Estás en: Inicio > Piel
 
Contenido
Geriatria
Envejecimiento
Piel
Sistema respiratorio
Sistema cardiovascular
Músculo - esquelético
Sistema hematopoyético
Aparato digestivo
Aparato excretor  
Sistema nervioso


Piel

 

Piel atrófica, la epidermis está muy débil. Se produce una disminución del tejido subcutaneo. Atrofia de las glándulas sudoriparas y sebaceas disminuyendo por tanto sus secreciones. Disminuye la sensibilidad de los receptores que se encuentran a nivel de la piel en relación a estímulos de presión, temperatura, dolor,... En los vasos periféricos la capacidad de contracción y dilatación es menor.

Consecuencias

  1. Piel seca
  2. Disminución de la elasticidad y turgencia por lo que se mantiene el pliegue
  3. Aumento de la transparencia, se ven más los vasos superficiales
  4. Arrugas
  5. Piel más flácida (brazos, cuello, músculo)
  6. La integridad de la piel esta alterada. La funcion defensiva es peor. Al disminuir la sensibilidad se observa mejor el deterioro de un agente agresor.
  7. Se produce una adaptación peor a los cambios de la temperatura ambiental
  8. La acción continua del aire, humedad, sol,... hace que puedan aparecer cambios en las áreas descubiertas: presencia de angiomas, queratosis bien seborreica ( verrugas oscuras con aspecto grasiento) o precancerosa , heridas que no cicatrizan, presencia de áreas pigmentadas.

Problemas

Aumento de la posibilidad de lesiones, mayor facilidad para hematomas, presencia de prurito cuando la piel está muy seca.

Pelo

Más fino, se cae o encanece. En las mujeres tras la menopausia al aumentar el nivel de estrógenos puede aparecer vello en la cara.

Uñas

Aumento de grosor. La del pulgar se hace más difícil de cortar, tendencia a encorvarse y encarnarse. Pueden quedar huecos y aparecer infecciones micóticas.

Valoración

Entrevista, investigar la frecuencia de hemorragias, verrugas o endurecimientos, úlceras que no cicatrizan, inspeccionar los pliegues cutaneos.

 

 

©2005 Elergonomista.com