de las embarazadas.
Vómito postprandial: es característico de las lesiones en el estómago. Se da después de las comidas. Se produce por un vaciamiento ineficaz del estómago debido a problemas en la evacuación gástrica. Se vomita contenido alimenticio.
Vómito tardío: se da de 6 a 12 horas después de comer. Se trata de contenido alimenticio que es posible reconocer. Se da por una alteración en el vaciamiento gástrico.

Por su aspecto:

Vómito alimentario: contenido claramente discernible.
Vómito bilioso: aspecto amarillo-verdoso. Implica que el píloro es permeable, es decir, que no hay estenosis pilórica.
Vómito porráceo: aspecto verdoso (tipo porrusalda). Indica estenosis a nivel del ID por oclusión intestinal o peritonitis muy avanzadas.
Vómito fecaloideo: no es frecuente. Recuerda el aspecto de las heces. Se produce por obstrucción intestinal baja o por alguna fístula que comunica algún tramo del intestino con el estómago.
Vómito hemático: aparición de sangre en el vómito. Puede ser hematemesis o vómito en posos de café (el HCl reduce la hemoglobina y le da ese aspecto negruzco a la sangre).

Consecuencias del vómito:
Los vómitos preocupan más en edades extremas de la vida (bebés y ancianos).
Un vómito ocasional no tiene repercusión, pero de forma repetida puede ocasionar:
Deshidratación: pérdida de líquido en vómitos incoercibles (incontenibles).
Alcalosis metabólica: por pérdida de HCl.
Desnutrición: en casos de vómitos repetidos o en personas con pérdida de la consciencia.
Otras complicaciones más serias:
- Neumonía por aspiración: por no cerrarse la glotis.
- Obstrucción de la vía aérea.
- Desgarro de cardias: por un vómito brusco. Se origina una hemorragia importante. Se suele dar en alcohólicos.
- Rotura gástrica: por contracciones violentas.

 

 

 

 

Contenido
» Toxicomanías

» Hemorragia digestiva

» Insuficiencia venosa

» Varices

» Bocio

» Nauseas y vómitos

» Estreñimiento
» Coma

» Urgencias

» UVI móvil

» Procedimientos intravenosos

» Sueroterapia

» Sonda vesical

» Sonda nasogastrica
» Vendaje

» Administración de medicamentos

» Enfermería médica

»



 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet