Estás en: Inicio > Esofagitis
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Esofagitis

 

Consiste en la inflamación de la mucosa del esófago.
Causas:

  • Presencia de reflujo gastroesofágico, que es lo más frecuente. Como la mucosa del esófago es más débil que la del estómago, los ácidos la dañan.
  • Infecciones: presencia de bacterias, virus, hongos, etc.
  • Radiaciones.
  • Cáusticos.
  • Otros.

El más importante es la causa primera por lo tanto va a ser la que estudiemos:
Causas de reflujo gastroesofágico:
Aumento de la presión intragástrica: producen un aumento del tamaño del estómago debido a que éste no se vacía.

  • Trastornos del vaciando del estómago como por ejemplo úlceras en el píloro.
  • Ascitis.
  • Obesidad.
  • Fajas, cinturones, etc.

Disminución de la presión en el cardias: que es el esfínter esofágico inferior.

  • Anatómicas: consiste en que el cardias esté fuera de su sitio. Por ejemplo pueda haber una hernia de hiato, en la que el estómago se mete en el tórax habiendo un reflujo muy frecuentemente.
  • Funcionales: consiste en una lesión del nervio vago o de la gastrina, que es la hormona encargada de cerrar el cardias.
      • Puede ser causada por fármacos con actividad anti colinérgica, como por ejemplo los antidepresivos.
      • También puede ser causada por sustancias como té, café, chocolate, nicotina, alcohol, etc.

 La esofagitis puede ser:

  • Leve: los daños son microscópicos. A simple vista no se ve la inflamación.
  • Erosiva: inflamación en la que se observan erosiones en la mucosa de forma lineal que incluso pueden llegar a sangrar.
  • Estenosante: se produce una cicatrización y fibrosis de la mucosa de manera que se reduce la luz del esófago.
  • Esófago de Barret: hay un cambio en el epitelio del esófago, el cual es poliestratificado, pasando a ser cilíndrico o columnal. Esta lesión se considera precancerosa.

Clínica: (en la esofagitis producida por la presencia de reflujo gastroesofágico):

  • Pirosis o ardor retroesternal que se favorece al tumbar al paciente. Éste es el síntoma más frecuente y más importante.
  • Disfagia.
  • Dolor torácico: es un dolor que no calma con glicerina sino que calma con antiácidos. También es un dolor desencadenado por la comida y no por el ejercicio como en la angina.
  • Sangrado: cuando se produce daño sobre algún pequeño vaso.
  • Regurgitación.
  • Fenómenos aspirativos: el contenido del estómago puede pasar a la vía aérea produciendo trastornos respiratorios como laringitis, tos, broncoespasmos etc.

Diagnóstico:

  • Radiografía simple. Por ejemplo para la detección de la hernia de hiato.
  • Radiografía con contraste de bario.
  • pH-metría: consiste en introducción de una sonda que mide el pH. Si el pH está ácido en el esófago es que ha pasado contenido desde el estómago al esófago.
  • Para diagnosticar esofagitis se hace mediante endoscopia o con biopsia.

Tratamiento:

    • En primer lugar tenemos unas medidas generales:
      • Elevar la cabecera de la cama.
      • Las comidas se hacen aumentando el número y disminuyendo la cantidad de lo ingerido. Debe esperarse como mínimo 2 horas antes de acostarse.
    • Antiácidos.
    • Fármacos:
      • Anti H2, los cuales tienen un efecto antisecreción gástrica.
      • Fármacos que favorecen el vaciado como por ejemplo la metroclorpropamida.
    • Cirugía: se utiliza la técnica denominada fundus duplicatura, en la que se dan puntos para unir el fundus del estómago y evitar que se deslice hacia el tórax.

     

©2005 Elergonomista.com