Estás en: Inicio > Retroalimentación
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor


Retroalimentación

 

Si un sistema controlado experimenta una perturbación, se producirá una señal de salida, que será detectada por el sensor, que enviará una señal de error al amplificador, que producirá un cambio en la variable, de signo opuesto a la perturbación. Esto se puede usar para regular el sistema controlado, dentro de unos determinados rangos. El sistema tenderá a estabilizarse siempre cerca del punto de ajuste.
Retroalimentación positiva
Este proceso es similar al descrito en el caso de la retroalimentación negativa, pero teniendo en cuenta que la respuesta del amplificador se da en el mismo sentido que la perturbación, provocando de nuevo una respuesta, que amplificará la perturbación. Este sistema de retroalimentación positiva es extremadamente inestable, puesto que cualquier desviación del punto de ajuste provocará una respuesta de amplificación. Normalmente estos sistemas suelen tener una limitación, como puede ser el agotamiento de la energía o de los sustratos.
En animales sanos, el efecto de retroalimentación positiva se utiliza para producir un efecto regenerativo, explosivo o autocatalítico. Este tipo de control se usa a menudo para generar la fase creciente de un fenómeno cíclico, como el disparo de un impulso nervioso o la formación de un coágulo de sangre. El vaciado de algunas cavidades corporales también depende de respuestas de este tipo. Un caso típico es el de la respuesta a la oxitocina durante el parto.



©2005 Elergonomista.com