Estás en: Inicio > Enfermedad del colon
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Enfermedad del colon

 

DIVERTICULOSIS

CONCEPTO

Presencia de dilataciones saculares en la pared del colon, llamadas divertículos. Realmente son pseudodivertículos porque no tienen todas las capas de la pared colónica; son simples herniaciones de la mucosa y submucosa a través de la muscuar propia y recubertas por serosa.

La definición de diverticulosis es imprecisa porque no se han establecido criterios en cuanto al número y distribución de los divertículos para aceptar su existencia.

ANATOMÍA PATOLÓGICA

La zona más afectada es el sigma, aunque pueden aparecer divertículos también en segmentos proximales e incluso en todo el colon.

Los divertículos se forman en la zona lateral del intsetino, entre el mesenterio y las tenis, justo por donde los vasos nutricios atraviesan la capa muscular para ir a la submucosa.

Su número puede ir desde unos pocos hasta varios cientos.

EPIDEMIOLOGÍA

Mayores de 40 años.

Más frecuente en países desarrollados.

ETIOPATOGENIA

Hay varias hipótesis:

  • Antes se pensaba que se producían por una alteración de la motilidad: esto no ha sido demostrado.
  • Como la incidencia es menor en países subdesarrollados, se piensa que se debe a un bajo consumo de fibra característico de los países occidentales.
  • Edad y colagenopatías: con la edad se deteriora la matriz colágena, con lo que la pared del colon se hace un poco más débil. Lo mismo ocurre en las colagenopatías.

CLÍNICA

  • En el 80% de los casos la diverticulosis es asintomática.
  • En el resto apareen síntomas típicos del síndrome del intestino irritable: se piensa que esto ocurre porque coexisten ambos cuadros, más que por la diverticulosis en sí.
  • Sólo el 5% de los pacientes sufre complicaciones (diverticulitis, perforación o hemorragia).

DIAGNÓSTICO

Normalmente se diagnostica por casualidad al hacer una colonoscopia o un enema opaco por cualquier otra causa.

TRATAMIENTO

  • Pacientes asintomáticos: aumentar el consumo de fibra en la dieta.
  • Pacientes sintomáticos: se sigue el mismo tratamiento que en el síndrome del intestino irritable.
  • Complicaciones: cada una requiere un tratamiento específico, que veremos a continuación.

COMPLICACIONES

DIVERTICULITIS

Es la inflamación aguda de un segmento intestinal con diverticulosis, generalmente el sigma. La inflamación comienza en un divertículo y, por una microperforación del mismo, se va extendiendo por los tejidos adyacentes y da lugar a una peridiverticulitis.

Podemos encontrarnos con:

  • Brotes leves: cursan con dolor, generalmente en fosa ilíaca izquierda (porque la diverticulitis suele afectar al sigma, que es el lugar donde más frecuentemnete hay diverticulosis). Se tratan de forma ambulatoria con dieta líquida y antibióticos.
  • Brotes graves: aparece un abdomen agudo, similar a una apendicitis pero localizado en FII (dolor abdominal, fiebre y leucocitosis).

El diagnóstico se realiza con TAC y enema opacio. La indicación de la colonoscopia es discutible por el riesgo de perforar (si se hace, se insuflará la mínima cantidad de aire posible y se realizará con mucha delicadeza).
Inicialmente se tratan de forma conservadora, con dieta absoluta, líquidos intravenosos y antibioterapia.
Si no responde al tratamiento conservador y aparece signos de irritación peritoneal, se hace un tratamiento quirúrgico urgente. Normalmente se practica la operaciónd e Hartman (resección de la zona afectada con cierre del extremo distal y abocamiento del extremo proximal al exterior en forma de colostomía).

La diverticulitis se puede complicar con:

  • Formación de un absceso.
  • Fistulización.
  • A largo plazo, estenosis intestinal por fibrosis del segmento inflamado.

Tras un peimer episodio de diverticulitis, el riesgo de recidiva es aproximadamente del 25%. Si se produce un segundo episodio, el riesgo es mayor del 50% y habrá que palntearse la resección del segmento afectado.

PERFORACIÓN

Normalmente surge como complicación de una diverticulitis. Si no hay diverticulitis previa, es excepcional.

En los pocos casos en que se produce perforación en ausencia de diverticulitis, ésta suele ser hacia el peritoneo y se trata como un abdomen agudo.

Cuando se produce a consecuencia de una diverticulitis, la perforación suele ser haica un órgano vecino (vejiga urinaria, vagina…).

La clínica es similar a la diverticultis con la peculiarida de el paciente aprecia la emisión de aire durante la micción (neumaturia) o por la vagina.

El tratamiento inicial es el mismo que en la diverticultiis. Una vez resuelta la fase aguda, será necesrio tratamiento quirúrgico para reparar el trayecto fistuloso.

HEMORRAGIA

Se trata de una hemoragia arterial debida a la erosión de la pared de una arteria situada en el fondo del divertículo.

Puede ser desde moderada a masiva y normalmente se presenta de forma aguda.

La hemorragia se origina normalmente en un divertículo próximo al ángulo esplénico (a pesar de que la diverticulosis suele afectar predominantemente al sigma).

Normalmente es autoimitada, por o que se trata de forma conservadora. Si esto no ocurre y el tratamiento conservador no funciona, se detecta el origen por angiografía y se intenta y tratamiento farmacológico intraarterial. Si esto tampoco funciona, se hace una resección quirúrgica.

El riesgo de recidiva tras el primer sangrado es del 20% y tras el segundo, de un 50%, lo cual obliga entonces a plantearse la resección quirúrgica.

 

 

 

©2005 Elergonomista.com