Estás en: Inicio > Tejido meristemtico
 
Contenido
Influencia de la luz en el crecimiento y desarrollo de las plantas
Las plantas: Influencia del viento
Contaminación atmosférica. Crecimiento vegetal
Contenido
Fisiología vegetal
Estres, resistencia y tolerancia
Relaciones entre la planta y el suelo.
El agua como factor de estrés vegetal.
Resistencia y tolerancia al estrés.
Exceso de agua, hipoxia
Nutrición mineral en las plantas.
Estrés salino
Adaptación al estrés salino  
Estrés ionico
Fisiología de las plantas en suelos ácidos
Fisiología de las plantas en suelos alcalinos
Influencia de la temperatura sobre el crecimiento y desarrollo de las plantas
Bases moleculares y fisiológicas de la resistencia a temperaturas extremas


Tejido meristematico

 

Cuando la semilla germina todas las células del embrión están en división. Con el crecimiento de la planta las divisiones quedan restringidas a zonas concretas que quedan activas durante toda la vida de la planta. El resto de las celulosa se diferencian y dan lugar a los distintos tejidos. Lo meristemos son regiones en donde se producen nuevas células, durante toda la vida de la planta, a través de procesos de división. Las células originadas por la división de las células meristemáticas sufrirán un proceso de diferenciación hasta transformarse en diferentes tipos de células. De este modo, los tejidos se diferencian como grupos de células organizadas estructural y funcionalmente. Todos aquellos tejidos constituidos por células que poseen capacidad de división reciben el nombre de tejidos meristemáticos. El meristemo apical, cambium vascular y felógeno son ejemplos de tejidos meristemáticos. El tejido meristemático se encuentra constituido por células de paredes primarias delgadas, con citoplasma denso y núcleo grande. Los meristemos permiten que se produzca el crecimiento del árbol en sentido longitudinal y diametral. El crecimiento longitudinal, también llamado crecimiento primario, se produce por la acción del meristemo apical; mientras que el crecimiento diametral o en grosor, también denominado crecimiento secundario, se produce por divisiones que ocurren en el cambium vascular y, en menor proporción, en el cambium cortical.
La existencia de meristemos es la diferenciación entre plantas y animales ya que estos solo crecen hasta la cuarta edad mientras que las plantas gracias a los meristemos crecen toda su vida.
La diferenciación es el proceso de crecimiento y especulación anatómica y funcional de las células. Los tejidos que se diferencian pasan de ser meristemáticos a embrionarios los tejidos adultos o maduros.
La totipontencionalidad es la capacidad de las células vegetales (siempre y cuando no hayan perdido el núcleo) de perder todas las diferenciaciones y volver a ser meristemáticos. Gracias a esto una sola célula puede regenerar una nueva planta siempre y cuando tenga los requisitos necesarios, que son:

  • Separarle del medio donde se ha diferenciado.
  • Proporcionarle los estímulos adecuados (hormonas vegetales).

Tipos de meristemos:

  • Según su posición en la planta:
    • Meristemos apicales: aparecen en los ápices de raíces, tallos … Son responsables del crecimiento en longitud.
    • Meristemos laterales: aparecen en paralelo a la circunferencia del órgano que ocupan. Son responsables del crecimiento en grosor.
    • Meristemos intercalares: aparecen entre tejidos maduros y solo en determinados tipos de plantas. Ej.: caña de azúcar.

Características de las células meristemáticas:

      • Son células pequeñas
      • Pared primaria fina
      • Forma regular (isodiamétricas)
      • Muchas vacuolas y pequeñas
      • Sin sustancias de reserva
      • Plastos en formas inmaduras (protoplastos)
        • Según su origen:
  • Meristemo primario: proviene directamente de células que nunca han perdido su

                        capacidad de división.

  • Meristemo secundario: se origina a partir de células diferenciadas que nuevamente

                        adquieren su capacidad de división.

 

 

©2005 Elergonomista.com