Estás en: Inicio > Consecuencias psicológicas de la jubilación
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


 

 


Consecuencias psicológicas de la jubilación

Significado de la jubilación. A lo largo del siglo XX ha habido un aumento considerable de la esperanza de vida y, con ello, un aumento del tiempo dedicado a la educación, a la vida laboral y a la jubilación. Antes el promedio del tiempo que se estaba jubilado era de 1,2 años (más o menos comprendía el 3% de la vida de un varón). Actualmente, el promedio de la jubilación se sitúa más o menos en 10 años. Hoy, la legislación vigente establece una edad límite para la jubilación: los 65 años aunque, la media real se sitúa en los 60 años (Foner y Schwab). Incluso un número significativo de trabajadores se prejubilan en la franja de los 50 – 60 años de edad. Anteriormente, la jubilación constituía el final de nuestra vida; los sanos permanecían en activo mientras que los sanos permanecían en activo. A medida que el nivel económico se ha elevado la jubilación también se ha visto afectada. Se ha pasado de ver la jubilación como una tragedia a ser el fin por el que se trabaja. Actualmente, la jubilación es considerada como una liberación por unos mientras que, para otros significa la pérdida del rol funcional. Para estos últimos, la incertidumbre de no saber en qué ocupar el tiempo les lleva, en algunos casos, a problemas psicológicos.

Consecuencias psicológicas de la jubilación.

- Mc Goldrik y Cooper (1985): la jubilación no tiene efectos negativos sobre la salud.
- Belsky (1996): Dice que en vez de que la jubilación causa declive en la salud, afirma que el declive de la salud da lugar a la jubilación.
- Nadie está afectado de la misma forma.

- Dedicamos la vida adulta a trabajar.
- El trabajo está socialmente valorado.
- Puede causar malestar psicológico en algunas personas.
- Dos factores influyen en el grado de adaptación a la jubilación:
- Gozar de buena salud.
- No pasar apuros económicos.
- De estos factores nacen las fuentes de estrés en la jubilación, que son una salud delicada y una situación económica poco favorable.

a) Desde el punto de vista del estudio de las personas: - Jubilado infeliz: individuos desdichados y mal adaptados. - La jubilación produce alteraciones en distintas áreas de la persona.

b) Desde la perspectiva de las relaciones sociales:
- Empobrecimiento de relaciones. (más en el hombre que en la mujer)
- Se reducen los contactos.
- Se alteran relaciones familiares y sociales.
- Ruptura con otros grupos de edad.
- Alteración de la vida conyugal.
- El hombre jubilado pasa de tener una relación social más abierta a más cerrada. En cambio en el ámbito rural no existe tal ruptura porque las relaciones sociales no dependen apenas del trabajo.
- En cuanto al sexo la mujer “lleva” más fácil la jubilación que el hombre.

c) Disminución de ingresos económicos.
- Miedos.
- Ansiedad.

d) En cuanto a la autoestima:
- Toma de conciencia de su edad.
- Ruptura de lo activo. Pasa a ser inactivo.
- La entrada “oficial” en la vejez influye de forma negativa en el nivel de autoestima.
- Si la autoestima está fundamentada en el trabajo, ésta se ve amenazada.

Pese a lo que acabamos de ver, en general, la mayor parte de los jubilados están satisfechos y se adaptan bien a las nuevas circunstancias, sin que aparezcan efectos psicológicos adversos coincidiendo con la jubilación.

Las prejubilaciones.

- Hasta hace poco la prejubilación se daba por problemas de salud.
- Ahora, la jubilación anticipada se da por crisis económicas, es decir, por prescindir de puestos de trabajo.
- En muchos casos la prejubilación es una decisión voluntaria.
- Pero están sometidos a presión psicológica desde varios ámbitos:
- compañeros.
- dirección de la empresa.
- Esto lleva a una disminución de la autoestima provocada por:
- sensación de impotencia .
- sensación de infravaloración.

- Problemas detectados
- Estar en casa demasiado tiempo
- Tensiones en la relación de pareja.
- La reducción de contactos sociales.
- Soledad, aburrimiento.....
- Deterioro de la autoimagen. - Grado de satisfacción depende de:
- Condición económica.
- Realización de un programa para la preparación de la jubilación.

Prevención.

- El cese de la actividad laboral no debe identificarse con la inactividad. Esto sólo se consigue cumpliendo alguna función.
- Necesidad de una jubilación más gradual.
- Debería haber distintas edades de jubilación según profesiones.


©2004 Elergonomista.com