Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
 
 
 

 

 

General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
La Ilustración
La Ilustración en Francia
La Ilustración en Europa
Fisiocracia
El liberalismo económico
Independencia de los Estados Unidos
La revolución francesa
La restauración
Liberalismo  
Romanticismo
Nacionalismo
Elergonomista.com
La revolución industrial
Factores de la revolución industrial
Efectos de la revolución industrial
Consecuencias de la revolución industrial

La 2ª Guerra Mundial

Orígenes y causas

 
La Europa de Hitler
 
La guerra
 
 
Tratado de Lorcano
 
 
Calidad de vida

Estás es: Inicio > Historia medieval > Los francos

Se encuentran residiendo en torno al Rhin iban a aprovechar la debilidad del Imperio Romano para irse introduciendo la Galia. La palabra franco proviene de una raíz germánica que significa “intrépido”.
     Se trata de una confederación tribal formada por varios pueblos, que se consideraron para resistir mejor a otros enemigos.
     Se dividen en dos subgrupos: en primer lugar, están los salios, que se encuentran al oeste, entre la desembocadura del Rhin y el río Somme. Avanzan poco a poco hacia el sur; no se trata de una invasión ni de una conquista al mando de un jefe único, sino que avanzan en forma de pequeños grupos al mando cada uno de un jefe. En el año 475 habían ocupado los centros de Tournai (donde se asienta el padre de Clodoveo, Childerico) y Cambrai (donde se asienta un tío de Clodoveo llamado Ragnacario).
     En segundo lugar, están los francos ripuarios, también llamados renanos o francos orientales. En el año 450 se encuentran ocupando una zona entre la orilla izquierda del Rhin, el este del río Mosa y el valle inferior del Mosela, siendo los principales centros las ciudades de Tréveris y Colonia.
     Ambos francos no eran los únicos que vivían en la Galia. Por ejemplo, en el momento en que llegan, ocupan la Galia los alamanes, que se habían infiltrado desde el este de la selva negra en la Galia oriental y ocuparon la región de Alsacia.
     Los visigodos se encontraban desde el año 418 en Aquitania, al suroeste de la Galia. Los burgundios se encontraban en el Ródano superior entre los Alpes y el río Jura. Desde el 443 se van desplazando hasta el curso superior del Loira.
     También existe una pequeña zona de dominación romana entre el Somme y el Loira. Se trataba del reino de Siagrio y tenía su capital en Soissons. A la península armoricana, conocida como Bretaña, se habían desplazado los bretones desde el 450. En el 450 los anglos, yutos y sajones invadieron Gran Bretaña y los celtas se desplazaron hasta la Bretaña.

     Los unificadores de todos estos pueblos fueron Clodoveo, Sicambrio y Salio. Clodoveo conquista en el 486 el reino de Siagrio con capital en Soissons. En el 490 conquista la región entre el Sena y el Loira, si bien se resisten los bretones. Entre el 491 y el 492 ataca a los turingios que se encontraban desde principios del siglo V instalados entre el Elba y el Maine.
     En el 493 concluye un pacto de no agresión con los burgundios y se casa con Clotilde, una princesa burgundia católica. En el 506 derrota en Tolbiac a los alamanes.
     En el primer cuarto del siglo VI se realiza la fusión entre los francos salios y los renanos.       Previamente Clodoveo había asesinado a algunos de sus jefes, y también a algunos jefes salios como por ejemplo a su tío Ragnacario y a Ricar y Ricomer de le Mans.
     Teniendo tranquilas las fronteras orientales, en el 507 se dirige contra el reino visigodo y derrota a Alarico II en la batalla de Vouillé.
    
     El año 508 es el del apogeo del reino de Clodoveo. La principal fuente con la que contamos para su estudio es la historia de los francos realizada por Gregorio de Tours, que muere a finales del siglo VI. En esta historia de los reyes francos cuenta que este momento culminante del reinado de Clodoveo está marcado por dos ceremonias, de las cuales, de una de ellas se duda de su veracidad.

     La ceremonia de Tours, por la cual tras las guerras contra los alamanes y los visigodos Clodoveo había sido reconocido por el emperador oriental Anastasio como cónsul y Augusto. Clodoveo se vistió con una túnica púrpura y una diadema y desfiló entregando oro y plata a los que iban por las calles. Se trataba de una ceremonia de estilo muy romano.
     En Reims tiene lugar la ceremonia del bautismo de Clodoveo. Se ignora la fecha pero parece quedespués de ganar la batalla contra los alamanes fue bautizado por san Remigio, y con él se bautizaron al menos 3000 guerreros de su séquito. Esto simboliza que fue un bautismo colectivo de adhesión del pueblo franco a la fe cristiana. Pero la Arqueología demuestra que en un yacimiento de Colonia del siglo VI, de un total de 149 sepulturas francas, sólo había una cristiana.
    
     Clodoveo muere en el 511 y fue inhumado en la basílica de los santos apóstoles de París, que se convierte en la capital del reino. Sus sucesores serían inhumados en basílicas junto a las tumbas de los santos para procurarse el beneficio y la intercesión de éstos. Se trata del signo más visible de la cristianización ya que es una ruptura total con la tradición franca, en la que los jefes eran inhumados en medio de los guerreros y en las metrópolis a las afueras de las aglomeraciones.
     A su muerte, Clodoveo dividió el reino entre sus hijos. Thierry I (511-533) recibe una parte del reino con capital en Reims. Clodomiro (511-524) recibe un territorio con capital en Orleans. Childeberto (511-558) recibe una parte del reino con capital en París y, por último, Clotario (511-561) recibe una parte del reino con capital en Soissons.
     En el 537, aprovechando una guerra entre los ostrogodos y Justiniano, los francos incorporaron la Provenza, y entre el 534 y el 548 obtuvieron la sumisión de los alamanes, los turingios y los bávaros. En el noroeste se encontraban los sajones, entre el Rhin y el Elba, y los frisones se encontraban en las costas del Mar del Norte. Éstos sí conservan su independencia.
     Los siguientes repartos del regnum francorum permiten que se configuren cuatro regiones fundamentales: Austrasia, Neustria, Borgoña y Aquitania. La actividad política tiene lugar sobre todo en las regiones del norte (las dos primeras). Sólo de una manera excepcional se consigue alguna vez la reunificación, por ejemplo, en la época de Dagoberto I, que muere en el año 639.
     Tanto la costumbre germánica de dividir el estado entre los herederos, la inexistencia de un derecho de primogenitura, como el hecho de que el rey para mantenerse en el poder tuviera que conceder tierras a los nobles, dio lugar a un reinado muy débil por parte de los Merovingios, de manera que, desde comienzos del siglo VI, la dinastía merovingia se encuentre en manos de la aristocracia.
     Así, por ejemplo, a principios del siglo VI, los mayordomos de palacio no sólo tienen una función doméstica, sino que son los encargados de la administración de los dominios fiscales: las antiguas tierras públicas del estado romano.
     Así, surge una dinastía de mayordomos que culminará con Carlomagno. Esta dinastía se forma a partir del obispo Arnulfo de Metz y Pipino de Landen, mayordomo del palacio de Austrasia, cuyos descendientes van a dar lugar al mayordomo Pipino de Heristal, que en el 687 unifica las tres mayordomías de las principales regiones de la Galia (las tres primeras).
     A Pipino le sucede Carlos Martel, que muere en el 741. Le sucede Pipino III el breve, que muere en el 768 y que accede de mayordomo a rey. Le sucede su hijo Carlomagno.
     La principal figura de esta época merovingia es el rey, que tiene la función fundamental de conseguir botín, ya que éste le asegura el bienestar de su pueblo así como la fidelidad de los grandes. Estos grandes reciben el nombre de Leudes. Se trata de una realeza guerrera. Otra función del rey es ser el juez supremo, pero tiene que delegar en el conde la función de hacer justicia.
     En estas fechas no está ya limitado por ningún consejo de jefes y la corona pertenece por derecho hereditario a los representantes de la dinastía que se hacían descender de un epónimo llamado Meroveo, que tenía como característica principal que tenía la fuerza en el cabello.
     En cuanto a la administración, existe una administración central y una administración local. La central estaba formada por los miembros del palacio. En ella, los servicios domésticos de la corte tenían al mismo tiempo funciones públicas. Así, el mayordomo no sólo era quien atendía la mesa, sino quien administraba los dominios fiscales del rey.
     También estaba el senescal o jefe de la guerra, el botellero (que también administraba dominios fiscales), el chambelán o camarero, encargado de la cámara del rey y del tesoro público que guardaba debajo de la cama, el condestable...
     Además, el rey tenía una guardia que se llamaba truste o antustriones.
     La administración central reside fundamentalmente en el palacio, que es itinerante por dos razones: en primer lugar, porque económicamente el rey necesita aprovechar lo que producen sus dominios fiscales, así como recoger las rentas de los diferentes dominios fiscales. En segundo lugar, porque en esta época no hay lugar para nociones abstractas de poder: si el rey no se hace presente, no es respetado. Por tanto, el rey tiene que ir por el reino recogiendo juramentos de fidelidad que le dan los grandes.

     También existe una administración local. Cuando el rey no está presente está representado por el conde, que preside una circunscripción de época tardo romana llamada pagus, de tipo rural. La función de los condes también consiste en convocar el ejército, puesto que cada año el rey sale a hacer sus campañas de guerra. También deben recoger impuestos, cobrar multas y hacer justicia donde el rey no puede personalmente. Entonces, se convoca el mallus o tribunal itinerante compuesto por el conde y unos hombres elegidos por él: son los boni homes o rachimbourgs. En las circunscripciones más pequeñas se encuentran los vizcondes, y en las muy pequeños, los centenarios. Junto al conde, se encuentra el duque en las regiones poco controladas políticamente o recién incorporadas al reino y que tienen una entidad étnica concreta.
     A la inversa que en la antigüedad, se comenzaba la carrera en la corte para terminar en la provincia. Desde el 614 el rey debió aceptar que los condes fueron reclutados en las regiones que debían administrar.
     Otra figura importante es la del obispo, que residía en las antiguas ciudades episcopales de época romana. Era elegido por el pueblo y por los sacerdotes de su diócesis y esta elección era confirmada por el arzobispo junto con otros obispos.
     Desde el siglo VI, sin embargo, los Reyes tienen la costumbre intervenir en las elecciones episcopales y de imponer sus candidatos, así los obispos serían agentes del rey.

     Otra institución de los francos es la justicia. Aparece el nuevo concepto de la justicia germana: en el derecho romano el principio esencial era el de las penas aflictivas, que causaban sufrimiento o molestia, como por ejemplo la pérdida de libertad. Pero en el derecho germánico, el principio esencial era el pago de acuerdo con el delito cometido y la categoría de la víctima. También estaba aceptada venganza, llamada faida, pero tiende a ser sustituido por un pago.
     En época merovingia este pago era reconocido por el conde en su tribunal o Mallus. El nombre del pago era wergeld, que iba a parar un tercio al sueldo del conde, un tercio al rey y un tercio a la familia de la víctima.
     La manera de hacer esta justicia era a través de los juicios de Dios u ordalías. No se partía del principio de que había que demostrar la culpabilidad, sino de que el acusado era culpable y tenía que demostrar su inocencia mediante dos sistemas: en primer lugar, los conjurados, amigos o parientes que juraban a favor del acusado. El segundo lugar, a través de los juicios de Dios en los que, por ejemplo, había que poner en la mano en agua hirviendo y no quemarse para demostrar que se era inocente. El wergeld dependía de la categoría social, del sexo y de la edad.

     El servicio militar era una obligación de todos los hombres libres. Debían equiparse ellos mismos, y correr con los gastos y el mantenimiento. Estaban protegidos por una triple finanza: cuando alguien mataba a un hombre que hacía el servicio militar, la familia recibía tres veces más como recompensa que si no estuviera haciendo el servicio militar. Con el tiempo, el servicio militar se aristocratiza.

     Otra institución era el tesoro público, que se identificaba con el tesoro privado del rey, que se guardaba en su habitación. En la medida en que la tributación va disminuyendo, la realeza no vive tanto de los tributos como de la fortuna territorial: son los dominios fiscales, las enormes extensiones de tierras que había sido públicas en tiempos romanos. Pero aún existían algunos impuestos como los peajes sobre mercancías, los derechos reales sobre la acuñación de moneda, la justicia, el derecho de albergue para el rey y sus agentes...
     El tesoro real consta de los productos obtenidos en el botín y de los dominios fiscales.

     La sociedad franca estaba constituida por una aristocracia resultado de la fusión de la aristocracia galo romana y de la aristocracia franca. La aristocracia galo romana era la aristocracia terrateniente que sobrevivió a la caída del imperio romano. Esta clase senatorial, a pesar de la caída del imperio romano, mantiene su prestigio durante la época merovingia. Aún a principios del siglo VIII se invoca como símbolo de prestigio la pertenencia a una familia galo romana o senatorial. Muchas de estas familias se apropian de las sedes episcopales convirtiéndolas en centros de poder personal.
     A partir del siglo VI los Reyes Merovingios eligen dentro de estas familias algunos de los principales cargos de la administración, como condes y obispos.

      La aristocracia franca o germánica es dueña de grandes latifundios locales, pero no por el sistema que utilizan otros pueblos germánicos (hospitalitas), ellos utilizan un sistema llamado manumise o presura, que consiste en tomar la tierra libre. Ambas aristocracias no se oponen, sino que tiene lugar una fusión de intereses. Se transforman en una aristocracia de funciones.
     En cuanto a la sociedad y economía de los francos, en primer lugar, existen campesinos propietarios. Cuando son pequeños propietarios tienen una tierra llamada alodio (tierra en propiedad). Un conjunto de pequeños propietarios con alodios forman una villa o vicus.
     Junto a los alodios existen otras zonas de aprovechamiento común, pastos y bosques.
     También se van formando una aristocracia franca y una aristocracia romana con una gran propiedad estructurada de esta manera:

     La mitad de la tierra o más recibe el nombre de reserva del señor y es explotada por mano de obra esclava.
     La otra parte es dada en renta a un campesino: se llama tierra mansionaria, mansos o tenencias. Los mansos o tenencias son cultivadas por servi casati o por colonos (jurídicamente libres).

     Hacia el siglo VI aparece por primera vez la palabra riga para designar unas prestaciones de trabajo gratuito que los dueños de las tenencias tienen que hacer obligatoria y gratuitamente en la reserva. En época medieval se llamará corvea.

     El comercio por el mediterráneo entre el declive sobre todo entre los siglos V y VI porque se trataba de un comercio vinculado al estado. Hacia el siglo VII el comercio por el mediterráneo es muy escaso y reducido sólo a productos de lujo. Este eje comercial se desplaza partir del siglo VII hacia el Mar del Norte coincidiendo con que se forman grandes latifundios en el norte de la Galia.
     Aparece en centros de gran importancia como los puertos de Quentovic y Domburg, que permiten el comercio con Inglaterra. Dorestad permite el comercio con la península escandinava.

 

Contenido
» Revolución de 1820

» Revolución de 1830

» Revolución de 1848

» 1872-1878. Alianza Alemania, Rusia y Austria-Hungría

» 1879-1887. Alianza Alemania y Austria-Hungría

» 1887-1888. Alianza Alemania y Rusia
» Guillermo II

» El asesinato de Sarajevo

» Congreso de Viena

» Congreso de Aquisgran




 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet