Estás en: Inicio > Glándulas salivares
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor


 


Glándulas salivares

 

Las glándulas salivares desempeñan varias funciones: mantener constante la humedad en el epitelio de la boca, facilitar el paso de alimento mediante la lubricación con moco y realizar una digestión inicial del alimento que se ingiere. En los peces, la primera de estas funciones no es necesaria mientras que la lubricación se realiza a través de células calciformes situadas en el epitelio. En los animales terrestres encontraremos glándulas sencillas de tipo acinar. Las glándulas salivares están muy diversificadas y varían de una especie a otra.

Las glándulas digestivas en el hombre. En el hombre existen numerosas glándulas de pequeño tamaño dispersas por toda la mucosa bucal, en labios, lengua,... Estas glándulas están asociadas al tejido conjuntivo para captar los nutrientes que necesitan de los vasos sanguineos, presentan también conexiones con el propio sistema nervioso. Distinguiremos en el hombre tres pares de glándulas salivares: las parótidas situadas bajo el oido, las glándulas submaxilares que se localizan en la mandíbula inferior y las glándulas sublinguales bajo la lengua. Estas glándulas se encargan de producir saliva en determinados momentos respondiendo a una diferente gama de estímulos sensoriales: estímulos gustativos, olfativos e incluso estímulos psíquicos. Según el estado del individuo la composición de la saliva será variable.

La saliva. En un estado fisiológico normal la saliva es un líquido incoloro, acuoso o mucoso. Compuesta basicamente por agua, contiene además diversas proteínas, enzimas, glucoproteínas, glúcidos y electrolitos. La enzima mayoritaria es la ptialina que interviene degradando inicialmente los glúcidos. La ptialina degrada el almidón y el glucógeno a maltosa. La mucina o mucus es otro elemento importante de la saliva. En la saliva también encontramos células plasmáticas como los linfocitos B al igual que células desprendidas del propio epitelio. Durante la predigestión se disuelven en la saliva sustancias que estimulan los receptores gustativos.

Estructura de las glándulas salivares: Se diferencian dos tipos de células, las células serosas y las células mucosas. Si realizamos un corte a un alveolo se observan células en forma prismática con un núcleo basal muy fino. En el polo apical se aprecia un acúmulo de mucus de color blanco. Los acinos serosos presentan células con nucleos redondos y acumulaciones citoplasmáticas oscuras. Las células mucosales segregan mucus, mientras que las células serosas segregan agua, ptialina y otras enzimas y proteínas. Las glándulas pueden ser mixtas, tienen al mismo tiempo células serosas y mucosas. También se observan unidades secretoras que presentan los dos tipos celulares. En estos casos las células serosas se situan adosadas a la superficie basal de las células mucosas formando las medias lunas de Gianuzzi. La secreción se conduce por las ramificaciones de la glándula para ser expulsadas al exterior. El epitelio de los conductos es de tipo monoestratíficado cúbico en las zonas más ramificadas. En las zonas donde ser recoge una mayor cantidad de secreción el epitelio es pseudoestratificado y en algunos casos pluriestratificado. Envolviendo la glándula hay una cápsula de tejido conjuntivo denso. En el interior de la glándula se observan tabiques de conjuntivo que dividen que dividen al órgano en lobulillos. En este tejido aparecen vasos sanguineos, vasos linfáticos y nervios. Aparece una zona determinada de la entrada y salida de los vasos al interior del órgano, es el hilio. Los vasos circulan por los tabiques hasta encontrarse con los lobulillos. Las glándulas sublinguales son más pequeñas y no tienen cápsula de tejido conjuntivo. Las parótidas y submaxilares si poseen cápsula. Las glándulas submaxilares son seromucosas, aunque las células serosas predominan sobre las mucosas. Las sublinguales son mucoserosas y las parotidas serosas. Existe un tercer tipo de célula que se localiza rodenado los acinos mixtos. Son células de aspecto epitelial presentando una gran cantidad de microfilamento, son celulas mioepiteliales. Estos microfilamentos le confieren cierta capacidad contractil, de forma que estas células pueden movilizar las secreciones de las glándulas.

 

©2005 Elergonomista.com