Estás en: Inicio > Sistema nervioso
 
Contenido
Geriatria
Envejecimiento
Piel
Sistema respiratorio
Sistema cardiovascular
Músculo - esquelético
Sistema hematopoyético
Aparato digestivo
Aparato excretor  
Sistema nervioso


Sistema nervioso

 

A los 25 años comienzan a perderse neuronas a un ritmo de 10000 al día. En este deterioro influye el estado nutricional, el riesgo arterial y determinados hábitos de vida como el alcohol, las drogas. Hay una disminución en la velocidad de transmisión del estímulo nervioso. Esto llevará a una respuesta más lenta tanto de tipo consciente o voluntario como de tipo reflejo, vegetativo.

Repercusiones

Una persona mayor tiene disminuida la memoria inmediata persistiendo mejor la de hechos pasados. Esto depende en gran medida de la situación de esa persona mayor: si está integrada en su ambiente y mantiene un interés por lo que le rodea, esta pérdida de memoria será mínima. Si se repliega en si misma y pierde interés, tendrá problemas para recordar cosas actuales.

En relación a la capacidad intelectual puede mejorar en el sentido que tiene más experiencia y más conocimientos, pero puede estar enlentizada. Dependerá de los hábitos intelectuales que haya tenido previamente, si está acostumbrado a leer, habrá menos problemas.

El área cognoscitiva está empeorada cuando se han asociado otros factores: pérdida de memoria. Se incluye en ella la capacidad para adaptarse a situaciones nuevas.

Trastornos en el ritmo del sueño, tienen insomnio. Se despiertan con mayor facilidad, en ocasiones invierten el ritmo de sueño de día y de noche.

Está disminuida la capacidad reactiva vegetativa, disminuye también la capacidad de adaptación del organismo a las distintas agresiones que pueda sufrir.

Los órganos de los sentidos se alteran, disminuye la sensación táctil, gustativa y el olfato.

Vista

En la vista se producen cambios morfológicos tanto en el ojo como en los anejos. Suele disminuir la elasticidad de los párpados. Puede producirse depositos de grasa (xantelasmas) capas finas de color amarillo en la parte interna del párpado superior e inferior. El arco senil, es un arco fino que rodea la cornea de color grisaceo o amarillo verdoso. En la conjuntiva pueden aparecer manchas amarillas (pingueculas). Se produce una disminución de la secreción lacrimal. Las pupilas disminuyen de tamaño y por lo tanto permiten la entrada de menos rayos de luz. De esta forma puede perderse la visión periférica. Las pupilas son menos reactivas y esto hacen que tengan dificultad para adaptarse a los cambios de luz y se vea peor en un ambiente con luz tenue. El cristalino puede sufrir cambios, ensancharse y disminuir su elasticidad, no acomodando bien (presbicea) no les deja ver objetos cercanos. Pueden formarse en su interior manchas opacas que van disminuyendo la agudeza visual, cuando está totalmente opaco aparecen las cataratas. Puede adquirir una coloración amarillenta y entonces no permite bien el paso de colores como el azul o el verde, se dice que falta la discriminación cromática.

Valoración

Agudeza visual, discriminación cromática, visión periférica, uso de gafas, revisiones

Oido

Las orejas suelen ser más grandes ya que hay depósito de cartílago. Puede haber un aumento de pilosidades y acumularse cera.

El sentido auditivo con la edad se pierde, se atrofia el nevio. Se pierde el poder de audición de los tonos altos, mejor comunicación en tonos bajos y hablando despacio.

Valoración

Hacer cambios en el tono de voz. Ver si nos oyen mejor al hablar de frente o sin que nos vean la cara.

 

©2005 Elergonomista.com