Estás en: Inicio > Sistema nervioso autonomo
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor

 


Sistema nervioso autonomo

 

El sistema nervioso autónomo (SNA), que coordina las funciones viscerales inconscientes, discurre fuera del sistema nervioso central (SNC). Existen reflejos efectores internos, que casi no se podrán distinguir del acto reflejo somático. Difieren básicamente en su localización. El acto reflejo autónomo está posibilitado por la presencia de ganglios fuera de la médula espinal.
Tradicionalmente se ha diferenciado el sistema nervioso autónomo en dos partes:
Simpático
Las neuronas proganglionares salen del tórax, mientras que las lumbares salen de la médula y hacen sinápsis con ganglios autónomos.
Parasimpático
Los nervios salen de la parte craneal (pares: III, VII, IX y X) y de la parte sacral.
Ambos sistemas están asociados al SNC. Liberan diferentes neurotransmisores, provocando en muchos casos reacciones opuestas en las funciones viscerales.

En general el sistema nervioso simpática produce una activación generalizada, mientras que el parasimpático produce una acción específica de los órganos. Son efectos de ahorro de energía o bien de renovación de éstas. En cambio, el primero implica un gasto de energía. Se suele dar en condiciones de estrés.

Los niveles de integración pueden darse a diferentes niveles. A nivel de los reflejos vegetativos espinales podemos encontrar los reflejos encargados de la defecación, de la micción o los reflejos sexuales. Podemos encontrar difusión a nivel de varios centros romboencefálicos. Por último se ve influido por el hipotálamo o bien por el tallo encefálico.

 

©2005 Elergonomista.com