Estás en: Inicio > Enfermedad respiratoria
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Enfermedad respiratoria

 

ANAMNESIS

1. Antecedentes personales:

l Hábitos tóxicos. Sobre todo el tabaquismo, relacionado con el cáncer de pulmón y el EPOC.
l Exposiciones ambientales. Enfermedades pulmonares de origen ocupacional como la neumoconiosis en trabajadores del carbón o la silicosis en trabajadores de minas.

2. Antecedentes familiares:

l Enfermedades hereditarias como la fibrosis quística.
l Enfermedades infecciosas como la TBC pulmonar.

3.  Síntomas:

· Disnea. Sensación subjetiva de falta de aire, puede ser de origen cardiaco o respiratorio. En el caso de la disnea de origen respiratorio puede aparecer de forma brusca como en el asma o la embolia pulmonar o bien de forma paulatina como ocurre en el EPOC.
· Tos. Acto reflejo que se desencadena también de forma voluntaria. Se genera una corriente de aire a gran velocidad que impulsa el contenido de las vías al exterior. Mecanismo de defensa que puede causar el paciente (tratamiento para controlar la tos). Puede aparecer por inhalación de sustancias irritantes o aparece con enfermedad respiratoria. Puede ser seca o productiva (acompañada de expectoración).
· Expectoración. Expulsión de material procedente de las vías aéreas. Ocurre cuando la producción de moco en vías aéreas es excesiva. El material expulsado también recibe el nombre de esputo. Las características del esputo: aspecto, coloración y olor nos puede orientar en el diagnóstico.
· Hemoptisís. Expulsión, por la boca, de sangre procedente del aparato respiratorio. Generalmente indica la presencia de enfermedad grave (cáncer de pulmón o TBC).
· Dolor torácico. El parénquima pulmonar no tienen receptores para el dolor. Donde si hay es en la pleura parietal.  De hecho la mayoría de las enfermedades provocan dolor por irritación pleural;  por eso se habla de dolor pleurítico, esté es bien localizado que aumenta con la inspiración , y con la tos, y es un dolor que limita la movilidad torácica. También existen receptores para el dolor en la mucosa de la traquea. La irritación traqueal provoca dolor (en los catarros), es un dolor urente que empeora con la tos.

EXPLORACIÓN FÍSICA

  1. Inspección.
  2. Palpación
  3. Percusión.
  4. Ausculatación.

La inspección nos permite detectar deformidades de la caja torácica, anomalías en los movimientos respiratorios y también nos permite detectar tiraje. El tiraje es la retracción de los espacios intercostales y también del hueco supraesternal y  de los huecos supraclavicular, que aparece visible en pacientes con dificultad respiratoria; generando grandes presiones negativas en su cavidad torácica lo que implica la depresión de los tejidos blandos hacia la cavidad torácica.

Fuera del tórax la inspección puede detectar la cianosis. La cianosis es la coloración azulada de piel y mucosas que se aprecia en los labios, en la mucosa oral, y zonas acras como las orejas o en la zona distal de los dedos, por falta de oxigenación de la sangre. Se observas las acropaquias (dedos en palillo de tambor) que es una tumefacción de la falange distal con aumento de la curvatura de las uñas. Las acropaquias no son exclusivas de la enfermedad pulmonar, también aparecen en enfermedades cardiovasculares y digestivas.

La palpación y la percusión es útil en la palpación del abdomen. Se percute con la mano diestra a través de la falange distal sobre la mano izquierda (a la altura del dedo medio).

La palpación nos permite valorar la movilidad torácica y valorar la transmisión  de la vibraciones de las cuerdas vocales al hablar (diga 33).

La percusión da un sonido. En condiciones normales  da un sonido claro, si el aire es excesivo el sonido se hace muy timpánico y da un sonido apagado, mate, por falta de aire debido a una condición patológica.

La auscultación se lleva a cabo mediante un fonendo. Escuchamos un murmullo vesicular normal producido por la entrada y salida de aire a través del tejido pulmonar normal de las vías aéreas terminales y de los alvéolos. Es un sonido suave que se oye durante toda la inspiración y el principio de la espiración (porque al final el flujo de aire disminuye mucho y por eso no se oye). La disminución del murmullo vesicular sobre una zona puede indicar una condición patológica pulmonar como puede ser una condensación pulmonar que es la ocupación de los alvéolos. Pueden detectarse ruidos respiratorios anormales:
· Crepitantes. Se producen por el burbujeo del aire sobre el liquido alveolar.
· Sibilancias. Son ruidos agudos producidos por el paso del aire a través de un bronquio estenosado.
· Roncus. Ruidos groseros que se deben a la presencia de mucosidad en el árbol bronquial.
A veces los ruidos anormales se oyen sin necesidad del fonendo como ocurre en el asma.

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS

1. Pruebas de imagen.

l  Rx de tórax PA y lateral.
La densidad radiologica puede ser anormal, por ejemplo: los campos pulmonares pueden aparecer muy negros (hiperclaridad) porque existe un atrapamiento aéreo; o la densidad puede estar aumentada y la Rx puede aparecer demasiado blanca cuando hay condensaciones alveolares.
l TC y RM.
El TC (tomografía computerizada) es el escáner. Emplea rayos X, proporcionando imágenes tomografícas. Nos da costes transversales.
La RM (resonancia magnética) emplea campos magnéticos proporcionando cortes anatómicos en los tres planos.
La RM tiene más definición pero el TC tiene mejor imagen de los huesos, hematoma...

En conjunto delimitan mejor algunas lesiones como los tumores a diferencia de la radiografia.

l Gammagrafía pulmonar.
Consiste en la introducción de moléculas a través de isótopos radiactivos, se llaman radiofármacos. Se administran por cualquier vía y emite una radiación.

Existen dos modalidades:
- Tras inhalación del isotopo radiactivo obtenemos una imagen de ventilación.
- Por vía intravenosa obtenemos una gammagrafía de perfusión (nos informa de cómo es el flujo sanguíneo en el pulmón).

Útil en el diagnóstico de tromboembolismo pulmonar.

l Arteriografía pulmonar. Se inyecta un contraste radiológico y se obtienen imágenes radiologicas.

Nos permite estudiar la luz de los vasos (pulmonares). Se emplea para el diagnóstico de embolia pulmonar.

2. Exploración de la función respiratoria.

l Gasometria arterial. Es la prueba más rápida y eficaz par la evaluación global de la función respiratoria. La función respiratoria es el aporte de oxigeno a la sangre arterial y la eliminación de CO2 de la sangre venosa. Se obtiene una muestra de sangre arterial de la arteria radial.
Valores normales:
pH = 7,35 – 7,45
PaO2 = > 80 mmHg.
PaCO2 = 35 - 45 mmHg.

Hablamos de hipoxemia cuando la PaO2 sea < a 80 mmHg.
Hablamos de hipercapnia cuando la PaCO2 supera de 45 mmHg.

l Espirometria. Es una técnica que permite medir volúmenes pulmonares y la rapidez en que estos volúmenes  (flujos de aire) son movilizados.

En la espirometria forzada se pide al paciente que desde una inspiración máxima realice una maniobra de espiración con el máximo esfuerzo y rapidez posible. Esta prueba nos permite medir:
- Capacidad vital forzada (CVF). Es el volumen total espirado y es un parámetro que nos indica el volumen pulmonar.
- FEV1 (VENS) es el volumen espirado en el primer segundo (es un parámetro de flujo).
- FEV1/CVF (índice de Tiffenau).

La espirometria forzada permite distinguir las alteraciones distinguir las alteraciones ventilatorias de tipo obstructivo de las alteraciones ventilatorias de tipo restrictivo. En las alteraciones ventilatorias de tipo obstructivo  hay una limitación al flujo aéreo por lo que disminuye el FEV1 y también disminuye del cociente FEV1/CVF.  En la alteraciones ventilatorias de tipo restrictivo ocurre una disminución del volumen pulmonar por lo que  disminuye la CVF, y el FEV1  puede mantenerse o puede descender de forma paralela a la CVF, de modo que el cociente entre ambos esta preservado o incluso se eleva (no va a ser un cociente bajo).

3. Otras exploraciones.

l Análisis de esputo. Obtención  de muestras de esputo para estudio microbiológico, para el diagnóstico de enfermedades. También para estudio citológico.

l Broncoscopia. Es una técnica endoscópica y como tal emplea un sistema de fibra  óptica. Permite la visualización directa de las vías aéreas (conducto superior e inferior), también permite la obtención de muestras para estudio anatomopatológico y también para estudio microbiológico. Aparte de sus múltiples aplicaciones diagnosticas puede utilizarse para intervenciones terapéuticas como es la resección quirúrgica de un tumor o extraer un cuerpo extraño.

 

 

©2005 Elergonomista.com