Estás en: Inicio > Edema
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Edema

 

Todas las células y tejidos del organismo dependen necesariamente de que su ambiente hídrico sea normal y de que su aporte sanguíneo sea adecuado. Cualquiera de estos sistemas (o ambos) puede ser (estar) alterado en una amplia gama de procesos clínicos y,  por lo tanto,  los desequilibrios hídricos (edema o deshidratación) y los trastornos hemodinámicos (hemorragia, trombosis, embolia e infarto) no solo son frecuentes sino que también pueden ser mortales. El infarto al miocardio constituye la causa más predominante de muerte en países industrializados. El edema cerebral y pulmonar y la embolia pulmonar, también constituyen causas importantes de muerte. Las hemorragias graves son causa frecuente de morbilidad y mortalidad.

Edema

Acumulo de un exceso de líquido en el espacio tisular intercelular (intersticial) o en las cavidades del organismo. El edema puede ser:

Orígenes: Hemodinámico (transudado).
Linfedema (linfa): trastorno (obstrucción) de tejido linfático.

             El edema localizado: se puede producir en el caso de una obstrucción del flujo seroso (produciéndose la inflamación o hinchazón de una pierna por ejemplo). También puede ser causado por un proceso infeccioso (como los abscesos  causados por Staphylococcus aureus).

            Edema generalizado: es de carácter sistémico como en el caso de insuficiencia cardiaca o de síndrome nefrótico (que se caracteriza por una intensa proteinuria secundaria a la permeabilidad glomerular anómala). Cuando el edema es intenso y generalizado de tal forma que provoca hinchazón  difusa de todos los tejidos y órganos de la economía, especialmente a nivel  del tejido subcutáneo, se denomina Anasarca.

            Exudado: líquido inflamatorio extravascular rico en proteínas, detritus celulares y leucocitos. Se trata de un acumulo de líquido que se encuentran rico en restos celulares, leucocitos, restos proteínicos y por lo general presenta una r>1.020. Se debe a un incremento en la permeabilidad endotelial con la salida de proteínas plasmáticas (principalmente albúmina). Se presenta por infecciones piógenes, TB, etc. (de origen inflamatorio).

            Trasudado: en el líquido de edema de origen no inflamatorio y está relacionado con los casos de insuficiencia cardiaca y nefropatías por lo general no hay (es pobre) proteínas, ni leucocitos, con una rÍ1.012. Únicamente es el acumulo de líquidos.

            El trastorno hemodinámico (trasudado) se presenta cuando se altera la Ley de Starling que es el equilibrio normal de los líquidos (intravascular y extravascular). Se mantiene por la acción de dos grupos de fuerzas opuestas, los que hacen que el líquido tienda a salir de la circulación son la presión osmótica del líquido intersticial y la presión hidrostática intravascular; los que hacen que el líquido pase a la circulación son la presión osmótica de las proteínas plasmáticas (principalmente albúmina) (presión coloidosmótica) y la presión hidrostática tisular. Por lo tanto el equilibrio entre estas fuerzas es tal que en los capilares musculares periféricos existe un movimiento neto de líquidos hacia fuera, pero éste líquido es drenado a los linfáticos, por lo que no se produce edema.

            Los factores que aumentan la presión hidrostática intravascular o disminuye la presión coloidosmótica intravascular dan lugar al aumento de la salida del líquido desde los capilares, con  el consiguiente trastorno hemodinámico el edema.

Nota: en la lesión (por falta de la Angiotecina, que regula las sales) por pérdida de proteínas (principalmente albumina) (o sea la proteinuria) se produce el Edema generalizado (Anasarca).

            Linfedema (edema por obstrucción linfática): la interferencia con el drenaje linfático constituye una causa obvia de expansión volumen de líquido intersticial. Este tipo de edema se localiza en una región linfática concreta (ejm. Axilar o inguinal). Aunque el revestimiento endotelial normal es relativamente impermeable al paso de las proteínas, en el intercambio normal de líquido entre los compartimientos vascular e intersticial “escapa” una pequeña cantidad de albúmina hacia el espacio intersticial. Por lo tanto, en los casos de obstrucción linfática no se puede drenar la pequeña cantidad de líquido que sale de los capilares, ni tampoco la pequeña cantidad de proteínas del líquido intersticial, disminuyendo de ésta forma la presión osmótica efectiva neta de la sangre. A este mecanismo de aparición del edema por obstrucción linfática se denomina linfedema.

            Un ej. Típico, es el edema que se produce en la extremidad superior tras la “Mastectomía” (por cáncer en mama) radical con extirpación de los ganglios linfáticos axilares, o también por radiación axilar.

            Otro ejemplo es la infección crónica por la filaria Wuchereria bancrofti (parásito) que produce bloques linfáticos inguinal produciendo el edema conocido como “Elefantiasis” que es un engrosamiento epidérmico, edema masivo de genitales externos y piernas.

 

©2005 Elergonomista.com