Estás en: Inicio > Respuesta antitumoral
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  

Respuesta antitumoral

 

No todas las células conservan su capacidad mitótica durante la vida del individuo; en los tumores hay pérdida de quiescencia  entre las células adultas y las que están entrando a ciclo celular; esto es porque se pierden los reguladores del mismo; los oncogenes RAS, TAFs, Myc y los supresores como Rb y p53 están afectados, así mismo como los genes de la apoptosis. Son importantes todos los pasos de la regulación celular porque en cualquiera de ellos se puede producir el fallo que será tumorogénico;  los tumores expresan antígenos que son reconocidos como extraños pero la respuesta inmune no logra detener el crecimiento del tumor; las enfermedades tumorales son las únicas enfermedades crónicas que tienen cura. La respuesta inmune es de tipo adaptativo con respuesta de células tipo T CD8, los antígenos específicos a los que responden deben ser buscados; por medio de genotecas de cDNA tumoral para ser transfectado luego de ser lisado con células CD8  en cultivo; hay diferentes tipos de antígenos tumorales, los hay en muy baja concentración por eso el microorganismo no los reconoce de forma normal, pero dentro de la anomalía del cáncer se secretan en altas concentraciones y es reconocido; uno de los tumores que mas se estudia es el melanoma porque es de fácil resección.

La producción de anticuerpos es importante ya que estos pueden actuar como opsoninas; las células NK también son muy útiles, son un mecanismo alterno, así como los macrófagos. Los linfocitos específicos para los antígenos tumorales son activados por células presentadoras de antígeno que ha su vez activan a las CD4 que generan citoquinas y estas orientan a el linfocito activado hacia el tumor.

Los tumores pueden evadir la respuesta inmune impidiendo la expresión de las moléculas de MCH I; pueden perder la expresión de antígenos que generaron respuesta además pueden no inducir respuesta en los CD8; los productos de las células tumorales pueden inducir tolerancia inmunológica.

La inmunoterapia se hace por medio de la estimulación del huésped con vacunas aisladas a partir de los tumores o potenciar la respuesta produciendo linfocitos en proliferación con respuesta al tumor  después de su activación in-vitro.

 

©2005 Elergonomista.com