Estás en: Inicio > Liderazgo
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Liderazgo en la empresa

De acuerdo con Fayolth, la función administrativa, se define mediante los 5 infinitivos de prever, organizar, mandar, controlar y coordinar. Es una verdadera función de dirección administrativa, pues es la que gobierna la actividad de las otras funciones. Pero hay que diferenciar la función de dirección del ejercicio del mando.
La dirección implica la idea de previsión, determinación de objetivos y los caminos que hay que seguir para conseguirlos y el ejercicio del mando consiste en saber dar las órdenes y conseguir que se ejecuten de la forma más conveniente. Para ser buen dirigente se tiene que se buen jefe. Sin embargo, se puede ser buen jefe sin ser dirigente.
Para mandar hay que saber imponer la voluntad, pero la autoridad no puede imponerse por la fuerza, por la coacción o por el temor. Si no que se gana con la influencia personal.
El buen jefe se hace respetar por sus cualidades morales e intelectuales, preparación humana y competencia técnica, que le aseguran un ascendiente sobre las persona.
La verdadera función del liderazgo consiste en convencer no en imponer.

El liderazgo es algo más que la condición que se le presupone al dirigente de una organización. Existen determinados rasgos (personalidad fuerte, dilatada experiencia frente a las organizaciones, nivel de inteligencia, saber hacer) que ayudan a diferenciar a aquellos que son líderes con respecto a aquellos que no lo son, sin embargo, la concepción del liderazgo está u poco más allá de los atributos del líder, entendiendo que lo esencial está en sus comportamientos, especialmente, en su forma de proceder ante determinadas circunstancias. Todo ello, sin dejar de pensar que el liderazgo implica un compromiso con las personas y a la vez, que el líder debe disponer de determinadas capacidades básicas para poder activar.
Desde el punto de vista de la dirección, el liderazgo puede tener dos acepciones:

El sentido amplio del liderazgo, implica una visión general con una clara proyección al futuro estableciendo lo que se desea para la organización.

En sentido restringido, se centra en la influencia que se ejerce sobre las personas para que estas alcancen los objetivos perseguidos dentro de un plazo de gestión.

Bajo la visión del largo plazo, el líder va a tratar de diseñar y aplicar una determinada cultura organizativa, mientras que la gestión consecuencias de objetivos por lo que decimos que el líder actúa sobre las personas.

Aunque la mayoría de los grupos solamente tienen un líder, en ocasiones está divido entre más de 1 persona. Esta división se establece entre un líder de tarea y en líder socio-emocional. El de tarea se ocupa de la realización o de que se lleven a cabo las tareas encomendadas por los miembros del grupo. Mientras que el socio-emocional que es la persona que más influencia tiene sobre los demás, se encarga de las relaciones afectivas y de la satisfacción de los miembros del grupo.
Los estudios sobre liderazgo indican que normalmente los líderes obtienen en los rasgos “buenas” calificaciones más altas que los restantes miembros del grupo, por ejemplo, se espera que los buenos líderes sean más entusiastas, inteligentes, dominantes, auto-confiados y demócratas que los demás miembros del grupo. Aunque el líder de un grupo tiende a tener más atributos positivos que con otro miembro del mismo, estas características no deben ser tan extremadas que el posible líder llegue a ser considerado como que se “sale de la curva”.
La función más importante de un líder de un grupo es, según Schutz, la de “facilitador” que quiere decir que el líder ha de tener unas aptitudes, el clima emocional, la captación social y la preparación por los objetivos del grupo para que este funcione. En caso contrario, el grupo deja de funcionar o surge otro líder. Actualmente las cualidades humanas de los directivos son cada vez más importantes a la hora de realizar su valía.

 

©2004 Elergonomista.com