Estás en: Inicio > El hígado
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor


  


El higado

 

El hígado es una glándula disgestiva mixta situada bajo el diafragma. La secreción exocrina se vierte al duodeno, mientras que la secreción endocrina va a la sangre. El hígado recibe sangre arterial a través de la arteria hepática y sangre venosa a través de la vena porta. Las venas hepáticas son la vía de salida para la sangre que entra en el hígado y desembocan en la vena cava inferior. A través del conducto hepático se vierte la secreción exocrina. La sangre venosa que entra por la vena porta constituye el 75% del total de sangre que circula por el hígado. procede del pancreas, del bazo y del tracto gastrointestinal.

Funciones del hígado: El hígado es el responsable de metabolizar las sustancias que son absorbidas en el tracto gastrointestinal. El hígado moviliza una gran cantidad de metabolitos, los almacena y los envía a la circulación sanguinea. El hígado realiza una importante labor de desintoxicación, puede neutralizar sustancias tóxicas transformándolas para que sean ménos peligrosas y puedan ser expulsadas. El hígado almacena carbohidratos en forma de glucogeno. También almacena sustancias lipídicas y regula la movilización de las mismas en el organismo. Controla los niveles de glucemia. De esta forma la fosforilasa hepática estimula la liberación de glucosa en el hígado cuando los niveles en sangre disminuyen. También señalar las funciones hematopoyéticas en algunas especies

Organización del hígado: Presenta una cápsula de tejido conjuntivo denso llamada cápsula de Glisson. Hacia el interior se dirigen tabiques de conjuntivo que tabican el hígado en lóbulos. Los tabiques se ramifican y se dividen en tabiques menores dando lugar a los lobulillos. Las venas circulan por los tabiques de conjuntivo. Dependiendo del hígado puede haber diferencias estructurales.

Estructura de los lobulillos: En el centro de cada lobulillo hexagonal se localiza una vena central. En esta vena central se observan unás células oscuras llamadas macrófagos del higado o células de Kupffer. Desde la vena central se observan hileras de células en disposición radial. Las células del parénquima del hígado se denominan hepatocitos. Estos se disponen formando lineas dobles. Estructura similar a la de las glándulas endocrinas. Los hepatocitos elaboran productos tanto exocrinos como endocrinos. En un corte transversal de parénquima observamos los lobulillos dispuestos alrededor de una vena central. En cada vértice de lobulillos hay un área de tejido conjuntivo llamada área porta. Se localizan tres conductos: una ramificación de la vena porta, una ramificación arteriohepática y un conducto biliar. Estos tres conductos se denominan en conjunto la tríada portal.

Organización de los lobulillos: la sangre entra en los lobulillos por las ramificaciones de la vena porta y la arteria hepática. La sangre arterial y venosa se mezclan en los sinusoides y se recoge en la vena central. Esta no es realmente una vena, sino un hueco en el centro de los lobulillos. Presenta un endotelio y una lámina basal discontinua. Las venas centrales de los lobulillos se van reuniendo en venas de mayor calibre denominadas venas colectoras, que finalmente se reunen en la vena hepática.

©2005 Elergonomista.com