Estás en: Inicio > Complejo de histocompatibilidad
 
General
Páginas más visitadas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Microrganismos esporulados
Listeria Monocytogenes
Pseudomonas
Aeromonas
Plesiomonas
Brucelosis
Tularemia
Fiebre Q
Difteria  
Antrax


Complejo de histocompatibilidad

 

RECEPTORES DE LAS CÉLULAS T.

Los linfocitos T reconocen a los antígenos por medio de receptores de la superficie. Reconocen a los antígenos de la misma forma que reconocen a los anticuerpos. Poseen una región variable donde unen a los antígenos.
Los TCR tienen una cadena a de 40000D y una b de 43000D. cada una con un dominio constante. Ca y Cb y dos zonas variables en cada cadena, las regiones variables determinan la unión del antígeno, son glicoproteínas y están en la membrana del linfocito T.
(Dibujo fotocopias).
El antígeno se une a las zonas variables de las 2 cadenas del TCR, el Ag sólo se une si es presentado por otra proteína que existe en las células B.

PROTEÍNAS DE HISTOCOMPATIBILIDAD

Son receptores de superficie de unas moléculas que interacciona con los Ags. Son presentadores de antígenos, interacciona con los Ags y con los TCR.
Están codificados en una región genómica que se llama complejo principal de histocompatibilidad (MHC)
Se les llama también antígenos leucocitarios humanos debido a que fueron descubiertos en leucocitos.
Estructura de las MHC
Hay dos clases:
1.- CLASE I à En todas las células nucleadas hay MHC de esta clase.
2.- CLASE II à Sólo están en linfocitos B, macrófagos y otras células presentadoras de antígenos (APCs).
Son parecidos a los TCR y a inmunoglobulinas, son moléuclas específicas de unión a antígenos, relacionados evolutivamente.
1.- CLASE I: Son proteínas unidas a las membranas de cualquier célula de mamíferos, a diferencia de la clase II.
Los receptores tienen 2 cadenas la cadena a con 3 dominios (a1,a2,a3) y una cadena bm (microglobulina b) que no está codificada en el complejo principal de histocompatibilidad. La cadena b se une a la a. La zona de unión al Ag es una hendidura profunda en la cadena a.
2.- CLASE II: Tienen una cadena a y una b semejante, ambas glicoxilasas. En el extremo amino se encuentra la especificidad al Ag (en ambas cadenas).

            La unión de estas proteínas del MHC con el Ag y el TCR dan en último término la respuesta inmune.
Estas proteínas son las que producen el rechazo en los transplantes, ya que son las responsables de que el TCR reconozca las estructuras propias de las extrañas unidas a estas proteínas.
Cada ser tiene una dotación diferente de estas proteínas. Existen 3 genes o lugares donde se codifican proteínas de la clase I y otros 3 para las proteínas de la clase II.
Cada individuo hereda las proteínas de histocompatibilidad de ambos padres, 3 de la madre y 3 del padre, por eso existe variación entre individuos.
En heterocigosis para estas proteínas tenemos 12 proteínas diferentes que pueden ser o no reconocidas por TCR y provocar o no el rechazo en un transplante.

FUNCIÓN DE LAS PROTEÍNAS MHC.

1.- Clase I: Tenemos una APC en cuya superficie se expresan las proteínas de histocompatibilidad de la clase I (célula diana). Serán sintetizadas en el retículo endoplasmático pasa al citoplasma donde también son sintetizadas proteínas extrañas internas. Si la célula es infectada por un virus, éste usa la maquinaria de la célula para crear proteínas que serán proteínas extrañas internas.
            En el citoplasma se intenta degradar las proteínas extrañas, se liberan péptidos que son reconocidos por la proteína de histocompatibilidad de la clase I y que va a la superficie de la membrana unidas al determinante antigénico que las presente. Esta célula se lo presenta a un linfocito Tc (los linfocitos T citotóxicos son los que reconocen a las MHC de la clase I). La unión del TCR  a las proteínas de la clase I con el Ag es estabilizada por la proteína CD8.
Esta unión desencadena una respuesta que lleva a la destrucción de la célula eucariota que tienen la sustancia extraña en el interior. En la zona de contacto entre las 2 células se liberan unas proteínas llamadas perforinas que acaban por lisar la célula por completo. Por esto a las APC se las llama células diana.

2.- Clase II: Estas proteínas están en macrófagos, linfocitos B o en células dendríticas. El mecanismo es similar al anterior, interviene las MHC de la clase II que se sintetizan unidas a una proteína bloqueante que evita que el complejo de la clase II reconozca a proteínas propias. La unión se estabiliza por el CD4.
Reconoce a proteínas extrañas externas que entran por fagocitosis, unen los determinantes antigénicos y van a la superficie, son reconocidos por las células TH, esto provoca la liberación de citocinas que activan a las células B que sintetizan anticuerpos que sueltan al suero.

MECANISMO DE TOLERANCIA INMUNE. Se  lleva a cabo en linfocitos T y B.
Tolerancia inmune con linfocitos T:
Estos linfocitos terminan de madurar en el Timo. Tenemos células T procedentes de la médula ósea sin diferenciar. Van a entrar en el timo y aquí se generan los TCR que se sintetizan a medida que los linfocitos T maduran. A lo largo de la maduración tenemos linfocitos T con distintos receptores y posteriormente hay una selección positiva, de todos los linfocitos T con diferentes receptores se seleccionan aquellos que sean capaces de reconocer las MHC de la clase I. Los linfocitos con TCR que no reconocen el complejo son eliminados por apoptosis, están programados. Conforme avanza la maduración hay una selección negativa. Los que proliferan pueden o no pueden reconocer Ag o estructuras propias de la célula, del timo. Existen los linfocitos T que se unen a proteínas de histocompatibilidad que a su vez reconocen estructuras propias de las células, estos linfocitos son eliminados y quedan los que no reconocen a la propia célula. A los que son eliminados se le llama clones autorreactivos ya que si siguieran ocasionarían daños a las células (enfermedades autoinmenes). Los que quedan terminan de madurar en el timo y van a los ganglios linfáticos, son capaces de reconocer antígenos extraños.
Anergia clonal: Los clones autorreactivos no son eliminados y se estabilizan unidos a algunas proteínas en órganos linfáticos secundarios. Con el tiempo pueden reactivarse y causan las enfermedades autoinmunes porque dan respuesta contra estructuras del propio organismos.
Tolerancia inmune con linfocitos B: Se produce un fenómeno parecido de selección clonal, se eliminan los anticuerpos autorreactivos.

 

©2005 Elergonomista.com