Estás en: Inicio > Planes de Seguridad y Salud
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Planes de Seguridad y Salud

I.T.S.S

El artículo 7 del Real Decreto 1627/97, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción establece que “en aplicación del estudio de seguridad y salud o, en su caso, del estudio básico, cada contratista elaborará un plan de seguridad y salud en el trabajo en el que se analicen, estudien, desarrollen y complementen las previsiones contenidas en el estudio o estudio básico, en función de su propio sistema de ejecución de la obra”
La Dirección General de Trabajo interpreta en una consulta de 23 de marzo de 2006 que “no se puede exigir otra cualidad al autor del plan de seguridad y salud que la de asumir, dentro de la obra, la posición de contratista o constructor”, por tanto, no se podría exigir que la elaboración del plan de seguridad y salud se lleve a cabo por un técnico de prevención integrado en el servicio de prevención propio o ajeno de la empresa.
El artículo 17.1.n) del Real Decreto 1600/2004, de 2 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales 1600/2004, de 2 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales corresponde a la Dirección General de Trabajo la elaboración de informes y consultas relativas a la interpretación y aplicación de las disposiciones jurídicas de su competencia, por lo que el criterio de interpretación emitido por ese Centro Directivo en la consulta de 23 de marzo de 2006 en relación con la elaboración de los planes de seguridad y salud debe ser tenidos en cuenta por los inspectores de trabajo y seguridad social en sus actuaciones.
Por otro lado, también este Centro Directivo comparte la interpretación de la Dirección General de Trabajo en esta materia. Es cierto que el artículo 7.3 del Real Decreto 1627/97 señala que, en relación con los puestos de trabajo en la obra, el plan de seguridad y salud en el trabajo constituye el instrumento básico de ordenación de las actividades de identificación y, en su caso, evaluación de riesgos y planificación de la actividad preventiva a que se refiere el capítulo II del Real Decreto por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, pero no obstante, esto no significa que sea una evaluación de riesgos y que por tanto deba ser realizada por un técnico competente integrado en el servicio de prevención. En efecto, el art. 7.1 señalado establece también que en el Plan se analizan, estudian, desarrollan y complementan las previsiones contenidas en el estudio o estudio básico, y ello ha de ser puesto en relación con lo también señalado en el art. 5.2 a) del propio RD 1627/1997, en el que se establece que el Estudio de Seguridad contendrá, como mínimo, entre otros documentos, los referidos a la Memoria descriptiva de los procedimientos, equipos técnicos y medios auxiliares que hayan de utilizarse o cuya utilización pueda preverse; identificación de los riesgos laborales que puedan ser evitados, indicando a tal efecto las medidas técnicas necesarias para ello; relación de los riesgos laborales que no puedan eliminarse conforme a lo señalado anteriormente, especificando las medidas preventivas y protecciones técnicas tendentes a controlar y reducir dichos riesgos y valorando su eficacia, en especial cuando se propongan medidas alternativas. Por ello, se debe considerar más propiamente la evaluación de riesgos al Estudio que al Plan de Seguridad.
Y todo ello no debe desvincularse del hecho de que, tal como señala la Dirección General de Trabajo, el plan de seguridad y salud que es un documento que desarrolla y concreta el estudio de seguridad y salud y este sí que debe hacerse por un técnico competente. Además el plan de seguridad se debe aprobar, antes del inicio de la obra, por el coordinador de seguridad y salud que verifica que el contenido del plan se ajusta al estudio o estudio básico, y cualquier modificación del mismo. Todo lo cual garantiza su calidad y eficacia y su adecuación a la normativa de prevención de riesgos laborales, que es lo que se persigue con la elaboración de las evaluaciones de riesgos por técnicos competentes.
Por tanto, a juicio de este Centro Directivo, los planes de seguridad y salud deberán ser elaborados por quienes sean contratista en una obra de construcción sin que sea exigible que se lleven a cabo por técnicos competentes integrados en la organización preventiva de la empresa.


©2004 Elergonomista.com