Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
 
 
 

 

 

General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
La Ilustración
La Ilustración en Francia
La Ilustración en Europa
Fisiocracia
El liberalismo económico
Independencia de los Estados Unidos
La revolución francesa
La restauración
Liberalismo  
Romanticismo
Nacionalismo
Elergonomista.com
La revolución industrial
Factores de la revolución industrial
Efectos de la revolución industrial
Consecuencias de la revolución industrial

La 2ª Guerra Mundial

Orígenes y causas

 
La Europa de Hitler
 
La guerra
 
 
Tratado de Lorcano
 
 
Calidad de vida

Estás en: Inicio > La Ruta Norteafricana

Parece haber sido la primera cronológicamente y la más importante del comercio catalán, que  se inicia a comienzos del XIII.
La actividad comercial se interrumplió momentáneamente a partir de la conquista de Valencia debido a la ayuda que los norteafricanos pretenden prestar a los valencianos, pero la paralización fue corta y Jaime pedirá al Papa Inocencio IV que la cruzada no tenga en cuenta las tierras tunecinas en las que hay un consulado catalán y una milicia catalano-aragonesa al servicio de los reyes tunecinos, mandada por Guillén de Montcada.
El carácter oficial de estas compañías y el papel militar y económico que desempeña su jefe ha sido puesto de relieve por Dufourt, según el cual el rey recibía una parte del sueldo de las tropas. La actividad diplomática, el funcionamiento de las milicias y la actividad comercial están unidas, es decir, la presencia en el N de África depende del rey, de sus representantes y de los mercaderes.
En todas las ciudades del litoral, desde Ceuta hasta Túnez, parece haber existido una pequeña colonia de mercaderes cuya actuación está coordinada por el rey. La mayor parte de los mercaderes son catalanes y mallorquines y su volumen anual de negocios ha sido calculado por Dufourt en 400-500.0000 dinares anuales.
Los productos norteafricanos más cotizados eran el oro, conducido desde Tombuctú al Mediterráneo a través de las rutas caravaneras, el marfil, incienso, cera, coral, etc., y desde el XIV, cereales que se obtienen a cambio de paños de lujo procedentes de Europa.
Los derechos de aduana son prácticamente iguales en todas partes: las mercancías vendidas deben pagar una tasa del 10%.
Como Barcelona y Túnez acogieron favorablemente a los sicilianos que huyen de Carlos de Anjou, éste elige Túnez como primer destino de la Cruzada dirigida por Luis XI de Francia en 1270, cuyas consecuencias serían:
Firma de un tratado comercial entre Sicilia y Túnez con exclusión de los mercaderes catalanes.
Entrega de un tributo anual en reconocimiento de vasallaje y disolución de las milicias catalanas.
Un año más tarde, Jaime I firmó un nuevo tratado comercial, pero la presencia siciliana podía afectar al comercio con Túnez, con las islas del Mediterráneo y con Oriente.
Con el pretexto de intervenir en Túnez contra los musulmanes, Pedro el Grande organiza una armada y en 1282 desembarca en Sicilia, llamado por los sicilianos sublevados contra Anjou, que aspira al trono de Constantinopla. La llamada fue motivada por la sublevación y que amenazaba la ruta del Mediterráneo central, el acceso a Bizancio y a las islas griegas.
Carlos de Anjou se había hecho coronar rey de Jerusalén y utiliza Sicilia y Túnez como plataforma económica y política y con vistas, además al trigo siliciano que era necesario para el abastecimiento de Barcelona.
Jaime II renuncia a Sicilia en 1295, pero pretende que la isla quede en manos de su hermano Federico. Se hace pagar la renuncia oficial con la entrega (por el Papa) de los derechos sobre Cerdeña. Había otro interés también: restar fuerza a los peligrosos competidores Pisa y Génova, que tiene en Sicilia uno de sus centros comerciales.
El apoyo de Génova permitirá anular a Pisa; Génova y la corona de Aragón entrarán en una guerra que se extenderá a lo largo de toda la Edad Media y desemboca en la guerras hispano-francesas de la época moderna. En la ocupación de Cerdeña parece haber desempeñado un papel importante el monarca, al que interesaba el dominio político-económico de las minas de plata de Vila di Chiesa y, sobre todo, de las salinas de Cagliari.
Los armadores de barcos dedicados al transporte de sal obtienen en cada operación beneficios incrementado la producción, estabilizando precios y dando facilidades a los exportadores, admitiendo en el puerto de Cagliari a mercaderes de todas las nacionalidades.

Contenido
» Revolución de 1820

» Revolución de 1830

» Revolución de 1848

» 1872-1878. Alianza Alemania, Rusia y Austria-Hungría

» 1879-1887. Alianza Alemania y Austria-Hungría

» 1887-1888. Alianza Alemania y Rusia
» Guillermo II

» El asesinato de Sarajevo

» Congreso de Viena

» Congreso de Aquisgran




 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet