Estás en: Inicio > Escuela de Salerno
 
Contenido
Concepto de Galénica
Medicamento
Preformulación
Absorción
Estabilidad
Cápsulas
Microcápsulas
Soluciones
Suspensiones  
Emulsiones


Escuela de Salerno

 

Con la Edad Media hay un decaer de las ciencias, porque hay un fallo en la terapéutica. Retroceden las ciencias, debido en parte por las grandes pestes y epidemias. Por esto se vuelve a los sistemas más oscuros de las ciencias: horóscopos, creencias religiosas, uso de escapularios, palabras mágicas escritas (abracadabra)... También se vuelve a la adivinación, astronomía, como forma de ver el destino.
Tan solo la alquimia (con origen en Mesopotamia, Egipto), ciencia recuperada debido al retraso, sufre un desarrollo considerable. Es una gran ciencia oculta. Va a tener un gran soporte de química, y por ello, este desarrollo beneficiará a la química. El alquimista intenta conseguir:
- Alargar la vida hasta el final de los siglos.
- Licor con la propiedad de convencer, que te hace un líder.
- La piedra que convierte todos los metales en oro y plata.
El alquimista sigue siendo uno de esos hombres sin demasiada credibilidad al principio, pero llega un momento en el que se piensa que si aciertan es que tienen un pacto con el diablo, y se la considera una ciencia maldita, que va en contra de los teólogos y de la Inquisición. Así la Inquisición los perseguirá teniendo que ocultarse. Pero aún teniendo que permanecer ocultos continúan teniendo gran clientela, sobre todo los señores poderosos (el pensamiento llevaba a creer que todo podría ocurrir).
Pero la alquimia no consigue nada de lo que promete, aún así prosperó pues la gente no perdía la esperanza. La alquimia consigue avanzar la química. La necesidad del alquimista de mejorar las destilaciones (muy utilizadas por ellos), les lleva a diseñar hornos de destilación mejores, y otro tipo de instrumental, así ellos ayudaron indirectamente al avance de la química.
Las ciencias continúan en manos de los monasterios y de las iglesias.

Cuando la terapéutica monástica empieza a tener más problemas, los pueblos tienen más tranquilidad con el gobierno y la economía, y surgen las UNIVERSIDADES. Éstas van a ser los únicos centros en los que se va a transmitir el saber. Antes eran las escuelas monásticas y catedralicias (traducían textos, y había escuelas de traductores importantes, como la de Málaga)
Hasta que aparezcan las universidades, encontramos en Italia una escuela importante: La escuela de SALERNO. Así la escuela de Salerno se presenta como el primer centro de enseñanza médica de la Edad Media (orígenes de la Alta Edad Media). Situada en Salerno (a 80 kilómetros de Nápoles y muy cerca del monasterio benedictino de Montecasino). Es el primer centro de enseñanza en el que se admiten mujeres enseñando y aprendiendo pero tiene una fundación relativamente desconocida, pues tan solo se conoce que fue fundada por un judío, un árabe, un latino y un greco-bizantino (uno de entre estos era una mujer). Salerno está funcionando en una zona realmente privilegiada, muy bien situada cerca de Nápoles y del convento de Montecasino, con lo cual es muy fácil que fuera consecuencia de la prohibición de la enseñanza a los religiosos.

A principios del siglo XI ya estaba organizada su enseñanza y se denominaba COLLEGIUM HIPPOCRATICUM o STUDIUM SALERNITATUM.
En éste, cada estudiante debía cursar tres años de Lógica, luego cinco de Medicina, examinarse en Salerno y practicar un año bajo la supervisión de un médico experto.
Salerno declinó con la aparición de las Universidades (siglo XIII), las cuales veían sufragadas sus gastos por la Iglesia. Hay muchos autores salernitanos, entre ellos Constantino el Africano.

TEXTOS SALERNITANOS DE INTERÉS EN FARMACIA

Antidotarium Nicolai o Antidotarium Salernitanum, que es una corta selección de remedios (recetas), sus métodos de preparación y utilidades.
Mateo Plateario, médico del siglo XII, que escribe Glosas al Antidotario de Nicolás, y un libro de simples medicinales, conocido como Circa Instans, por ser éstas las 2 primeras palabras del texto.

SEPARACIÓN LEGAL DE MEDICINA Y FARMACIA

A) Siglo XII: Es obligatoria, pues se da por ley.
Ordenanzas medicinales: Federico II, Emperador de Alemania, Rey de las dos Sicilias, dadas para este reino:
- Prohíbe la asociación entre prescriptor y preparador.
- Obligación de preparar según el arte Salernitano.
- Someterse a la vigilancia médica.
- Aceptar las limitaciones económicas (tarifas de precios)
- Para poder establecerse, aceptar estas normas bajo juramento.

Estatutos de la Villa de Arlés (con un contenido muy parecido).

B) Siglo XII:
? Estatutos de la Villa de Avignon (separación total médico – farmacéutico):
- Los especieros y sus ayudantes jurarán ejercer fielmente su oficio.
- No concertar ni asociarse con prescriptores para vender sus medicamentos.
? En España, para Castilla y León, Alfonso X “el Sabio”, dictó, en 1263, las SIETE PARTIDAS. La partida VII al hablar de homicidios indica:
“... habrá también la pena de homicidio a los boticarios que produzcan la muerte de alguno dándole a comer o beber escamonea u otra medicina fuerte sin mandato de los Físicos...”

“... el físico, especiero u otros que vendan hierbas y ponzoñas, al que sepan que quiere matar con ellos y le enseñen el modo de prepararlas o suministrarlas para tal objeto habrán pena de homicida...”

EL PROTOMEDICATO. El Protomedicato de Castilla va a surgir con los Reyes Católicos (y se puede considerar algo similar al primer ministerio de Sanidad). Separará definitivamente los médicos de los preparadores de medicamentos. Gobierna la institución de médicos y boticarios, y deciden que sea en Castellano. Además decide que ha de haber unión de preparadores de medicamentos produciéndose un gran tráfico comercial (sobre todo en la costa mediterránea: Baleares, Valencia, Zaragoza...). Así los preparadores deciden agruparse para protegerse de competencias externas, autoinspeccionarse (obligar a prácticas con un maestro y examinar), dando tarifas (precio uniforme) y garantizando la calidad de los medicamentos.
Las asociaciones profesionales que se dieron fueron los gremios y las cofradías. La palabra gremio en algunas zonas sonaba a poder. Por eso, formaban cofradías y en sus estatutos había normas religiosas. Estas cofradías llevaban todo el ejercicio profesional por detrás. Todas estas asociaciones, llegado el momento, pasaron a ser colegios de boticarios donde se empezaron a hacer las primeras farmacopeas hechas conjuntamente entre boticarios y médicos, de forma que en las boticas no fuera necesario un gran número de libros. En las farmacopeas (o concordias) encontramos todos aquellos productos o medicamentos que los médicos de esa zona tendían a recetar.
Así estudiaremos las asociaciones profesionales en España, aunque las primeras en aparecer fueron las italianas.

©2005 Elergonomista.com