Estás en: Inicio > El tegumento > Tegumento de los Vertebrados > Escamas de los peces
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El tegumento
Sistema digestivo
Glándulas salivares
El higado
Vesícula biliar
El pancreas
Sistema circulatorio
Organos hematopoyéticos
Aparato respiratorio  
Aparato excretor
Sistema nervioso
Sistema nervioso central
Sistema endocrino
Aparato reproductor



Escamas de los peces

 

Las escamas de los peces no son faneras aunque si lo son las de los reptiles, aves y mamíferos al igual que algunos anfibios. Las escamas de origen dérmico o mixto se encuentran en los peces y algunos reptiles. Diferentes tipos de escamas que presentan los peces:

Escamas dermoepidérmicas: se denominan escamas placoides y se encuentran en los elasmobranquios. Los dentículos dérmicos de los tiburones responden a este modelo de escama. La formación del dentículo comienza con la proliferación de una papila dérmica que empuja a la dermis formando un saliente. Las células de la epidermis responden produciendo una sustancia a modo de esmalte. Provocando que las células epidermicas queden aisladas y mueran. Los fibroblastos de la dermis adquieren una forma epitelioide recubriendo toda la fibra del esmalte al tiempo que segregan una sustancia llamada dentina. Finalmente la papila dérmica sale al exterior y crece por la proliferación de la pulpa rodeada por la dentina más el esmalte. Los denticulos están curvados hacia el extremo posterior del pez. En la pulpa se observan unos canales que comunican la dentina más interna con la pulpa viva. Los dientes se forman de manera similar.

Escamas ganoides: se encuentran en los condrosteos y holosteos. Formadas por la dermis, concretamente por los fibroblastos de la dermis. Estas células segregan una proteína denominada ganoina semejante a la osteina. Escamas cuadrangulares y no están calcificadas, se disponen unas al lado de otras por debajo de la epidermis.

Escamas cicloides y ctenoides: de origen exclusivamente dérmico, se encuentran en los teleosteos. estas escamas están ligeramente calcificadas y adquieren una disposición imbricada donde la epidermis se pliega para rodearlas.

 

©2005 Elergonomista.com