Líder mundial en español - Elergonomista.com - Aņo 8
 
 
 
 

 

 

General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
La Ilustración
La Ilustración en Francia
La Ilustración en Europa
Fisiocracia
El liberalismo económico
Independencia de los Estados Unidos
La revolución francesa
La restauración
Liberalismo  
Romanticismo
Nacionalismo
Elergonomista.com
La revolución industrial
Factores de la revolución industrial
Efectos de la revolución industrial
Consecuencias de la revolución industrial

La 2ª Guerra Mundial

Orígenes y causas

 
La Europa de Hitler
 
La guerra
 
 
Tratado de Lorcano
 
 
Calidad de vida

Estás es: Inicio > Roma > Roma en el siglo II

La vida romana tras la muerte de C. Graco
La importancia del periodo de los Gracos pone encima de la mesa una contradicción del Estado romano, la estructura social comienza a mostrar elementos contradictorios que llevarán a la República a su crisis absoluta.
Los Gracos ejemplifican como un Estado se ha comido se ha comido en poco tiempo medio Mediterráneo y aún siguen gobernados como una ciudad-estado. Evidencian los periodos de crisis que luego van a empezar y alteran el efecto político romano y sus propias instituciones. Emerge en la época de los Gracos el problema de los aliados.
Los Gracos harán una serie de medidas:
- Rogatio Fulvia (125): redactada por Fulvio con el objetivo de extender la ciudadanía que no prosperará, pero los censores introducen a muchos socii en las listas. Los Gracos ven en los socii un gran apoyo para gobernar, por eso le quieren dar la ciudad y el Senado se opone.
- Lex Sempronia (123): abordan diferentes aspectos que ejemplifican los puntos calientes de la política romana.
- Lex Sempronia agraria: con el objetivo de entregar parcelas de tierra a determinados individuos, es algo extraordinario. Los soldados del ejército romano, normalmente son agricultores, con el problema de que al estar obligados a ejercer en el ejército, los campos los pierden, lo único que les queda es que cuando se licencien, entre 20 y 25 años, les entreguen una parcela de tierra, por eso las leyes agrarias son un caballo de batalla. Los Gracos quieren incluir a los latinos en los repartos, que eran ciudadanos de segunda categoría y no tienen el derecho político, sólo pueden concederle la ciudadanía si han ejercido algún cargo político, y luego los socii que no tienen ciudadanía.
- Lex Sempronia frumentaria: para alimentar de forma gratuita a la plebe, son repartos de trigo fundamentalmente y los Gracos intentan que el mayor número de personas tengan trigo público, lo que posteriormente se llama la Annona. El Senado se opone a esta medida.
- Rogatio Sempronia indicaria: es el control de los tribunales. Lo que intentan los Gracos es modificar su composición, para ello se intentan introducir 300 caballeros en el Senado, según Plutarco, y 600 según Libio, con el objetivo de que haya un reajuste para que el margen de poder sea mayor, ya que así se puede controlar.
- Lex Sempronia militar: el ejército debe de ser reformado, pero el problema es como se reforma. Los Gracos, que saben que el ejército tenía un papel importante a nivel social, intentan llevarlo a su terreno, rebajan el coste del equipo militar, que se le retrae de la paga al soldado, y regular la edad del servicio militar, se va a intentar que los reclutas no tengan que pelear antes de 17 años, porque era común movilizarlos antes de los 15 años.
- Posteriormente aparece la Lex Rubria, por la que se intenta crear la colonia de Cartago para colocar a sus partidarios, ésta es aprobada y fuerza que Cayo Graco vaya a África para poner en marcha esta fundación.
- Rogatio Sempronia de ciutate socci dande (122): es de ciudadanía a los latinos y ius latti al resto. El Senado estaría formado por partidarios de los Gracos, pero reacciona y Livio Druso encabeza la oposición contra la rogatio; éste siendo tribuno de la plebe presentará la extensión de la ciudadanía como un recorte de los privilegios de la plebe siendo la propia plebe la que luche contra este proyecto de ciudadanía.
Todo acaba en el 121 cuando se producen las Leyes Minuciae que derogan todas las leyes de los Gracos, esto hace que Cayo Graco y sus partidarios se enfrenten con el cónsul Opimio que representa la reacción senatorial ante estas propuestas. Luego muere Cayo Graco y hay una gran represión.
A partir de este momento comienza a hablarse en Roma de optimates y populares, dos conceptos que van a acompañar durante todo el siglo I. Tanto los líderes optimates como populares son oligarcas, miembros de familias más importantes de Roma, unos apuesta por una política “más democrática” y otros por una política tradicional.
s Populares: son aquellos más o menos que desean que sus palabras y obras se inclinen hacia la multitud y por lo tanto son peligrosos, aquellos que defienden la distribución del grano, partidarios de que gobiernen en Roma las asambleas populares, los que preconizan la cancelación de deudas y siempre van a representar la parte más democrática de la sociedad romana.
s Optimates: significa los mejores, son aquellos que no es un criminal o perverso por naturaleza o no se ve confundido por el estado de sus negocios privados, son los senadores, hombres de negocios, terratenientes, e incluso libertos que no están por la labor de entregar grano a la plebe porque rebaja los precios y alteraría aspectos fundamentales de la economía romana, no son partidarios de la cancelación de deudas porque altera su situación económica y tampoco de fortalecer el poder de la asamblea, son partidarios de la sanción por parte del Senado siempre.
El enfrentamiento entre unos y otros se puede ver en todos los planos. Ante esta tensión social de Roma, el Estado romano para aliviarla recurre a la salida exterior, agresiva e imperialista, que intenta arreglar al problema. A fin del siglo II hay una conquista y dos grandes conflictos que evidencian los problemas: conquista de las Galias, guerra de Yugurta, y guerras Cimbrias
s El primero es la conquista de las Galias, la primera provincia que van a crear los romanos en la Galia, la provincia Narbonense, que se conquista en cinco años, se comienza en 123 y en campañas sucesivas (122 y 121) los romanos van a derrotar y expulsar algunos de las tribus que estaban allí asentadas. Los romanos se lanzan sobre este territorio y en el 118 se funda Narvo Martius, colonia capital de esta provincia.
La conquista de este territorio se puede interpretar, desde el punto de vista interior, para dar solución a la tensión interna de Roma, pero también era el control directo de Masalia, punto fundamental porque está situada en una zona estratégica, ya que favorece las relaciones entre el Mediterráneo, el mundo céltico y centro-europeo, pero también tenía importancia porque era fundamental el paso por su territorio tanto terrestre como marítimo cuando los ejércitos romanos van a Hispania.
Guerra de Yugurta
Tiene su génesis en la muerte de Masinisa, una de las ayudas que Roma recibió para conquistar Cartago. Cuando Masinisa muere, dejó el Reino de Numidia a Micipsa, siempre amparado por Roma; pero cuando este murió no quería que quedara dividido el reino y se lo deja a Aderbal. Roma envía África a Marco Porcio Catón en el 118 y éste, siguiendo las órdenes del Senado lo divide en tres: para Aderbal, Hiempsal y Yugurta, éste último con grandes contactos en Roma ya que es apoyado por el clan de los Escipiones.
Yugurta no tardó en eliminar a Hiempsal. Aderbal, asustado, pidió la protección de Roma, y en 116 Lucio Opimio dividió el reino en dos trozos, la oriental con la capital en Cirta quedaba en manos de Aderbal y la occidental en manos de Yugurta. Pero Yugurta acabó por sitiar a Aderbal en Cirta y acorralado pide de nuevo ayuda a Roma, la cual manda un legado a Yugurta diciendo que levante el sitio, pero se niega y así el Senado le declara la guerra en el 111.
Encabeza la guerra Lucio Calpurnio Bestia en el 111, pero la lleva mal; Yugurta que se había criado en el ejército romano y lo conocía bien (había estado en Numancia) sabía de su debilidad y las explotaba. Bestia, pasado su año de mando, decidió que la forma más gloriosa de cerrar el año era la paz, que para los populares era horrible ya que prácticamente se reconocía la derrota de Roma. Esto lleva a que no se reconozca la paz y en el 110 va Spurio Albino, que es derrotado varias veces. Esta situación hace que en el año siguiente, los sectores fundamentales del Senado (Metelo) consigan que Quinto Cecilio Metelo (Numídico) recibiera el mando, llevando como legado a Cayo Mario y es la primera vez que Mario tenga protagonismo (109).
Así en el año 109 la persona encargada de Yugurta es Quinto Cecilio Metelo, representante de una de las familias más importantes del siglo II y que durante el siglo I tendrá una notable presencia en la política romana, encontrándose dentro de los optimate “moderados” que va a intentar a determinados consensos.
Como legado lleva a Cayo Mario, que centrará el desarrollo político de Roma en los siguientes años. Ejemplifica lo que desde época de los Gracos y durante la siguientes República, se define como un “homo novus”, un hombre nuevo, que se ha hecho a sí mismo, un individuo que empieza socialmente desde posiciones no privilegiadas y llegará a alcanzar las más altas magistraturas del Estado (aunque en circunstancias extrañas), llegando a ser cónsul siete veces. Es el “popular” que en el fondo nunca quiso serlo porque quería ser reconocido por los oligarcas, pero acabó por convertirse en el líder popular por antonomasia, muchas veces se mueve entre dos aguas, no está definido políticamente. Aparece con fuerza en el 109, aunque había estado de pretor en la Ulterior cinco años antes acabando con todas las deudas que existían y llegando a costearse su carrera política, tenía buenas relaciones con el ordo ecuestre que se caracteriza por ser el dinamizador económico de Roma.
De esta manera Mario aparece con Cecilio Metelo, al mando de una de las legiones, al ser uno de los legados tenía cierta confianza en él. En un momento dado Mario se vuelve contra los Metelos y acaba oponiéndose abiertamente.
En 109 el cónsul Marco Julio Silano deroga la Lex Iunia Militaris (las medidas militares de los Gracos), permite reclutar más gente, porque en ese año éste es enviado a la Galia Narbonense ya que en la frontera están presionando los pueblos germanos siendo derrotado aquí (Cimbrios, Teutones y Ambrones) y por tanto Roma se ve inmersa en la guerra de Yugurta y los con los germanos a punto de invadir la Galia.
La guerra no avanzó excesivamente y esto lleva a que aprovechando el desprestigio que la derrota de Metelo hace caer sobre los optimates, Mario aproveche para presentarse a las elecciones a cónsul. Metelo intentó que no pudiera hacerlo, pero apoyándose en las asambleas populares Mario gana el cargo para el 107 (consulado I). Mario lo que buscaba era sobre todo llegar algún día a capitanear una fuerza política en Roma, para ello necesitaba victorias militares y por eso las buscaba aprovechándose de que en el ejército tenía una fuerza importante.
Mario se ve en una doble línea, consigue que el tribuno de la plebe apruebe la Lex Manlia de bello Iugurthino, que concede el mando de la guerra a Mario, lo cual no le gustó al Senado. Por otra parte, Mario plantea su reforma militar, a la que el Senado, viendo como cónsul a uno de sus “aliados políticos no definidos”, le pone todas las trabas políticas argumentando la existencia de un ejército en Numancia y el peligro de la Galia, no le dota de ejército y Mario recluta soldados, algo revolucionario, alistó a todo aquél que estuviera dispuesto a luchar sin tener en cuenta su situación social (reforma militar).
Durante todo el siglo II, en el que Roma está guerreando en diferentes frentes, es evidente que la movilización a la cual la sociedad romana es obligada es enorme. Se han hecho estudios del reclutamiento de Roma y es absolutamente duro, se podía reclutar a gente menor de 17 años pudiendo estar hasta los 65 años, y estando hasta más de 25 años, siendo su única esperanza que si sobrevivía se les entregaba un lote de tierra, el encargado de ello era el Senado que saca la tierra del ager públicus.
Las necesidades militares de la República fueron incrementándose a lo largo del tiempo, era necesario aumentar el número de soldados. Era un ejército censitario, pero cada década la cualificación censitaria ha ido descendiendo porque se necesitan soldados. La ventaja es que tenían una cantidad de soldados extraordinarios pero que sostienen una gran presión en la Península Italiana, llegando a veces a tener el 13% de su población movilizada.
Mario lo que hizo fue reformarlo porque con este ejército no se conseguían los objetivos impuestos. En esta reforma del ejército, el soldado de Mario no se parece en nada al del ejército anterior, es un soldado reclutado, en muchos casos, sin que esté reconocido en las clases censitaria (proletarii), encuentra en el ejército una salida porque no tiene nada, son sobre todo campesinos arruinados por el sistema. Este gesto de Marios se saldó con 5.000 alistamientos abriendo las puertas al ejercicio a gente que no tenía salida y que aumentaba en número en Roma, y esto les concedía privilegios.
Las diferencias son fundamentales, los de antes esperan que se Senado les conceda las tierras al licenciarse, ahora no se las exigen al Senado sino a su general, es la gran diferencia, y son fieles primero al general y luego al Estado. Esto le concede un gran poder a Mario cuando después de seis años sea vencedor de Yugurta y de las Guerras Civiles.
La diferencia entre Mario y Sila es que Mario ve el potencial del ejército desde el punto de vista político y lo utiliza de forma popular, en cambio Sila lo utiliza de forma personal.
Como reformas prácticas, las fuentes hablan de “las mulas de Mario” porque este nuevo soldado lleva de todo, pilum, espada, cota de malla, y sus propios cacharros para alimentarse, incluido sus alimentos. Lo que Mario quería es que fueran más rápidos y más contundentes, es decir, que estuvieran profesionalizados, lo convierte en una máquina de combata, casi invencible.
Otro aspecto que Mario adoptó tácticamente fue la cohorte. El sistema tradicional se articula en manípulos, que es la unidad menor compuesta por dos centurias (80 cada centuria) y cada legión tenía unos 30 manípulos. El manípulo es útil, pero eran necesarias unidades más numerosas. De esta manera reúne tres manípulos que forman una cohorte, se presenta como la unidad de combate fundamental. Una cohorte sería 480 hombres divididos en cada centuria. Cada legión tiene 6 cohortes, lo que pasa que la primera es doble, aunque a veces el 50%.
También potencia los mandos medios de la legión, porque no puede controlar los altos mandos, es decir, el centurión, que está al mando de las centurias. Están gradados según la importancia, cuanto más antigua, más arriba estaba la legión. El centurión de la primera centuria de la primera cohorte es el primus pilus. Los mandos superiores están formados por el laticlavio senatorial y el angusticlavius ecuestre. Por otra parte estaban los legatus legiones, los tribunus laticlavius, los tribunus angusticlavius y los praefectus castronum.
Mario introduce otro elemento importante, el águila, será un elemento simbólico ya que une a los soldados y hace que tengan algo en común. 
Con el paso del tiempo y por el propio desarrollo de los conflictos de Roma, el ejército iba profesionalizandose de manera imparable. Fue una lucha que a nivel cuantitativo no tuvo mucha relevancia, pero a nivel cualitativo si, a partir de ahora el ejército será fundamental para el Estado porque en momentos de crisis será lo única que funcione.
Mario se traslada con éste ejército a África. En el 105, Yugurta debe de huir a Mauritania donde el rey Bocco le dio asilo político, Mario le exige la entrega, pero marcha a Roma para presentarse a las elecciones consulares (105, II consulado) y el que captura a Yugurta será el cuestor Sila. El 1 de Enero de 104 Mario para celebrar su victoria pasea a Yugurta por Roma y luego le ejecuta.
Lex Servilia Iudicandi del 106: lucha interna de Roma de cónsul Servilio que intenta devolver los tribunales al Senado aprovechando la tragedia de las dos guerras.

Guerras cimbrias
Es un momento dramático porque es la primera vez que Roma toma contacto con los pueblos germanos. Estos son poblaciones que, a mediados del siglo II a. C., se encuentran ubicadas en el mar Báltico y Dinamarca y no son, por lo tanto, pueblos célticos.
Sin saber el motivo, en torno al 120, llegan hasta el Danubio donde empiezan a presionar a las poblaciones célticas produciéndose el efecto dominó. La historiografía romana cuenta como hay poblaciones que presionan la frontera (escordiscos). Luego cuando giren los germanos a occidente hacia centro-europa ocurre lo mismo con los Boyos.
En 113 esta coalición de pueblos ataca el reino de Noricum, reino que tiene relaciones comerciales con Roma, en 113 el cónsul Carbón se dirige hacía allí y pierde Roma un ejército completo.
Con el paso del tiempo la guerra de Yugurta estalla y los germanos siguen moviéndose pero acaban por presentarse en la frontera de la Narbonense y un cónsul es derrocado. Dos años después los germanos siguen presionando levantando en armas a otros y en 107 Lucio Craso es derrotado por los Tigurinos. Esta derrota de otro cónsul lleva a los tectosages a levantarse contra Roma. Esta revuelta general lleva al cónsul del 106 a luchar contra ellos también siendo derrotado, pero el gran desastre se produce en 105, la coalición de los romanos hacen un gran ejército (el que estaba en la Galia y dos ejércitos consulares más), siendo aplastados por los germanos en la batalla de Arauso.
Luego se dividen, los cimbrios fueron a España y los demás se quedaron en la Galia. Los cimbrios luchan contra los celtiberos y vuelvan hacia la Galia intentando asentarse en la zona de los pueblos belgas y a partir de este momento se dirigen hacia el sur y planifican una invasión de Italia.
La situación se resolvió favorablemente porque en 104 Mario es elegido cónsul y recibe el mando de la guerra contra los cimbrios. Se reclutaron nuevos contingentes. Entre el 104 y el 102 se fortificó la Narbonense, el cauce del Ródano, por donde entraban los teutones y los ambrones, pero en la batalla de Aqua Sextia, Mario los derrota, mientras los cimbrios intentan asaltar Italia a través de los Alpes.
El cónsul Cátulo, con dos legiones, intenta frenar a los cimbrios en Trento, pero tuvo que retirarse porque no se sabía por donde iban a aparecer. Entre los dos derrotaron a los cimbrios en 101. Esto le permitió a Mario salir muy reforzado y los soldados ven en él quien les va a proporcionar las tierras.

Mario y los populares: Apuleyo Saturnino y Servio Glaucia
Mario se retira a Roma consiguiendo su sexto consulado y realizando una serie de medidas destinadas a liberar personas que habían sido esclavizadas ilegalmente, con el objetivo de reclutarlas en su ejército. Los grandes propietarios de Sicilia se negaron a realizar esta medida y forzaron al gobernador a detenerla, y así se produce el levantamiento de los esclavos en el 104. Se sofocó en 101 con dificultades. Es la segunda rebelión de esclavos de Sicilia.
El periodo de Sarturnino y Glacia cierra el siglo II a. C. Saturnino en 104 era cuestor en el Puerto de Hostia y el encargado de facilitar el grano que se reparte a la plebe. En su época hubo una subida de precios y hubo que deponerlo, haciéndose el Senado cargo de su puesto. Saturnino era oligarca pero cambió sus tendencias políticas hacia el grupo popular. Fue tribuno popular en 103 (I) y en 100 (II). Fomenta una serie de leyes:
s Lex Appuleia frumentaria (103): propone la reducción del precio del grano a una octava de su valor real. Se reduce el precio del grano drásticamente, esto hace que se pueda repartir a más gente por lo que tiene el apoyo de la plebe. El Senado frena esta medida con dificultad, se presentó un cuestor con un grupo armado y disolvió la asamblea.
- Lex Servilia indicaria: intenta devolver los tribunales a los caballeros. Esto deriva a la Lex Appuleia de maiestale: nombrar a un tribunal fijo para casos de traición, se aplicaba a los que ejercían altos cargos de gobierno como los caballeros que controlan estos tribunales. Son dos medidas destinadas a atacar el poder oligárquico.
- Lex Appuleia agraria o de colonia in Africam deducendis: entregar a los veteranos de guerra de Mario tierras de África. Se entregan 100 yugueras.
Con esta tercera ley se produce una alianza entre Saturnino y Mario, porque ambos son populares, con intereses personales, pero también es antinatural porque Mario pertenece al Senado, y para que esta ley fuera aprobada habría un enfrentamiento entre Mario y el Senado.
En el 102 son censores Q. C. Metelo Numídico y Q. C. Metelo Caprano. Intentan expulsar del Senado a Glaucia y Saturnino y acabar con la Lex Atinia de tribunas plebis in senatum Legandis, por la que los tribunos pueden entrar en el Senado.
En 101 Glaucia es tribuno y realiza una serie de medidas:
- Medidas antipiratas en el Mediterráneo oriental, que deben aplicar gobernadores de Asia y Macedonia. Se quiere mejorar las líneas de comunicación. Se insta a gobernadores provinciales a que cumplan esa orden. La asamblea popular interviene de modo directo en política exterior por primera vez. Beneficia al grupo del orden ecuestre.
- Lex Repetundarum: tribunales extorsión a equites.
En el año 100 lucha abierta por el poder entre optimates y populares:
Mario, en el años 100, consigue su sexto consulado, tiene problemas con sus veteranos. Glaucia pretende ser pretor, y Saturnino tribunado popular, hay una alianza entre ellos.
- Lex Appuleis agraria: contra la ocuaptio. Se intenta utilizar las tierras que los ejércitos romanos han ocupado para entregarlos a los veteranos de Mario. El Senado era el que tenía la capacidad de ordenar su ocupación y este terreno solía ser ocupado ilegalmente por el Senado (ocupatio), por lo que esta medida choca con intereses del Senado.
- Lex Appuleia de coloniia in Siciliam, Achaiam Macedoniam deducendia.
Los veteranos, al igual que la plebe, quiere tierras, pero gran parte del ager públicus de Roma está en territorio de los socii latinos (aliados) y no se puede repartir. Así se entra en un juego: los veteranos de guerra quieren tierras, la plebe urbana también y las colonias latinas quieren la ciudadanía romana.
La situación se radicalizó porque Saturnino obligó a los senadores a  aprobar la ley agraria en cinco días so pena de destierro, unos se exiliaron y otros quedaron en Roma, lo que produjo que el Senado se dividiera.
En este contexto aparece en Roma una embajada del rey Mitrídates VI Eupator, del Ponto, par pedir un trato de favor a favor de territorios del Ponto, sobornaron a varios senadores y esto fue aprovechado por sectores populares para denunciar la corrupción senatorial. El Senado declara el estado de excepción y ello obligara a Mario a restablecer el orden, lo que hace es detener a Saturnino y Glauco, a los que asesina. Mario, finalmente tendrá que retirarse a Asia.

 

Contenido
» Revolución de 1820

» Revolución de 1830

» Revolución de 1848

» 1872-1878. Alianza Alemania, Rusia y Austria-Hungría

» 1879-1887. Alianza Alemania y Austria-Hungría

» 1887-1888. Alianza Alemania y Rusia
» Guillermo II

» El asesinato de Sarajevo

» Congreso de Viena

» Congreso de Aquisgran




 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Biología en internet