Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
 
 
 

 

 

General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
La Ilustración
La Ilustración en Francia
La Ilustración en Europa
Fisiocracia
El liberalismo económico
Independencia de los Estados Unidos
La revolución francesa
La restauración
Liberalismo  
Romanticismo
Nacionalismo
Elergonomista.com
La revolución industrial
Factores de la revolución industrial
Efectos de la revolución industrial
Consecuencias de la revolución industrial

La 2ª Guerra Mundial

Orígenes y causas

 
La Europa de Hitler
 
La guerra
 
 
Tratado de Lorcano
 
 
Calidad de vida

Estás en: Inicio > La baja edad media

LA PESTE NEGRA 1348-1350
Población
Los hombres del Medioevo conocían muy bien la tuberculosos, lepra, paludismo y los trastornos que se agrupan bajo el nombre de fiebre, pero ahora se trataba de una peste bubónica, que se extendió hacia occidente desde el Asia oriental a trabes de rutas comerciales del imperio mongól y que llego a Italia en los barcos genoveses que venían por el mar Negro. La epidemia se extendió desde Italia a la mayor parte de Europa y era una enfermedad que portaban los roedores trasmitida a través de las pulgas, por lo que tenia mas posibilidad de infectarse las zonas urbanas con gran densidad de población. El índice de mortalidad era muy elevado. La mortandad total causada fue la mitad o mas de la población europea.
Los efectos psicológicos fueron demoledores. El mas inmediato fue le miedo, con este llegó la histeria, lo que algunos abandonaron el sexo y la bebida, habían aparecido hermandad de flagelantes. Se inicio la búsqueda de la victima propiciatoria, en donde los judíos, fueron los primeros en sufrir las consecuencias. Los mas ricos podían retirarse al campo y escapar a la tormenta. Al estructura y las instituciones básicas de la sociedad europea sobrevivieron. La peste negra volvió a aparecer en 1360, afectando a los niños y de nuevo en el 1371. a partir de ese momento, los rebrotes de epidemia se fueron haciendo mas largos y la mortandad disminuyo gradualmente. Fueron estos continuos rebrotes los que impidieron una rápida recuperación de la población. Hacia 1300 ya se había alcanzado los limites de la producción de alimentos, dado el nivel en que se encontraban las técnicas agrícolas y las dificultades de transporte.
LA AGRICULTURA: EL FIN DE LA SERVIDUMBRE
Durante toda la Edad Media, la tierra había sido la principal fuente de riqueza, pero en el siglo XIII se había vuelto escasa y cara, lo que significo un aumento de las rentas como de los precios agrícolas, aunque la mano de obra se volvió abundante y barata. Pero después de la peste negra la relación se invirtió. La demanda de alimentos y los precios cayeron, y la mano de obra se volvió escasa. Dicha situación tuvo consecuencias, subieron los salarios y descendieron los precios agrícolas (fijar el precio máximo).
Los propietarios de la tierra tuvieron que adaptarse a las nuevas circunstancias, en donde, intentaron reimplantar servicios en trabajos mas severos que nunca sobre sus tenentes. Estos simplemente huían de aquellos dominios donde las condiciones eran mas atractivas. Cada vez con mayor frecuencia, los señores se vieron obligados a dar sus tierras en arrendamiento. El viejo señoría feudal se transformo ahora de manera sustancial. Se convirtieron en rentistas, los servicios de trabajo desaparecieron y con ellos la condición de villano o siervo. Los campesinos ocuparon tierras hereditarias. Fue una evolución desigual, en donde se hizo frecuente la demanda de la abolición de la servidumbre.
Los campesinos y el Estado
Los campesinos no pudieron aprovechar todas las ventajas del cambio en las condiciones del mercado, que continuaba deprimido, porque las ciudades se volvieron mas pobres. A menudo, no era posible repoblar las tenencias, o bien los propietarios convertían las tierras que antes había sido de cultivo en pastos. Desaparecieron cientos de pueblos. Los campesinos tuvieron que compartir sus ganancias con le Estado, ya que los príncipes empezaron a compensar estas perdidas mediante la sistemática exacción de impuestos, con la recaudación de aranceles de importación y exportación, o bien de impuestos directos.
Lo que molestaba en especial a las autoridades era el tono religioso de esta propaganda. La obediencia era el centro de toda moralidad y la rebelión era el resultado del mas terrible de los siete pecados capitales, la soberbia. Hombres y mujeres necesitaban encontrar una justificación religiosa a sus actos. Pero la Iglesia no podía proporcionar tal justificación. Entonces recayó, en las herejías declaradas o en movimientos marginales a veces dentro y a veces fuera de la Iglesia. Las autoridades establecida tenían pocas dificultades en sofocarlos.

La transformación del feudalismo
Si la peste negra trajo la disolución entre el señor y el siervo, también lo fue entre el feudal y vasallo. Las antiguas relaciones personales basadas en la tierra y el servicio dieron paso a unas relaciones basadas en el dinero y el contrato. Desde el comienzo del feudalismo, las mujeres y los niños, habían pagado dinero en lugar del servicio militar, es que los señores creyeron cada vez mas conveniente el generalizar estos pagos, gracias a que con ellos podían contratar soldados o retener a los caballeros. Esta relación fue llamada “feudalismo bastardo”, una declinación del feudalismo clásico, donde la clase dominante tenia un gran poder y mucha corrupción. En el nuevo sistema, la relación patrono y cliente, fue el patronazgo que hizo funcionar los engranajes de esta sociedad. Esta sociedad basada en la posición y los privilegios, los hombres la iban a usar en su propio beneficio. Daban por sentado que la corrupción publica era mejor frenada por un gobernante fuerte.
Nuevos conceptos sobre la naturaleza de la propiedad
El feudalismo clásico, la propiedad, eran consideradas bajo dos aspectos. Por una parte, daba derechos al propietario, pero por otra le imponía obligaciones: a los nobles, la obligación de fidelidad y servicio militar, y a los campesinos le servicio laboral y militar, también. La propiedad empezó a ser considerada un derecho absoluto, sobre el que no recaía ninguna obligación. La cabeza del Estado hubo de reclamar mayores poderes y prerrogativas sobre sus súbditos. Estos querían negar al príncipe tales derechos, por ello empezaran a aparecer teorías sobre el poder absoluto de los príncipes. El concepto de propiedad, en el siglo XVII, es considerado un derecho absoluto, donde es la base de todas las teorías políticas.
LAS CIUDADES Y EL COMERCIO
La caída de la población afecto la vida agraria, como también a la manufactura industrial y al comercio. El volumen total de la producción cayo. Con el descenso o estancamiento de los volúmenes de comercio, los mercaderes y manufactureros tendieron a adoptar actitudes mas defensivas. Formaron compañías, creadas para reducir la competencia y excluir a los extranjeros, persuadieron a los gobiernos a que les garantizaran sus privilegios. Los gobiernos a cambio obtendrían prestamos de las compañías mercantiles. Las motivaciones comerciales empezaron a jugar un papel importante en las relaciones internacionales de las monarquías europeas. El maestro contaba con los gremios de artesanos, cuya entrada estaba restringida, para si prevenir la competencia mediante la regulación de precios y la calidad de los bienes producidos. Algunos manufactureros empezaron a trasladarse al campo. El resultado fue el aumento de la tensión social. Así en el 1358, una gran revuelta de hombres corrientes a los que se unieron los ciudadanos de Paris contra los indeseables, incendiarios y criminales soldados de los reyes de Francia e Inglaterra.
Transformaciones económicas
El final del siglo XIV y el siglo XV no fue un periodo en el que se produjera una caída continua de la manufactura y el comercio. Aparecieron nuevas manufacturas, como la seda, la piel, el metal y el vidrio, que compensaron la caída de las viejas industrias. También el lino, que fue un alternativa a la lana. La vitalidad continuada del comercio de ultramar se nos muestra en el desarrollo de la industria naviera. La navegación también aumento por Europa incluso durante el siglo de recensión económica. Las razones del crecimiento de la industria manufacturera de la lana iglesia se debían a los impuestos reales sobre la exportación de la lana. Todo esto permitió a los mercaderes ingleses ir muy lejos a vender sus tejidos, entraron en competencia y en guerra con sus rivales comerciales.
Los cien o ciento cincuenta años siguientes a la peste negra fueron un periodo de rescisión absoluta de la vida económica europea, pero no de estancamiento. Los inventos tecnológicos y las mejoras continuaron realizándose, como por ejemplo, la pólvora. En la industria minera había complejos mecanismos para poder bombear el agua de los pozos mineros. Hacia 1400 se empezó a fundir el hierro. Se introdujo el papel, el que proporcionaría su mayor repercusión con la imprenta. En el siglo XVI se logro la normalización de los textos. Los lectores de los libros autorizados podían sentirse seguros por primera vez de que leían lo que el autor había escrito verdaderamente.

Tal vez el efecto mas destacado del abaratamiento y velocidad de las comunicaciones fue la aparición, de una cantidad de literatura panfletaria sobre temas religiosos y políticos dirigida al “hombre de la calle” se instalaron imprentas con gran rapidez en las grandes ciudades europeas, se trataban de empresas pequeñas. Sus características fueron la aplicación de nueva tecnología, la concentración de mano obra bajo un mismo techo y la ambición emprendedora. Hay una mejora en la organización y métodos comerciales. Pero casi siempre tuvieron mas éxito los que contaron con le apoyo del Estado.
LOS REINOS EUROPEOS
El desarrollo económico y social de los siglos XIV y XV había llevado al empobrecimiento de la nobleza y al enriquecimiento de las monarquías, al aumentar las posibilidades fiscales. En la educación de los príncipes y nobles, se conservo el fuerte carácter militar, por ello, había una predisposición para la guerra. Los príncipes que deseaban extender su reino, ahora podían extraer riqueza del territorio que gobernaban traspasando los limites de sus posesiones.
Orígenes y desarrollo de las instituciones representativas
Desde los inicios de la Edad Media, los reyes tuvieron que confiar en el consejo y ayuda de sus seguidores y vasallos mas importantes. Preferían asambleas mas restringidas, y los vasallos llegaron a considerar la posibilidad de dar consejo como una actividad útil para apoyar sus propios intereses y empezaron a transformar una obligación de vasallaje en un derecho político. En las relaciones entre gobernantes y asambleas, los gobernantes deseaban el máximo apoyo por parte de sus vasallos, estos podían aprobar o no la política de los gobernadores, ellos querían salvaguardar sus propios derechos, privilegios y propiedades. No obstante, las asambleas de los poderosos no eran instituciones representativas. La idea de representación provenía del derecho romano, la representación de un hombre en la corte.
El siguiente paso lógico fue extender la idea de representación a las instituciones seculares. “Lo que concierne a todos debe ser aprobados por todos”, proporciono una base racional, incorporando la noción de comunidad de intereses en un país. Empezaron a verse instituciones representativas en los siglos XII y XIV. Un elemento fundamental para este proceso fue un cierto sentimiento de comunidad dentro de una estructura política, así como también un sentimiento de identidad con las distintas unidades que estaban representadas. Las instituciones representativas satisfacían dos necesidades: fortalecer el sentimiento de comunidad y regular las relaciones entre el gobernante y sus súbditos.
Mientras que el rey de Francia podía exigir impuestos a sus súbditos a voluntad, el rey de Inglaterra no podía hacerlo sin el consentimiento de los parlamentarios. En consecuencia, los franceses estaban sobrecargados de impuestos y eran pobres. Francia tuvo que confiar su defensa a escoceses, españoles y germanos. A la larga, la historia de esta relación seria la de lucha por el poder.
Francia y la guerra de los Cien años
Para los reyes de Francia les resultaba atractiva la oportunidad de guerrear con el aliciente de la adquisición de territorios y el pillaje. No pudieron aceptar que los ingleses tuvieran gran parte del territorio. La guerra abierta estallo en 1337 e iba a durar hasta 1453. Eduardo III de Inglaterra reclamo la corona francesa en herencia por línea materna. Los ingleses nunca fueron fuertes como para conquistar toda Francia.
Las causas del considerable éxito parcial de los ingleses y de la inusual duración de la guerra se encuentran en la división de la sociedad política francesa. En la practica los príncipes intentaron evitar la intervención real tanto como pudieron. Hasta algunos llegaban a aliarse con los ingleses. El joven y bravo Enrique V logro la contundente victoria de Azincourt (1415), conquistando el norte de Loria y siendo reconocido como el heredero del rey de Francia. La nobleza francesa empezó a unirse en torno al hijo de Carlos VI. En 1435, el duque de Borgoña firmo la paz con Carlos VII y fue solo una cuestión de tiempo el que los superiores recursos de la corona francesa y las derrotas cada vez mas frecuentes de los vasallos franceses del monarca ingles y sus aliados hicieran insostenible la posición inglesa. Cuando se firmo la paz en 1453 solo Caláis quedo en manos inglesas.

Francia y los Países Bajos
A pesar de la victoria francesa, la supervivencia del reino no estaba asegurada. Los príncipes reales mas importantes, los Valois, habían erigido un poderoso baluarte en los Países Bajos. Carlos el Temerario, intento conseguir la corona real levantando un puente entre los Países Bajos y Borgoña, los piqueros suizos lo derrotaron en tres batallas. Luego Luis IX quizó recuperar Borgoña pero fracaso. Por ende, Maximiliano de Hasburgo apoyo a los Países Bajos que quedaron fuera de la orbita francesa.
Las consecuencias de la guerra de los cien años
La nobleza de Europa marchaba a la guerra en busca de gloria, posición y pillaje. Pero los piqueros suizos, flamencos y escoceses habían demostrado que podían derrotarlos. Estos últimos necesitaba ser pagada en metálico, por lo que Eduardo III consiguió fondos para el ejercito mediante la exacción de impuestos sobre el comercio de la lana. El Parlamento se convirtió en una institución regular, por la cual el ley legislaba y obtenía dinero. Tras perder con Francia, el gobierno central ingles se hundiría, los barones locales formaron agrupaciones poco estables. Solo a partir de entonces, el Parlamento volvería a intervenir en la política inglesa, al haber reyes de carácter resuelto. En Francia a los reyes les resultaban fácil gravar con el consentimiento de los que ejercían la autoridad local, para ello utilizaban las distintas asambleas de Estado. Francia tenia un sentimiento de comunidad mucho mas fuerte en sus provincias. La diferencia principal entre el rey de Francia y el de Inglaterra: es que el primero podía legislar y gravar con impuestos sino a voluntad, al menos con considerable libertad, el segundo no.

 

Contenido
» Revolución de 1820

» Revolución de 1830

» Revolución de 1848

» 1872-1878. Alianza Alemania, Rusia y Austria-Hungría

» 1879-1887. Alianza Alemania y Austria-Hungría

» 1887-1888. Alianza Alemania y Rusia
» Guillermo II

» El asesinato de Sarajevo

» Congreso de Viena

» Congreso de Aquisgran




 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet