Estás en: Inicio > Secrecion gastrica
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Secrecion gastrica

 

El estómago tiene una secreción aproximada de 3 l al día en la cual hay una gran cantidad de sustancias que intervienen en los procesos de digestión, absorción, control de la secreción, etc.

Células

  • Células mucosas: secretan moco y bicarbonato. Son importantes para contrarrestar la secreción ácida.
  • Células parietales: secretan ácido clorhídrico y factor intrínseco que es necesario para la unión a la vitamina B12, para que esta se pueda absorber.
  • Células principales: segregan pepsinógeno, que es una encima que digiere las proteínas. Esta enzimas se encuentra inactiva y gracias al ácido clorhídrico se activa y transforma a pepsina realizando su función.
  • Células G: predominan en el antro gástrico y se encargan de segregar gastrina, que estimula la secreción gástrica.
  • Células cebadas o mastocitos: liberan histamina para la secreción ácida. En el estómago se encuentran los receptores H2 de las células parietales a los cuales se une la histamina.
  • Células D: secretan somatostatina que inhibe la secreción gástrica.

Fases

  • Fase cefálica: aquí se forma un estímulo de secreción mediante el nervio vago, que es el X par, donde los estímulos que lo producen son el olor, sabor, la visión de alimento, etc.
  • Fase gástrica: se produce cuando el alimento llega al estómago. Hay un estímulo parasimpático sobre el nervio vago y también se estimula la secreción de gastrina.
  • Fase duodenal: mientras el bolo pasa por las zonas del intestino se sigue segregando jugo gástrico a pesar de haberse vaciado el estómago.
  • Función interdigestiva: el nervio vago sigue mediando una secreción basal de ácido. Esto no es constante durante todo el día de manera que es máximo durante la noche y mínimo sobre las siete de la mañana.

            Es importante conocimiento de las diferentes fases para realizar un tratamiento y una dosificación adecuada de los fármacos.

Defensa de la mucosa
            La secreción es muy fuerte en estómago por lo que éste está preparado para la defensa:

  • El moco: se encuentra en la parte superior de las células de la capa mucosa de manera que las protege y aísla del ácido del estómago.
  • El bicarbonato: en estas células mucosas se encuentra el bicarbonato, el cual no se expulsa al exterior sino que se queda en la zona ayudando a proteger la mucosa.
  • La barrera mucosa: son las fuertes uniones que tienen las células de la mucosa gástrica entre sí.
  • Secreción de prostaglandinas: sobre todo de prostaglandinas E que estimulan la secreción de moco y bicarbonato y protegiendo a las células gástricas. Es importante saber que farmacológicamente podemos dar estas prostaglandinas y contribuir a la protección.

ALTERACIONES DE LA SECRECIÓN GÁSTRICA
Hiperclorhidria: consiste en un exceso de la secreción gástrica por unidad de tiempo.

  • Situación que produzcan un retraso en el vaciado gástrico como por ejemplo úlceras duodenales.
  • Sustancias que aumenten la secreción de ácido. Por ejemplo el alcohol, nicotina, café, etc.
  • Aumento en el estímulo del nervio vago. Por ejemplo producido por el estrés, o tratamientos de cirugía.
  • Que haya un aumento en el estímulo por parte de la gastrina. Por ejemplo tumores que segregan gastrina o sustancias parecidas. Esto ocurre en el síndrome de Zollinger-Ellison, que son tumores del páncreas que segregan gastrina y que a su vez también ayudan a producir úlceras.
  • Aumento del estímulo de histamina. Por ejemplo en enfermedades alérgicas, mastocitosis, etc.

Hipoclorhidria: consiste en una disminución de la secreción ácida por el estómago por unidad de tiempo y se debe no sólo a una situación basal sino también por una disminución de la estimulación.
Cuando la secreción es nula hablamos de aclorhidria. Se produce por:

    • Gastritis atrófica: atrofia de las células mucosas del estómago.
    • Enfermedades generales: pérdida de la capacidad de segregar ácido por ejemplo en la desnutrición, hipotiroidismo, anemias ferropénicas.
    • Cáncer gástrico: que disminuye la secreción.

     

©2005 Elergonomista.com