Estás en: Inicio > Cápsulas > Formulación > Cápsulas gelatinosas
 
Contenido
Concepto de Galénica
Medicamento
Preformulación
Absorción
Estabilidad
Cápsulas
Microcápsulas
Soluciones
Suspensiones  
Emulsiones


Cápsulas gelatinosas

 

El componente fundamental es la gelatina, normalmente la gelatina se obtiene por hidrólisis de tejidos colagénicos de origen animal de pieles o huesos.

Las blandas tienen plastificante en la formulación de la cubierta y las duras no. El plastificante puede ser la gelatina o el sorbitol al 70%. Las duras tienen gelatina y agua, las blandas gelatina, plastificante y agua, todo ello en proporciones variables. Su concentración dependerá de la consistencia de la masa: la presencia de agua quita consistencia a la masa, el plastificante le da elasticidad. La elasticidad de la cubierta permite que el volumen de la cubierta sea mayor o menor.

La cubierta en general lleva gelatina, pigmentos (para dar coloración). Hay cápsulas opacas donde la formulación básica se integra en un agente opacificante (óxido de titanio). Como conservantes se usa el dioxido de azufre, tiene que ser menor al 0,15% porque sino crea incompatibilidades entre pigmento y gelatina. La gelatina está muy expuesta a la contaminación microbiana.

La gelatina sea cual sea su origen para que sea oficinal, tiene que tener mínimo contenido microbiano, residuo en cenizas no superior al 1%, arsenico en cantidades inferiores a una parte por millón, metales pesados no superiores a 50 partes por millón, agua no superior al 15%, pH entre 4,7-6.

Cuando el principio activo tenga en su estructura algún grupo aldehido, la cápsula gelatinosa tendrá que tener ácido fumárico por que es el modo de evitar que los aldehidos interaccionen con la gelatina.

Si hay sales de hierro (sulfatos, fumarato, malato) la cubierta debera llevar EDTA para evitar que la cubierta se manche. Es importante preveer el contenido de la cápsula, o principio activo que se va a encapsular. Hay cápsulas que se incluyen en las de gelatina pero de diferente composición, metilcelulosa. La gelatina puede presentar problemas de estabilidad.

Tamaños

000 - 00 - 0 - 1 - 2 - 3 - 4 - 5. Utilizar los más pequeños, El tamaño estará condicionado por el volumen de polvo a distribuir y número de cápsulas a preparar, el volumen de polvo dependerá de la formulación, principalmente del principio activo.

Influencia de la envoltura en la velocidad de disolución de la forma en el lugar de absorción.

Las cápsulas son sustancias fisiológicamente indiferentes, el principio activo se va a comportar igual en presencia o no de la cápsula, este es el modo ideal del comportamiento. La cápsula al desintegrarse puede ligar, aglomerar el polvo y retardar la disolución, la absorción. Este fenómeno se ha constatado en el caso de coloides con carga opuesta a la gelatina, para sustancias con afinidad a las proteinas, dando complejos que pueden ser poco solubles y por tanto poco absorbentes

 

©2005 Elergonomista.com