Estás en: Inicio > Inmunologia clinica
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Inmunologia clinica

 

La inmunología estudia los mecanismos por los cuales los seres vivos se defienden de todo lo que le es extraño (microorganismo y sustancias tóxicas). Aunque también puede desempeñar un papel en la defensa antitumoral (actuando ante células tumorales).
Existen dos tipos de inmunidad:

  1. Inmunidad natural o no especifica.
  2. Inmunidad adquirida o especifica.

Inmunidad natural. Constituida por: barreras epiteliales, secreciones, macrófagos,  natural killer, sistemas del complemento, interferones.

Inmunidad adquirida. Se pone en marcha cuando una sustancia extraña (antígeno) se pone en contacto con el sistema inmune  dando lugar a la memoria inmunológica: hay una primera respuesta, menos intensa, y en sucesivas  contactos se dan respuestas secundarias más potentes.

Existen dos grandes poblaciones de linfocitos, que son los encargados de la inmunidad especifica:
- Linfocitos  B. Encargados de la inmunidad humoral.
- Linfocitos T. Encargados de la inmunidad celular. Existen dos subpoblaciones:
            Linfocitos T citotóxicos (CD 8).
            Linfocitos T helper (CD 4+).

La inmunidad especifica se basa en la selección clonal; el Ag selecciona aquellos linfocitos que son capaces de reconocerle de forma especifica y esos son los que proliferan. Los linfocitos activados ponen en marcha distintos mecanismo para eliminar el antígeno:
l Los linfocitos B activados se transforman en la célula plasmática que sintetizan inmunoglobulinas (anticuerpos). La unión antígeno-anticuerpo favorece fenómenos destinados a la eliminación del antígeno por inflamación o fagocitosis.
l Los  linfocitos T citotóxicos lisan las células tumorales e infectadas por virus.
l Los linfocitos T helper colaboran con los linfocitos B, con los linfocitos T citotóxicos y con las células fagocíticas.

INMUNOPATOLOGÍA. Es un sistema de defensa para el organismo, en ocasiones esta implicado en la génesis de enfermedades. Puede ocurrir que las reacciones inmunológicas tengan efectos indeseables para el organismo (como cuando hay fenómenos de hipersensibilidad o alergia,  autoinmune/autoinmunidad o hay rechazo de trasplante).
En segundo lugar puede ocurrir que las reacciones inmunológicas sean insuficientes y esto acontece a las llamadas inmunodeficiencias.

HIPERSENSIBILIDAD. Se emplea el término para designar una serie de reacciones inmunológicas que se caracterizan por que la respuesta es excesiva o bien porque se produce frente antígenos que normalmente son bien tolerados. Estas reacciones se acompañan de efectos perjudiciales par el organismo.
Clásicamente se han descrito varios tipos de reacciones de inmunología según mecanismo de aparición: las más conocida reacciones de hipersensibilidad tipo I o inmediata. Estas son reacciones mediadas por IgE.

Alergia: hipersensibilidad inmediata. Son reacciones de instauración rápida que se producen como consecuencia de la liberación de histamina y otras sustancias por dos tipos de células: los mastocitos o células cebadas y los PMN basófilos.

Etiopatogenía: las personas susceptibles cuando entran en contacto  con el alergeno (como ejemplo: pólenes, ácaros, fármacos, derivados de la epidermis animal, veneno de insectos, alimentos...) sintetizan IgE especificas para ese Ag que se dispone sobre la superficie de los mastocitos y basófilos (se dice que el sujeto esta sensibilizado). Ante nuevos contactos el alergeno se une a la IgE y esta unión provoca la degranulación de histamina y otros mediadores de la alergia hacia el espacio extracelular. Los efectos en el organismo:
- Contracción del tejido muscular liso.
- Secreción de glándulas mucosas.

  1. Aumento de permeabilidad de los vasos.

Mediante estos efectos pueden tener lugar reacciones locales como la rinitis alérgica (afectación de las fosas nasales) acompañada de conjuntivitis; asma bronquial alérgico (episodios de bronco espasmo); urticaria es un cuadro caracterizado por la aparición de habones pruriginosos y son evaporescentes). También llamado angioedema (tumefacción de tejidos laxos: lengua, faringe, párpados...)

También se puedan dar reacciones generales. Un tipo que conocemos como anafilaxia o shock anafiláctico (es grave, puede provocar la muerte del paciente), apariciones: cutáneas, respiratorias (broncoespasmo, edema de laringe), digestivas (vómito), cardiovascular (schock o hipotensión).

Se utiliza el término atopia para denominar una predisposición a sufrir reacciones alérgicas. Puede ser de carácter familiar.

AUTOINMUNIDAD

Una característica importante del sistema inmune es la tolerancia inmunológica.
Autoinmunidad cuando el sistema inmune actúa contra Ag propios, es decir, se pierde la tolerancia inmunológica.

Los mecanismos que ponen en marcha fenómenos de autoinmunidad pueden ser variados, se piensa que en muchos casos que el origen puede ser una infección. En teoría existen dos mecanismos por lo que una infección puede dar lugar a ellos:
- Unión del Ag del germen a los Ag del tejido.
- Puede existir una reactividad cruzada de Ag del germen y  Ag propios, es decir, determinados Ag pueden ser similares bioquímicamente a un Ag del huésped.

Las enfermedades autoinmunes pueden afectar a una sola estructura u órgano (miastemia gravis, diabetes tipo I...) o pueden provocar enfermedad diseminada (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico)

También existe predisposición familiar a padecer enfermedades autoinmunes.

RECHAZO DE TRASPLANTES.Cuando se transplanta un órgano de un individuo, a otro el sistema inmune del receptor reconoce como extraños los Ag del donante y lo rechaza y se desencadenan reacciones, por lo que el organismo no es viable.
Los Ag responsables del rechazo son los Ag del sistema ABO y los del complejo mayor de inmunohistocompatibilidad (MHC)
Para evitar los rechazos, dos tipos de medios:

  1. Buena selección de donantes; que tengan el grupo sanguíneo del sistema ABO igual y los Ag del MHC sean lo más parecido posible a los del receptor.
  2. Frenar la respuesta inmunológica del receptor administrando inmunosupresores.

INMUNODEFICIENCIAS. Incluye una serie de síndromes y enfermedades, en las que se produce un fallo cualitativo o cuantitativo del sistema inmunitario.
Existen dos tipos:
l Primarios. Alteraciones intrínsecas del sistema inmune (es defectuoso).
l Secundarios. Son los más frecuentes. En los cuales el sistema inmune previamente era normal pero sufre las consecuencias de factores nocivos ambientales (como la nutrición, fármacos inmunosupresores) o determinadas infecciones (como el SIDA).

El principal dato analítico del SIDA es la disminución de linfocitos T CD 4+ (los helper) porque el virus ataca predominantemente a estos.

Las principales consecuencias:
- Predisposición a padecer infecciones (neumonia por Pneumocystis carinni) excepcionales u oportunista.
- Aumento de la aparición de neoplasias (sarcoma de kaposi muy frecuente en pasicentes con SIDA).

 

 

©2005 Elergonomista.com