Estás en: Inicio > Patologia gastrica
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Patologia gastrica

 

El tracto superior; la consulta es generalmente por disfagia, pirosis, regurgitación, hematemesis que por otro lado son síntomas similares a la patología de estómago.

Las malformaciones congénitas de la tráquea  y el esófago que se derivan del intestino anterior; el esófago se origina al unirse dos tubos el cefal y el caudal; si no se fusiona de manera correcta esto dará malformaciones; dos sacos ciegos; alguno de los dos sacos agenésicos desemboca en la tráquea originando una fístula; pueden ser únicos o de los dos segmentos, o el tubo normal y con un vestigio que se comunica con la tráquea, hay además estrecheces o atrofia del esófago; son niños que bronco aspiran con gran facilidad; lloran mucho; no quedan satisfechos al comer y  tienen una marcada hipoglicemia. La gran mayoría de patologías de esófago son de tipo motor; puede haber anillos o pliegues del primer segmento que es el síndrome de Plumier- Vinson; la acalasia que es por pérdida del plexo mioentérico que se manifiesta como una dilatación y como el sector que lo ha perdido no puede transmitir la señal eléctrica esta rígido; puede ser adquirida o congénita pero es más frecuente que sea adquirida.

Las laceraciones producidas por vómitos excesivos se conocen como el síndrome de Mallory - Weiis. La acalasia es un defecto de relajación; dentro de las obstrucciones internas se observa cuando  la subclavia derecha pasa por detrás del esófago produciendo una obstrucción.

El divertículo por pulsión es la herniación de una parte de la mucosa esofágica por entre los haces musculares cricofaríngeos y se llama el divertículo de Zenker que se puede llenar de comida; ulcerarse y rasgarse, infectarse y producir mediastinitos. Generalmente los divertículos por tracción  son por mediastinitos.

La hernia hiatal es de dos tipos; una deslizante y una paraesofágica; son patologías que se descubren cuando hay aumento en la presión intrabdominal sea por embarazo o por obesidad mórbida; la hernia paraesofágica es cuando un segmento del estómago desciende por el tórax y es una complicación quirúrgica muy rara, el epitelio del esófago es escamoso a diferencia del epitelio glandular del estómago que es resistente al HCl  y por ello cuando hay reflujo puede lesionarse la mucosa escamosa.

Esto es común en los bebes debido a una inmadurez del plexo mioentérico; hay algunos pacientes que por obesidad lo sufren; también luego de grandes comidas luego de ubicarse de cúbito-dorsal; el alcohol; el tabaco también lo inician. La esofagitis es la inflamación secundaria al reflujo es conocida como esofagitis péptica; la respuesta es de dos tipos, de lato grado o de bajo grado que se caracteriza por una acantosis; si es de alto grado hay una ulceración por exceso de PMN y se puede complicar con divertículos de tracción. La esofagitis es mas frecuente por un  agente químico  endógeno; los exógenos como alcohol; otras más raras como frío, calor, sondas o por infecciones que puede ser por candidiasis esofágica que es un marcador de inmunosupresión  y en otros pacientes con antecedentes de radioterapia; quimioterapia.

Las estrecheces esofágicas son de difícil manejo.

Una complicación del reflujo es el esófago de Barret que inicialmente fue llamado un endobraquiesófago y se consideraba al encontrarse cualquier tipo de epitelio glandular y se observó que es una alteración tardía del reflujo; se puede tornar metaplasia y llegar  a ser  adenocarcinoma; esófago de Barret se usa solo para la metaplasia intestinal especializada o la metaplasia colónica en el esófago distal porque es la única con mutación de p53; antes se consideraba la mucosa fúndica o la cardial pero desde 1992 solo se acepta  la intestinal que es la que tiene un grado de displasia que podría evolucionar a cáncer.

En adenocarcinoma clásicamente se presenta en el tracto inferior del esófago; las complicaciones de una hernia o de un reflujo hay molestias como laringitis; otitis  y en ocasiones neumonía.

Las várices esofágicas son causadas por hipertensión portal; alcanzan grandes dilataciones que pueden romperse y sangrar; está asociada frecuentemente a cirrosis.

Por cuerpos extraños como prótesis dentales; monedas; huesos que se pueden enclavar y rasgar la mucosa esofágica.

El esófago rara vez se compromete en enfermedades sistémicas; se observa en la enfermedad de Crhon; la esclerodermia.

Hay tumores benignos que son hallazgos incidentales; son de tipo epitelial; frecuentemente papilomas y los de tipo estromal son leiomiomas; los lipomas; neurofibromas que son raros, casi nunca dan síntomas a menos que crezcan y que se obstruya el órgano.

Los tumores malignos son curiosidades; son el 10% de los tumores gastrointestinales; varían en su presentación según geografía; es frecuente en Irán y en China. En occidente el alcohol y el tabaco son  factores de incidencia; es mas frecuente en hombres; en Latinoamérica las zonas de incidencia son Puerto Rico y Chile.

La mayoría de tumores son escamocelulares en el tercio superior y medio; los del tercio inferior suelen ser adenocarcinomas, pero el escamocelular es mas frecuente; además han aumentado en su incidencia en el tercio inferior y se dificulta saber si son originados en la metaplasia intestinal del esófago de Barret, estos tumores dan metástasis según su ubicación; la sintomatología clínica varia según  el paciente; estos tumores se Dx en estadios muy avanzados y la supervivencia es muy baja.

En las endoscopias hay que observar de manera detallada el esófago y buscar las pequeñas lesiones. N número muy importante de los carcinomas esofágicos son asintomáticos pero presentan síntomas de patología benigna.

Japón es un país en el que el cáncer gástrico y el esofágico de tracto inferior son detectados rápidamente y de forma temprana.

Cuando la diferenciación es difícil se llama tumor adenoescamoso y son mucho mas raras las patologías tipo fibroma, linfoma, leiomiosarcomas.

 

©2005 Elergonomista.com