Estás en: Inicio > Estabilidad de un medicamento > Generalidades
 
Contenido
Concepto de Galénica
Medicamento
Preformulación
Absorción
Estabilidad
Cápsulas
Microcápsulas
Soluciones
Suspensiones  
Emulsiones


Estabilidad de un medicamento

 

Para tener la seguridad de que el medicamento se va a comportar como cuando se formula es necesario considerar la estabilidad.

La estabilidad de un producto farmaceutico es la capacidad de una formulación particular en un contenedor específico de permanecer dentro de sus especificaciones físicas, químicas, microbiológicas, terapeuticas y toxicológicas. Puede definirse también como el tiempo que transcurre desde la fecha de fabricación y envasado durante el cual la actividad química o biológica no desciende de un nivel predeterminado de potencia fijada y sus características físicas no se modifican apreciablemente o degeneran, este nivel debe ser como mínimo del 90% de la potencia inicial.

Razones por las que no se puede discriminar la estabilidad:

  • Asegurar lo dicho en la definición anterior.
  • medicamento no tenga efectos nocivos, no implica que sus productos de degradación no los tengan y puedan ser tóxicos o con efectos terapeuticos menores al deseado.
  • Razones de tipo legal, a todo medicamento se le exige unas condiciones de efectividad, potencia mientras estén en el mercado.

Hay que controlar e identificar las situaciones que pueden hacer que se pierda estabilidad en el medicamento, primero solo el principio activo y luego con un líquido (solución, emulsión o suspensión). La degradación que puede sufrir un medicamento está relacionado directamente con su naturaleza. Los factores que afectan son: tiempo, luz, oxígeno, humedad, condiciones del medio de la disolución como el pH, agitación, fuerza iónica. También pueden influir las propias sustancias que acompañan al principio activo como el excipiente o los aditivos. Las impurezas pueden ser catalizadores natos de la degradación del principio activo, en este sentido indicar que toda sustancia medicamentosa debe tener una pureza del 100%, es importante por tanto conocer la pureza en base a la dosis de principio activo a utilizar. Los productos de degradación además de tóxicos pueden actuar como catalizadores de posteriores degradaciones. El proceso tecnológico también puede ser responsable de la inestabilidad. Los factores bacteriológicos que afectan por contaminación y por último el propio envase.

Fecha de caducidad: Se determina en función del tiempo que tarda el medicamento en perder el 10% de su actividad.

Tipos de inestabilidad: a) Física, debida a transiciones polimórficas, absorción de agua, modificación del tamaño de partícula. b) Microbiológica, contaminación debida a hongos o bacterias. c) Química, es muy importante y más frecuente en preparaciones líquidas.

En la degradación física un fenomeno importante es la formación posible de eutécticos, salvo que queramos que aparezcan, por regla general son un problema, se da frecuentemente en preparaciones sólidas, detectándose porque ha cambiado el aspecto y la consistencia de la forma, aparece una masa pastosa dando la impresión que ha captado agua. Las sustancias químicamente más sensibles a padecer este fenómeno son aquellas con puntos de fusión bajos y con fuerzas intermoleculares débiles. Este fenómeno se debe a que haya liberado agua de hidratación de alguno de los productos que intervienen en la muestra, o por capatación de la humedad ambiental por ser el material de naturaleza higroscópica e incluso porque la mezcla sea en si eutéctica. En las dispersiones sólidas puede aparecer este fenómeno sobre todo si se emplea manitol. Las soluciones a este problema: formular el principio activo de otra forma, añadir algún absorbente como el carbonato de magnesio o sales de calcio o recurrir al microencapsulado.

 

©2005 Elergonomista.com