Estás en: Inicio > Linfadenopatias
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Linfadenopatias

 

Los ganglios linfáticos son órganos que hacen parte del sistema inmune y tienen una importante función como sitio de linfocitos T; pueden aumentar de tamaño por lesiones tumorales y no tumorales; dentro de los tumores los linfomas o los de tipo metastásico; otro gran grupo es el de las entidades no tumorales pero que dentro de su historia natural presentan aumento de los ganglios; el 85% lo hace por causas no neoplásicas.

El grupo infeccioso es principalmente por la mononucleosis infecciosa por el VEB; por las infecciones bacterianas; por hongos -mas común en pacientes inmunosuprimidos-; las enfermedades autoinmunitarias; artritis reumatoidea; LES; vacunas; drogas como los antoconvulcionantes -difenilhidantoína-. Las linfadenopatías  reactivas se clasifican de acuerdo al patrón histológico que produzca el ganglio linfático que a aumentado de tamaño.

En la corteza están las células de tipo B; la médula por tipo T y los cordones del ganglio por células plasmáticas; histológicamente es en donde prolifera con menor reacción; por lo tanto hay foliculares; sinusoidales; corticales o medulares; otras son de tipo paracortical.

* Hiperplasia folicular: de tipo autoinmune; artritis reumatoidea; síndrome de Sjören -síndrome sin lágrimas y sin saliva-; y las infecciones en donde sífilis y VUH se implican. Este patrón es común en niños y adolescentes; en el cuello; casi siempre por infección del tracto superior; generalmente de tipo bacteriano.

El folículo linfoide tiene células del manto y centro germinal; es una estructura totalmente de tipo B; allí son centrocitos y centroblastos. La artritis reumatoidea se caracteriza porque hay reacción contra las sinovias de las articulaciones; es mas frecuente en mujeres y en las manos; hay hiperplasia folicular. La sífilis es una linfadenopatía reactiva de patrón folicular.

La infección por VIH en las etapas tempranas produce linfadenopatías y luego estos ganglios empiezan a atrofiarse; si continúan en crecimiento se debe a patología tumoral o a infecciones oportunistas.

* Hiperplasia difusa: hay borramiento total o parcial de la arquitectura; con proliferación de inmunoblastos; hay una gran asociación a VEB por la mononucleosis infecciosa; hay linfocitos atópicos.

* Hiperplasia mixta: puede combinar varios factores; principalmente el difuso y el folicular se da en toxoplasmosis; y las infecciones por Bartonella henselae como la fiebre por arañazo de gato y el linfogranuloma venéreo; en donde no hay hiperplasia; hay granulomas o abscesos  en forma de estrella.

En LES se tiende a producir respuesta mixta; pero la linfadenopatía no es uno de los síntomas mas frecuentes que se diagnostican; lupus es mas frecuente en mujeres.

Otra de patrón mixto es la linfadenopatía dermatológica o dermatopática por hiperreactividad al rascado; puede ser infeccioso o por hongos. Las linfadenopatías granulomatosas no tienen tanta importancia sino hay que establecer rápidamente el Dx; por TBC; lepra, sífilis; arañazo de gato.

* Hiperplasia sinusoidal: es común en los ganglios que tienen metástasis; las otras entidades que lo causan son muy raras.

Para biopsiar se debe tener en cuenta que el paciente debe ser mayor de 40 años; el ganglio debe medir mas de 2 centímetros; debe ser duro; no doloroso y supraclavicular.

El ganglio supraclavicular izquierdo o ganglio de Virschow siempre es patológico.

 

©2005 Elergonomista.com