Estás en: Inicio > origen del mobbing
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


Origen del mobbing

El origen puede ser variado, las hipótesis apuntan a motivos muy distintos que van desde fuertes desencuentros, diferencias, o conflictos de cualquier naturaleza entre hostigadores y hostigados, hasta un nacimiento espontáneo por parte del hostigador que hasta ese momento había tenido una relación normal o incluso buena con la víctima; lo cual le desconcentra aún más. Ligado como norma general a la organización en el trabajo y al modo de resolver los conflictos.

Con relación a la organización en el trabajo, diferentes estudios han mostrado una importante relación entre una organización pobre del trabajo y la aparición de conductas de mobbing.
Ahora desde el punto de vista de la gestión del conflicto por parte de los  superiores, hay dos posiciones que pueden adoptar éstos y que ayudan a incrementar la escala del conflicto: de un lado la negación de la evidencia del problema y de otro la implicación y participación activa en el conflicto con el fin de estigmatizar a la persona hostigada.
Algunas características personales pueden dar lugar a la aparición de este tipo de hechos o situaciones, en principio, cualquiera puede verse afectado. No hay una personalidad que predisponga la aparición del mobbing pero hay una serie de circunstancias que pueden estimular al acosador a comenzar el acoso; son las siguientes:

  1. Personas con cargas familiares, obligadas por ello a permanecer en su empleo.
  2. Empleados con vida personal desestructurada y sin apoyo en la familia.
  3. Gente que representa un envidiable modo de vida entre compañeros y superiores
  4. Profesionales de alto nivel y elevado salario.
  5. Trabajadores íntegros, estrictos con las normas, dispuestos a denunciar algo si no lo consideran justo.
  6. Apreciados y sociables con sus compañeros, despiertan celos entre sus jefes.

Hay una gran diversidad de razones que hacen que un jefe o un compañero se convierta en acosador u hostigador, hay momentos en que los responsables de personal y la dirección de la empresa deberían estar más alerta ya que parecen ser un buen vehículo transmisor de tendencias acosadoras; deberían estar atentos a las a las actitudes de sus jefes o compañeros, estos momentos son:

    1. Situaciones de crisis como una fusión.
    2. Situaciones de elevada carga de trabajo.
    3. De reducción de la jornada sin bajar el nivel de producción.

Algunas estrategias para escudar el acoso son las siguientes:

a) Algunos acosadores escudan sus hechos en una idea falsa de fidelidad hacia la empresa, tienen que deshacerse de un trabajador porque no resulta rentable para la compañía.

b) En muchas ocasiones la barrera infranqueable proviene de la entrada en el departamento, de alguna persona con estudios superiores, sobre todo si el jefe o mando intermedio no los ha cursado. Entonces se comienza menospreciando sus años de estudio hasta llegar a rechazar cualquier propuesta; entonces es posible que los propios universitarios se pregunten lo mismo ¿ y para esto he estudiado?.

c) Hay ocasiones en las que un jefe apreciado o incluso simpático siente amenazada su posición por un nuevo trabajador brillante, entonces dedica un gran esfuerzo a destruirlo hasta que decida voluntariamente marcharse.

d) Es el peor espécimen: hace daño sin  ser consciente de ello, e incluso se permite bromas al respecto.

©2004 Elergonomista.com