Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
 
 
 

 

 

General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
La Ilustración
La Ilustración en Francia
La Ilustración en Europa
Fisiocracia
El liberalismo económico
Independencia de los Estados Unidos
La revolución francesa
La restauración
Liberalismo  
Romanticismo
Nacionalismo
Elergonomista.com
La revolución industrial
Factores de la revolución industrial
Efectos de la revolución industrial
Consecuencias de la revolución industrial

La 2ª Guerra Mundial

Orígenes y causas

 
La Europa de Hitler
 
La guerra
 
 
Tratado de Lorcano
 
 
Calidad de vida

Estás en: Inicio > El fuero general de Navarra

Si en los reinos occidentales los nobles hacen coincidir con sus intereses el bien de la Tierra y utilizan las dificultades del rey para imponer sus puntos de vista, en Navarra los nobles aprovechan el cambio de dinastía para imponer la vigencia de un Fuero que limita considerablemente las atribuciones del monarca.
Sancho VII de Navarra había previsto la unión de su reino al de Aragón y así habría ocurrido si se hubiera cumplido el pacto de prohijamiento mutuo firmado por Jaime I, pero al morir Sancho en 1234, los nobles y el obispo de Pamplona ofrecieron el reino a Teobaldo de Champaña, sobrino de Sancho: esperaban, con ello erigirse en sus mentores y así lograr una mejor defensa de sus intereses.
El primer acto de Teobaldo como nuevo rey fue el nombramiento de una comisión de 5 jueces para deshacer los desheredamientos y las fuerzas hachas por Sancho a los caballeros, dueños, infanzones y hombres de linaje. La reparación de los agravios y la confirmación de los derechos antiguos no evitan los enfrentamientos entre un rey extranjero (acostumbrado y dispuesto a ejercer sus derechos) y súbditos como el obispo pamplonés, los ricoshombres y los infanzones y caballeros.
El obispo tiene pendiente con el monarca la devolución de castillos, villas y propiedades arrebatadas a la iglesia por Sancho VII.
Ricoshombres que se ven desplazados del poder y de los cargos por los champaneses que asesoran al monarca.
Los infanzones y caballeros que se hayan organizado en una hermandad contra los malhechores y utilizan su fuerza para exigir el respeto a los fueros del grupo, cuyo contenido y alcance no hay acuerdo.
En 1238 se nombrará una comisión de 10 ricoshombres, 20 caballeros y 10 eclesiásticos, de cuyo trabajo se obtuvo la redacción del llamado Fuero antiguo que contiene disposiciones:
Sobre la estructura de la monarquía y la sucesión del reino.
Sobre los derechos de los ricoshombres en relación con la corona, las garantías procesales de los infanzones y el sistema hereditario de ricoshombres, caballeros, infanzones y dueños de linaje.
Otras disposiciones:
El rey no puede quitar tierra ni honor a los ricoshombres sin sentencia judicial previa y si el daño causado al monarca exige la pérdida de honor ha de concederle un plazo de 10 días durante los cuales nadie puede hacerle mal.
Los infanzones sólo pueden ser juzgados en la Corte del rey, en presencia del alcalde de la Corte y de 3 a 7 ricoshombres que sean de la misma tierra que el acusado, requisito que han de cumplir también el portero y mayordomo de la Corte.
El Fuero regula la distribución de las conquistas que efectuarán el monarca y los ricoshombres: mientras los bienes heredados han de pasar al sucesor legítimo íntegramente, si se gana un reino o si los ricoshombres adquieren bienes el rey puede y los ricoshombres pueden repartirlos entre sus hijos legítimos.
La imposición de estas cláusulas al monarca tiene una base histórica según los redactores del Fuero, que incluyen un prólogo para explicar cómo tras la ocupación de España por los musulmanes sólo algunos nobles se les opusieron desde las montañas de Ainsa y Ribagorza; el reparto del botín creó tensiones entre ellos y para ponerle fin se pidió consejo a Roma, Lombardía y Francia que coincidieron en aconsejar la elección de un rey, después de escribir sus derechos y fueros para que el monarca los confirmase como condición previa a su elección. Lo importante del prólogo es que los navarros recuerdan en él a Teobaldo de Champaña que sus derechos al trono proceden de la elección más que de su parentesco con Sancho VII; la forma de acceder los reyes al trono refuerza la dependencia del monarca respecto a los súbditos.
Forma de acceder el rey al trono de Navarra:
1º ha de jurar los fueros y recibir el orden de la caballería, lo que exige velar las armas, oír misa y armarse caballero.
Luego se le alza sobre el escudo según la antigua fórmula germánica.
Finalmente, el rey muestra su generosidad repartiendo moneda entre el pueblo y sólo después los 12 ricoshombres o sabios, en nombre de todos los navarros, prometen defender al rey, la tierra y el pueblo, así como ayudar al monarca a mantener fielmente los fueros.
Los reyes no se limitan a confirmar los fueros nobiliarios y la fórmula incluye a todo el pueblo del reino de Navarra, pero tras comprometerse a respetar los fueros, franquezas y buenas costumbres, reparar los agravios de los reyes anteriores y prometer garantías procesales a todos los navarros, los reyes se comprometen a no dar honor ni honores, castillo ni castillos, tierras ni heredamiento alguno sin el beneplácito de sus consejeros navarros y el incumplimiento de esta condición así como el nombramiento de consejeros de Champaña llevará a los ricoshombres al enfrentamiento con Teobaldo II cuando éste pretende ser ungido y coronado en vez de elevado sobre el escudo, para demostrar que sus derechos proceden de Dios y no de los súbditos. El poder de los ricoshombres es reconocido por Jaime I de Aragón en 1274.
La formación de un frente común entre los reyes extranjeros no impide la formación de bandos como los encabezados en 1275 por:
Pedro Sánchez de Monteagudo, partidario de elegir como rey al monarca aragonés.
García de Almoravid, partidario de elegir como rey al monarca castellano y apoyado por el burgo de la Navarrería de Pamplona
El triunfo de la candidatura francesa, además de dar ocasión al saqueo de la Navarrería supuso la pérdida de fuerza de los ricoshombres, muertos en la guerra u obligados a exiliarse hasta que en negociaciones entre Alfonso X de Castilla y Felipe el Atrevido de Francia se incluye una amplia amnistía y la devolución de bienes y honores perdidos tras la revuelta encabezada por Monteagudo que apoyaba a su candidato francés y Almoravid que apoyaba al rey castellano, que fue el punto de partida de la victoria de la monarquía francesa en Navarra, pues a pesar de que en 1297 y 1298 se juramentaran las villas y los infanzones para exigir el juramento de sus reyes y se prestaran a ir hasta París, no hay seguridad de que los reyes llegaran a prestar el juramento, tal como lo habían propuesto los Estados.



Contenido
» Revolución de 1820

» Revolución de 1830

» Revolución de 1848

» 1872-1878. Alianza Alemania, Rusia y Austria-Hungría

» 1879-1887. Alianza Alemania y Austria-Hungría

» 1887-1888. Alianza Alemania y Rusia
» Guillermo II

» El asesinato de Sarajevo

» Congreso de Viena

» Congreso de Aquisgran




 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet