Estás en: Inicio > El tegumento > Características generales
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor



El tegumento. Características generales

 

El tegumento es un revestimiento epitelial que cubre las superficies externas del organismo, separándolo y protegiendolo del medio externo. El tegumento no es una simple barrera de separación, sino que cumple con una gran variedad de funciones de vital importancia:

Protección: impide la penetración de agentes extraños en el interior del organismo.

Sensorial: en el tegumento se localizan células sensoriales especializadas en captar los estímulos.

Regulación térmica: participa en la regulación de la temperatura del ser vivo.

Regulación hídrica: evita la pérdida excesiva de líquidos corporales y la deshidratación del organismo.

Regulación osmótica: a través del tegumento tiene lugar el intercambio de iones y agua

Alimentación e excrección: el tegumento participa en la ingesta de alimentos y en la eliminación de sustancias de deshecho.

Respiración: en algunos seres vivos la respiración se realiza a través del tegumento, como en los anfibios.

Reconocimiento individual: los seres vivos se relacionan con el medio externo a través del tegumento lo que facilita que se reconozcan entre ellos

El tegumento de los vertebrados se denomina piel. Está formado por dos estratos básicos diferenciados: la epidermis y el tejido epitelial de origen ectodérmico, por debajo se situa la dermis, tejido conjuntivo de oriegen mesodérmico. Entre las células de revestimiento de la epidermis se encuentran células especializadas con diferentes funciones.

 

©2005 Elergonomista.com