Estás en: Inicio > Soluciones > Jarabe > Preparación de un jarabe medicamentoso
 
Contenido
Concepto de Galénica
Medicamento
Preformulación
Absorción
Estabilidad
Cápsulas
Microcápsulas
Soluciones
Suspensiones  
Emulsiones


Jarabe medicamentoso. Preparación

 

Disolver la sustancia medicamentosa directamente en el vehículo o excipiente. Si la solubilidad no es la adecuada utilizar solubilizantes o intermedios de solubilidad que solamente se usan cuando no es posible la solubilidad directa, puede emplearse con este fin el alcohol, pero en en preparaciones pediatricas.

Componentes de una forma medicamentosa:

  • Principio activo
  • Excipiente
  • Intermediario de solubilidad
  • Modificadores del pH
  • saborizantes
  • Aromatizantes
  • Colorantes
  • Conservantes

Disolver el azucar en la sustancia medicamentosa, solo es posible si los principios activos tienen naturaleza líquida, caso de extractos. Si no se hace así resultaría un jarabe de una densidad inferior a la prescrita.

Clarificación de los jarabes

Similar al filtrado. Para efectuar esta operación es preciso cerciorarse de que el principio activo está totalmente disuelto, es conveniente antes de filtrar valorar cuantitativamente la cantidad del principio activo en la formulación. Filtrar con un tamaño de poro adecuado al tamaño de partícula del que partimos. Filtramos en papel, porcelona, vidrio poroso, el método empleado dependerá del tipo de escala de trabajo que tengamos (planta piloto, industrial,...). El filtrado es una de las operaciones más importantes.

Ensayos

Es una de las formas donde más posibilidades de alteración hay.

Es necesario valorar cualitativamente y cuantitativamente el principio activo. Hay jarabes en que el principio activo se puede formar en el curso de la preparación (jarabe de ioduro ferroso) en estos casos hay que valorar el producto final, pero lo normal es valorar los principios activos introducidos en la formulación. Son formas de dosificación muy complejas, la valoración del principio activo es dificil, hay que aislar el principio activo, pero teniendo en cuenta que está disuelto, emplear técnicas analíticas propias de cada sustancia, de cada principio activo; las técnicas más usadas: HPLC, espectrofotometría, volumetría.

Adulteraciones

Las adulteraciones frecuentes en los jarabes: usar glucosa en vez de sacarosa ya que es más barata. Los jarabes con glucosa son menos viscosos, se añade almidón como espesante, suele ser además glucosa comercial, no es una glucosa pura, está preparada por hidrólisis ácida de la celulosa, el exceso de ácido se neutraliza con carbonato calcico, la glucosa comercial tiene en su composición dextrina y calcio, la dextrina se puede detectar añadiendo unas gotas de agua de iodo, si hay coloración roja es indicativo de presencia de dextrina, el calcio se detecta observando la posible precipitación con oxalato de amonio. Otras reacciones indicativas de la presencia de glucosa es la reacción de Fehling y el ensayo polarimétrico.

Otra adulteración es la presencia de ácido salicílico. Se extrae con eter de petróleo, se añade tricloruro de hierro si lo hay da una coloración violeta. La sacarina no es adulteración si es para diabéticos. para detectar la presencia de sacarina hay que acidificar el medio con ácido fosfórico, se extrae con eter, se evapora a sequedad, el residuo se disuelve en alcohol, se trata con sosa en exceso formandose el salicilato de sodio que en medio ácido libera ácido salicílico que se valora con tricloruro de hierro (violeta).

La dulcina se detecta con nitrato mercúrico, da coloración violeta (la extracción previa se realiza con eter).

El almidón, es un espesante que se añade cuando se utiliza glucosa comercial, se emplea para aumentar la densidad del jarabe, con iodo da un color violeta.

 

 

 

©2005 Elergonomista.com