Estás en: Inicio > Articulaciones
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor



Articulaciones

 

Lugar donde se unen dos o más huesos, pueden ser de dos tipos.
En la primera de ellas, la unión es ininterrumpida, íntima, no hay separación.
El segundo tipo es una unión interrumpida.
El primer tipo va a recibir el nombre de sinartrosis y el segundo tipo es diartrosis.
La sinartrosis dependiendo del tejido que la compone, hablamos de articulaciones fibrosas o articulaciones cartilaginosas. En las fibrosas formadas por tejido conectivo fibroso se distinguen dos:
Sinastosis: cuando el tejido conectivo fibroso sea osificado(suturas también).
Sindesmosis: cuando no está osificado, permite muy poco movimiento y es característica la articulación radio-cubital proximal y tibio-peroné.
Las articulaciones cartilaginosas están cubiertas por tejido cartilaginoso y se suelen encontrar reforzadas por ligamentos, reciben el nombre de anfiatrosis porque permite un ligero movimiento o desplazamiento entre las superficies o la anfiartrosis es propia de cuerpos.
Diartrosis o articulaciones sinoviales y permiten mayor o menor grado de movimiento.
En toda articulación sinovial vamos a distinguir el cartílago articular que va a recibir íntimamente las superficies articulares de los huesos.
El segundo componente es la cápsula articular formado por tejido fibroso, va a envolver como un manguito las superficies que se ponen en contacto. Esta cápsula articular se encuentra recubierta en su interior por la membrana sinovial, esta membrana recubre la parte interna de la cápsula articular, respetando al cartílago articular. La principal característica es que está formada por (palabra ilegible (amo mi letra)) fibroblastos y macrófagos y por la producción de un líquido sinovial que mantiene lubricada toda la articulación, con el fin de evitar las erosiones óseas. Como elementos externos a la articulación, vamos a encontrar la existencia de ligamentos que se extienden de hueso a  hueso reforzando la articulación. Los músculos y tendones son elementos que mantienen unida la articulación.
En las diartrosis (algunos tipos) se encuentran en la cavidad articular estructuras fibrocartilaginosas proporcionando mayor dinámica a la articulación como son los meniscos, los discos. Fibrocartilaginoso entre las vértebras.
Movimiento enana diartrosis. Para describir los movimientos distinguimos los tres ejes:
1. En un eje vertical, la articulación puede movimientos de rotación interna o rotación externa. Según este eje vertical cuando hablemos de un miembro superior, hablamos de pronación y supinación.
2. Eje trasversal, movimiento de flexión y movimiento de extensión.
3. Según un eje anteroposterior, vamos a hablar de movimiento de aproximación o adducción y músculo que alejan o abducción.

Tipos de articulaciones sinoviales. Dependiendo del grado de movimiento hablamos de atrofia cuando no presenta prácticamente ningún movimiento, es típica las articulaciones se los arcos vertebrales.
El segundo tipo es el que se llama tróclea, polea o (snif). Presenta un grado de movimiento y viene representad por la articulación  húmero-cubital (flexión-extensión).
El tercer tipo se llama condílea, presenta dos grados de movimiento según el eje transversal y anteroposterior y es típico por la articulación de la rodilla o femurotibial.
El cuarto tipo recibe el nombre de enartrosis, presentan tres grados de movimiento según los tres ejes, es propio de la cadera y el hombro. En el hombre, dada la pequeña superficie de la escápula y la grande superficie del húmero se da la circunducción.

 


©2005 Elergonomista.com